TUYO 

Tuyo, tú –y– yo, cuerpo
gozado, alma gozosa
sin distingo, ¡dios mío!
Dios de quién, si
nunca supe distinguir
quién fue cuerpo
de quién –alma de quién.

Autor del poema: Ernesto Mejía Sánchez

63.64%

votos positivos

Votos totales: 11

Comparte:
Añade tus comentarios