Comparte:
POEMA DE UN HIJO A SU PADRE 

No me des siempre todo lo que pida,
a veces yo sólo pido para ver cuánto puedo obtener.

No me des siempre órdenes;
si a veces me pidieras las cosas lo haría con gusto.

Cumple siempre tus promesas;
si me prometes un premio o un castigo, dámelo.

No me compares con nadie
Si me haces lucir peor que los demás seré yo quien sufra.

No me corrijas delante de los demás,
enséñame a ser mejor cuando estemos a solas.

No me grites,
te respeto menos cuando lo haces y me enseñas a gritar.

Déjame valerme por mi mismo
o nunca aprenderé.

Cuando estás equivocado admítelo,
y crecerá la opinión que tengo de ti.

Haré lo que tú hagas,
pero nunca lo que digas y no hagas.

Cuando te cuente mis problemas,no me digas no tengo tiempo;
compréndeme y ayúdame.

Quiéreme y dímelo, me gusta oírtelo decir.

Autor del poema: Anónimo

78.26%

votos positivos

Votos totales: 5976
Añade tus comentarios