YA NO HAY GRISES 

Ya no hay grises,
no puedo ni siquiera intuirlos.

No sé el cómo ni el porqué,
pero si cuando los perdí.

Tu luz borró las sombras de mi mundo,
y ahora estoy aprendiendo de nuevo a vivir.

Ya no hay más grises,
y todo ello es gracias a tí.

El solo hecho de saber que existes,
me hace ser más feliz.

Y aunque aún no conozcas quién soy,
yo ya te he regalado todo mi corazón.

Autor del poema: George Pellicer
(Colaborador de Yavendrás)

75.00%

votos positivos

Votos totales: 56

Comparte:
Añade tus comentarios