REDONDILLA CASTELLANA 

Cuando dejaba la guerra
libre nuestro hispano suelo,
con un repentino vuelo
la mejor flor de la tierra
fue trasplantada en el cielo;
y, al cortarla de su rama,
el mortífero accidente
fue tan oculto a la gente
como el que no ve la llama
hasta que quemar se siente.

Autor del poema: Miguel de Cervantes Saavedra

85.00%

votos positivos

Votos totales: 340

Comparte:
Añade tus comentarios