29 Poemas de adiós 

NO ES LA DERROTA LO QUE...

Enviado por srlopez  Seguir

No es la derrota lo que más duele
Es la soledad con que nos empiezan a mirar los espejos
Y ahí está la gente sumándole más dolor a tu nombre
Y a millones de kilómetros mueren miles de personas
Y nada de eso les importa
Caminas he intentas consolarte con que un día a la vez
Bastara para que el dolor se asiente
Y tomas una cerveza tras otra para olvidarte
De esa serpiente que muerde diariamente tus entrañas
Mientras los golpes de dios tienen que parecerte
Un regalo
Y los políticos uno santos
Que actúan por razones desconocidas a nuestros bolsillos
Y respiras hondo para no darle un bofetón a ese prójimo
Que arrastra los zapatos sobre tus pies
Y dices hasta cuándo si al menos el diablo estuviera presente
Para terrenizar mis silencios
Y sigues adelante y las horas no se detienen a lavarte las nostalgias
Y no hay tiempo extra para descanso
Y trabajas todo el día para no pensarla y buscas en otra mujer
Lo que de ella te falta
Y todo te parece infinito sin sus palabras
Y llega la noche y por ende buscas un lugar donde
Dormir o más bien donde ausentarte
Y así vas viviendo el calendario
Y te das cuenta que no es la derrota lo que más duele
Sino tu propia soledad

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

....

Enviado por noce  Seguir

Hoy Veo Las Estrellas Y Les Pregunto Por Ti no Me Responden Ya Se Que No Estas Aqui

Les Pregunto Si Te Volvere Aver Y Lagrimas De Mis Ojos Enpesaron A Caer.

Sintiendo Un Nudo En Mi Garganta y Un Bacio En Mi Pecho quisiera Dejar Este Mundo antes De No Poder Darte Un Beso

...

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

Me alegró la llegada del día

Enviado por antoni0_g  Seguir

Me alegró la llegada del día que me tocó verte, cuando parecía conocerte y de convencerme de querer tenerte

Me alegró la hora de tu tiempo cuando mis manos rozaban tu cintura mientras yuxtaponía mis labios sobre los tuyos

Me alegraba a cada rato de cada punto y tema, de conversación y discusión desentrañando tabúes, a nuestra convicción

Me alegró la llegada del día que me tocó verte, cuando me parecía conocerte y de convencerme, querer tenerte, aunque al final me tocó perderte.

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

Despedida

Enviado por alheli  Seguir

Trocito de aserrín,
Tú vienes y te crees mejor que yo
Juntas tus argumentos como si se tratase de ceniceros de árboles y cartón.
Los lapices de tu pensamiento barren su negrura sobre mi mente en blanco.
Trocito de aserrín mío, vienes y te crees mejor que yo.
Pero solo en cuanto a lo escrito.

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

3am

Enviado por rkng  Seguir

Son las tres de la mañana,
te pienso de repente
Recuerdo esa mañana,
no salías de mi mente
Dejé pasar el tiempo,
te olvidé por un momento
Esto es cierto, lo detesto
Busco sombra en el desierto,
y como ves no la encuentro..

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

Me voy

Enviado por hades  Seguir

Me voy,
con la mente fría,
despidiéndome
sin pena ni gloria
de un mundo
agónico y cruel
que no estaba preparado
para recibir mi visita
y que jamás
habría estado preparado
para adaptarse a mis estándares.

Yo debí haber nacido en Venus,
siempre lo supe.
Tal vez allí
todo habría sido diferente
tal vez Venus
habría sabido
adaptarse a mis necesidades
y me habría ofrecido
cualquier cosa
con tal de complacerme,
pero no lo habría tenido fácil
porque siempre acabo queriendo más y más.

Porque un día
le habría pedido
que despojara a Saturno
de sus anillos
para ofrecérmelos a mi
y al siguiente,
que uniera la tierra con el cielo.
Y así,
hasta el punto
en el que cuando
no hubiera
más imposibles que ofrecerme
no sería capaz
de encontrar la forma
de volver a complacerme.

Y conseguiría
que me volviera
completamente loco
y acabaría optando
por la destrucción absoluta
del universo.

Y ahora,
con pasito pequeño
me aproximo
hacía la más profunda oscuridad
sin saber
el lugar
en el que pasaré la eternidad.

Tal vez
me quede atrapado en el limbo
junto a todas esas ánimas
que llevan años
o tal vez siglos
atrapadas,
deambulando,
intentando encontrarse,
tratando de encontrar la salida
donde al fin,
poder desvanecerse.

O quizás,
sea arrastrado al infierno,
a fin de cuentas
he acumulado
todos los pecados posibles
para que no me abran
las puertas del cielo.

Y si por casualidad
lo hicieran,
me acabaría convirtiendo
en un ángel caído,
de eso no hay duda.

Porque, ¿Una eternidad
estando sometido
a los mandatos de Dios?.
Eso es algo
que no va conmigo.
Seguramente
acabaría atentando
contra el reino de los cielos.

No hay duda,
sería arrastrado al infierno
con todos aquellos que son como yo.

Incendiarios,
libidinosos,
beligerantes
y subversivos.

No existe un Edén
en el que podamos gozar
de la eternidad
para nosotros.

PD: El poema continua en el link de mi bio que lleva directamente a mi blog, no puedo poner más porque me faltan caracteres, lo siento.

60.00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:

Playas de la memoria

Enviado por cosmonauta  Seguir

¿Todavía estas por aquí?
Eso le pregunto mi subconsciente a tu figura
Con una sonrisa aseguras
“Al parecer nunca me fui”

Al parecer los enamorados sueñan
Con una playa blanca
Un colorido mar calmo
Un desfile escandaloso
Y un encuentro inesperado

Perdido en las arenas del pensamiento
Recito unos versos a quien los quiera escuchar
De un poema con tonos azules que escribí
y que ahora solo la conoce el viento

en alta mar se divisan destellos
son los recuerdos de aguas pasadas
ahora solo puedo extrañarlos
con un grito ahogado rogar que vuelvan

que es aquel escándalo que se oye a la distancia
es solo el desfile de la vida que se va sin ti
aunque no es como si alguna vez lo seguiste
en esos desfiles fue donde me perdí

Quede varado en esta playa de arenas blancas
Donde nadie puede oírme gritar
en donde nadie te responde
ni nadie te conoce
la playa conocida como “tu olvido”

50.00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:

quiero ser

Enviado por maralejo  Seguir

QUIERO SER

Quiero ser, la razón de tu sonrisa,
el remanso en la tempestad,
la claridad en la noche obscura,
el desvelo de tus fantasías.

Quiero ser, tu admirador secreto,
ese que al calor del día,
se conforma solo con mirarte
y en la noche sacia tus fantasías.

Quiero ser, el que escribe poemas
a tus labios y tu boca,
a tus vehementes anhelos,
a la humedad de tu piel.

Quiero ser, tu plácido cansancio,
el que despierta tus anhelos
y moja tus deseos,
el amante furtivo…
tu compañero fiel.

© Xavier Bernal

50.00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:

poemotas

Enviado por maralejo  Seguir

Yo vengo a despertar tu alma dormida,
porque un genio funesto, de la vida
te aguarda en el umbral;
y benigno jamás, siempre iracundo,
te encontrará, del agitado mundo
en el inmenso erial.

"Yo elevaré tu espíritu doliente;
disiparé las nubes que en tu frente
las penas formarán;
consagra sólo a mí tus horas largas,
y enjugaré tus lágrimas amargas
y calmaré tu afán.

"Seré de tu vivir guarda constante,
y mi pálido tinte a tu semblante
trasmitirá mi amor.
Y te daré una lira en tus pesares,
por que al eco fugaz de tus cantares
se exhale tu dolor.

"Y te daré mi lánguida armonía,
que los himnos que entona de alegría
la ardiente juventud
jamás ensayarás, pobre cantora,
porque siempre la musa inspiradora
seré de tu laúd."

Dijo, y de entonces, cual amiga estrella
alumbra siempre, misteriosa y bella,
mi noche de dolor;
y me arrulla sensible y amorosa,
como arrulla la madre cariñosa
al hijo de su amor.

Y haciendo que en sus alas me remonte
a otro mundo de luz sin horizonte,
de dicha voy en pos;
y entonces de mi lira se desprende
nota sin nombre que la brisa extiende,
y escucha sólo Dios.

Yo te bendigo, fiel Melancolía;
tú los seres que anima la alegría
no vas a adormecer;
porque eres el consuelo de las almas
que del martirio las fecundas palmas
lograron obtener.

Por ti en los aires resonó mi acento,
y para dar un generoso aliento
al pobre corazón,
alguna vez la Patria bendecida
benévola me escucha sonreída
y aplaude mi canción.

No pido más: bien pueden los dolores
destrozar sin piedad las bellas flores
de la ilusión que amé;
que jamás, bajo el peso que me oprime,
mientras un rayo de virtud me anime,
la frente inclinare.

50.00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:

Desde el 21 hasta el 29 de un total de 29 Poemas de adiós

Añade tus comentarios