SOLES PONIENTES 

Una aurora fría
vierte en el trigal
su melancolía
de hora vesperal.
La melancolía
como una canción
de suave emoción
mece el alma mía,
mientras muere el día.
Sueños irreales
cruzan por mi frente
como fantasmales
sombras del poniente.
Son a sus reflejos
fantasmas bermejos;
pasan por mi mente,
cual soles irreales
en los arenales
rojos del poniente.

Autor del poema: Paul Verlaine

100.00%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:
Añade tus comentarios