UN DÍA DE VERANO, EN LA MONTAÑA 

Agito suavemente un abanico de plumas blancas,
sentado, la camisa abierta, entre las hojas verdes.
Me quito el sombrero y lo cuelgo de un saliente en la roca;
Desde los pinos la brisa se desliza
sobre mi cabeza desnuda.

Autor del poema: Li Bai (Li Po)

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:
Añade tus comentarios