26 Poemas de silencio 

SILENCIO

Cuando tú te quedes muda,
cuando yo me quede ciego,
nos quedarán las manos
y el silencio.

Cuando tú te pongas vieja,
cuando yo me ponga viejo,
nos quedarán los labios
y el silencio.

Cuando tú te quedes muerta,
cuando yo me quede muerto,
tendrán que enterrarnos juntos
y en silencio;

y cuando tú resucites,
cuando yo viva de nuevo,
nos volveremos a amar
en silencio;

y cuando todo se acabe
por siempre en el universo,
será un silencio de amor
el silencio.

Autor del poema: Andrés Eloy Blanco

78.57%

votos positivos

Votos totales: 14

Comparte:

FUEGO MUDO

A veces el silencio
convoca algarabías
parodias de coraje
espejismos de duende
tangos a contrapelo
desconsoladas rabias
pregones de la muerte
sed y hambre de vos

pero otras veces es
solamente silencio
soledad como un roble
desierto sin oasis
nave desarbolada
tristeza que gotea
alrededor de escombros
fuego mudo

Autor del poema: Mario Benedetti

77.32%

votos positivos

Votos totales: 626

Comparte:

OMNIA

Todo el dolor y toda la alegría
caben en este amor que me levanta,
que me exalta y me abaja y me adelanta
hasta ti, y me hace nueva cada día.

Cuanto tú me pidieras te daría.
Limpia dicha de darte, clara y alta,
la fuente jubilosa que me salta
en las entrañas, honda vida mía.

Yo te ofrezco mi voz enmudecida
porque tú me lo pides; si quisieras,
si el dique del silencio se rompiera,

te asombrara mi voz de tan quebrada,
a tan largo silencio acostumbrada
y en tan largo silencio enronquecida.

Autor del poema: Isabel Rodríguez Baquero

73.56%

votos positivos

Votos totales: 295

Comparte:

AH! LA ANGUSTIA

Ah! La angustia, la abyecta rabia, la desesperación
De no yacer en mí mismo desnudo
Con ánimo de gritar, sin que sangre el seco corazón
En un último, austero alarido!

Hablo -las palabras que digo son nada más un sonido:
Sufro -Soy yo.
Ah, extraer de la música el secreto, el tono
De su alarido!

Ah, la furia -aflicción que grita en vano
Pues los gritos se tensan
Y alcanzan el silencio traído por el aire
En la noche, nada más allí!

Autor del poema: Fernando Pessoa

71.23%

votos positivos

Votos totales: 431

Comparte:

ME DEJARÉ MORIR EN TU SILENCIO...

Me dejaré morir en tu silencio,
que de noche me diste de comer
los frutos del cerezo
en tu alcoba de sombras
sangrantes de perfume
y nada más deseo.

Me dejaré morir en tu silencio.

Autor del poema: Clara Janés

70.87%

votos positivos

Votos totales: 206

Comparte:

SONETO

Si a veces silencioso y pensativo
a tu lado me ves, querida mía,
es porque hallo en tus ojos la armonía
de un lenguaje tan dulce y expresivo.

Y eres tan mía entonces, que me privo
hasta de oír tu voz, porque creería
que rompiendo el silencio desunía
mi ser del tuyo, cuando en tu alma vivo.

¡Y estás tan bella, mi placer es tanto,
es tan completo cuando así te miro,
siento en mi corazón tan dulce en tanto,

que me parece, a veces, que en ti admiro
una visión celeste, un sueño santo
que va a desvanecerse si respiro!

Autor del poema: Guillermo Blest Gana

70.79%

votos positivos

Votos totales: 1866

Comparte:

EN PIE DE AMOR

Es imposible contener el grito
con que toda mi sangre levantada
en pie de amor, atroz, enajenada,
en ti se vierte en implacable rito.

Es imposible y, sin embargo, quito
volumen a mi voz; la tengo atada
al silencio, por siempre enajenada
sangre y voz; sin plegarias y sin gritos.

Y aun siendo así, tan terca es la esperanza,
tan incansable, tan rebelde y fiera,
que aun en esta mudez que me sentencio

día a día se pone en la balanza,
y contra la evidencia, espera: espera
que tú puedas oírme en el silencio.

Autor del poema: Isabel Rodríguez Baquero

69.35%

votos positivos

Votos totales: 62

Comparte:

TÚ TAMBIÉN ERES COLINA

Tú también eres colina
y sendero de piedras
y juego entre las cañas
y conoces la viña
que calla de noche.
Tú no dices palabras.
Hay una tierra callada
pero no es tierra tuya.
Hay un silencio que dura
en plantas y colinas.
Hay campiñas y aguas.
Eres silencio cerrado,
que no cede; eres labios
y ojos oscuros. Eres la viña.
Es una tierra que espera
sin decir una palabra.
Han pasado los días
bajo cielos ardientes.
Tú has jugado a las nubes.
Es una tierra mala
—y tu frente lo sabe.
Esto también es la viña.
Reencontrarás las nubes,
el cañizal y las voces
como una sombra de luna.
Reencontrarás palabras
allende la vida breve
y nocturna de los juegos,
allende la encendida infancia.
Será dulce callar.
Eres la tierra y la viña.
Un silencio encendido
quemará la campiña
como fogatas nocturnas.

Autor del poema: Cesare Pavese

66.67%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:

La niña

Enviado por neeuuss  Seguir

De pequeña conocía una niña que era muy dulce y siempre sonreía.
El tiempo pasó y se hizo mayor.
Ya no estaba para juegos.
En su mirada ya no reflejaba esa dulzura.
En su rostro lucía una sonrisa, pero a todos engañaba, incluso con esa mirada.
Nadie se percató de cómo estaba y a quien ella ayuda pidió
en dos días se esfumó.
Hoy en día esa niña ya no existe.
Intenta regresar, pero ella sola no tiene suficiente fuerza
Al ser una niña nadie la escuchó
y en silencio siempre se quedó.

66.67%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:

Silencio

Enviado por poly-cba  Seguir

Ante mí te despliegas
como un abanico de expectativas nuevas,
como un mar calmo que serena y acompaña,
como una flor escondida...
Eres tú, silencio, silencio valioso y olvidado.
Eres tú, silencio, y yo te amo

66.67%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:

Desde el 11 hasta el 20 de un total de 26 Poemas de silencio

Añade tus comentarios