25 Poemas de reflexión 

Viviendo La Vida

Enviado por gabl  Seguir

Viviendo por siempre.
Mi alma como mis pies están cansados, ellos de pisar la aridez del suelo y mi alma de andar desnuda, aterida de frío, de la soledad del camino, de la vida tan corta, tan pasajera.
Quiero olvidar como comencé a pisar con los pies descalzos, desnudos, por qué anduve por la senda errada de la tristeza y no de la alegría como estado emocional.
Volverla perenne, no transitoria. Quizás eterna y que muera conmigo cuando sea el momento. Mientras me quede vida, la viviré a plenitud, por ratos, por horas, pero siempre retenida a mi lado.
No te irás, así echen tierra sobre mi cuerpo, sábanas, cobijas, o cualquier otra cosa que me abrigue del frío de la muerte. Sé que eres efímera pero te mantendré firme a mi lado.
Haré que perdure, hasta que la piel se arrugue, que los años se vuelvan viejos, tan viejos como el siglo pasado. Entonces quedará el recuerdo y la vida continuará, en otro ser, en otro cuerpo.
Aunque me ganes al dejarme solo, y mi cuerpo se sume a la tierra, seguiré viviendo en mi descendencia, en los hijos, en los nietos, en las cosas, en los papeles, en mi nombre en otros labios, en la eternidad.

gbl
09/04/2018
Derechps Reserrvbados de Autor

60.00%

votos positivos

Votos totales: 15

Comparte:

Recuerdo infantil

Enviado por yedra  Seguir

RECUERDOS


Recuerdos... apenas esbozados en la memoria,pero duraderos por los rincones de la mente.
¿Porque momentos apenas insignificantes perduran y otros se esfuman sin dejar rastro?

Hora de la siesta en la habitación de la calle Cetina...

Retazos de luz se cuelan suavemente entre las rendijas de la puerta.Todo es penumbra excepto esos trazos de luz inquieta que dibujan formas exteriores imprecisas e inconexas.

Yo no puedo dormir y asisto al baile cambiante de de la tenue luz.
Algo cruza y se aleja,las hojas de la parra parecen bailar y asomarse entre el nimbo de claridad en movimiento.

Todo es quietud y silencio en la tarde tranquila de la hora de la siesta y aunque yo no duermo juego a imaginarme formas y cosas que me guiñan cómplices a través de las pequeñas rendijas de la vieja puerta.

¿Que es la memoria? ¿porque retiene momentos simples y los guarda como un tesoro? ¿O en realidad no son tan simples? ¡quien sabe!

Acaso sea que a veces no elegimos lo que graba el corazón y un simple instante mágico en el que estamos a solas con nosotros mismos tenga un valor que no llagamos a entender.

Sombras,retazos de luz a través de una puerta en la oscuridad,una tarde silenciosa salpicada por algún canturreo espontaneo de pajaritos inquietos...¡perennes en la memoria!

autor:YEDRA

60.00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:

Años,

Enviado por gabl  Seguir

Vagando en el tiempo
como alma peregrina,
pasé la vida dejando atrás
los años vencidos, vanos y fútiles,
atados a la amargura.
gbl
19/08/2017
Derechos Reservados de Autor.

53.85%

votos positivos

Votos totales: 13

Comparte:

CODICILO DE POETA

Os lego, amigos, sencillamente,
los tres humildes quehaceres de siempre:
vivir (y comer) con decoro cada día;
si podéis, encauzar codicia y lujuria;
pensar ( creer o dudar )
en la certeza y las hipótesis
de la muerte de la carne
y la vida nueva del alma.

No hay nada más que hacer; y ya basta.
El resto es literatura.

Autor del poema: Pere Quart

52.64%

votos positivos

Votos totales: 454

Comparte:

EL PENSADOR

Sentado en medio de los chisporroteos, de las babas
del siglo, de los ramos de estaño que rechinan y se curvan
hacia la mano de la doncella hipnotizada,

sentado a tientas en la oscura
limpieza del orgasmo, sentado y desnudo, sentado y vestido
por las carnales turgencias de una capa de ozono,

sentado entre los azules chasquidos y los ángulos apetitosos
de un muslo de muchacha desmayada y blanca,
más pálida, más lunar, más lánguida
cuanto más cerca de los ejes en racimo y más situada
en la vecindad de su visible dominio,

sentado y pensando en los caballos,
en las desigualdades sociales, en no-importa-qué,
en los galicismos, en la prosa del mundo,
en el antipático Hegel, en la necesidad
de tirar la basura. El pensador

se levanta luego, camina por las habitaciones azules
y por el Desierto de Gobi. Se sienta de nuevo.

Autor del poema: David Huerta

47.06%

votos positivos

Votos totales: 17

Comparte:

Desde el 21 hasta el 25 de un total de 25 Poemas de reflexión

Añade tus comentarios