UN DÍA ESTÁS, AL OTRO NO 

El humo cuelga en la estancia
como un chiste malo.
Lou Reed habla
de familias rotas
desde los altavoces:
«La verdad es que sólo están contentos
cuando sienten dolor.
Por eso se casaron...»
¿Y yo? Yo no digo nada.
Apago el cigarro.
Otro día va a morir.

Autor del poema: Roger Wolfe

75.00%

votos positivos

Votos totales: 64

Comparte:
Añade tus comentarios