20 Poemas antiguos 

LA ODISEA (FRAGMENTO)

Atravesamos los encinares como ordenaste, ilustre Odiseo, y encontramos en un valle una hermosa mansión edificada con piedras talladas, en lugar abierto. Allí cantaba una diosa o mujer mientras se aplicaba a su enorme telar; los compañeros comenzaron a llamar a voces; salió ella, abrió las brillantes puertas y nos invitó a entrar. Y todos la siguieron en su ignorancia, pero yo no me quedé por barruntar que se trataba de una trampa. Así que desaparecieron todos juntos y no volvió a aparecer ninguno de ellos, y eso que los esperé largo tiempo sentado.

Autor del poema: Homero

100.00%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

LA ODISEA (FRAGMENTO)

Ctesipo, lo mejor para tu vida ha sido no alcanzar al forastero, pues él ha evitado el golpe; en caso contrario, yo te habría alcanzado de lleno con la aguda lanza, y en vez de boda, tu padre se habría cuidado de tu funeral. Por esto, que ninguno muestre sus insolencias en mi casa, pues ya comprendo y sé cada cosa, las buenas y las malas. Hace poco aún era niño y toleraba, aun viéndolo, el degüello de ovejas así como el vino que se bebía y la comida, pues es difícil que uno solo contenga a muchos. Conque, vamos, no me causéis ya más daños como si fuerais enemigos, aunque si me queréis matar con el bronce, sería mejor morir que ver continuamente estas obras inicuas: a los huéspedes maltratados y a las
esclavas indignamente forzadas en mi hermoso palacio.

Autor del poema: Homero

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

LO COMPRENDE MI CORAZÓN

Por fin lo comprende mi corazón:
Escucho un canto,
Contemplo una flor:
¡Ojalá no se marchiten!

Autor del poema: Nezahualcóyotl

81.97%

votos positivos

Votos totales: 915

Comparte:

SIGUE SIENDO MI AMIGO

Sigue siendo mi amigo
pero busca una esposa más fresca,
que vivir no podría contigo
siendo yo la más vieja.

Autor del poema: Safo

77.89%

votos positivos

Votos totales: 95

Comparte:

PIENSO YO QUE JAMÁS

…pienso yo que jamás
joven habrá
viendo la luz del sol,
que se pueda decir
que en su saber
se te parezca a ti…

Autor del poema: Safo

74.58%

votos positivos

Votos totales: 295

Comparte:

ENTRE LAS PIEDRAS

Entre las piedras
del patio del albañil
florecen los crisantemos.

Autor del poema: Matsuo Bashô

58.33%

votos positivos

Votos totales: 12

Comparte:

DESTELLA LA ENORME MANSIÓN CON EL BRONCE

Destella la enorme mansión con el bronce;
Y está todo el techo muy bien adornado
Con refulgentes cascos, y de ellos
Cuelgan los albos penachos de crines
De caballo, que engalanan el arnés
De un guerrero. De ganchos que ocultan
Que están enganchadas las grebas brillantes
De bronce, defensas del más duro dardo,
Los coseletes de lino reciente
Y cóncavos escudos cubren el suelo.
Junto a ellos están las espadas de Cálcide,
Y muchos cintos y casacas de guerra.
Ya no es posible olvidarnos de eso,
Una vez que a la acción nos hemos lanzado.

Autor del poema: Alceo de Mitilene

50.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

MIENTRAS CAMINO

Mientras camino
por esta senda de montaña,
las violetas me atraen hacia ellas.

Autor del poema: Matsuo Bashô

50.00%

votos positivos

Votos totales: 14

Comparte:

DESDICHAS DEL POETA EXILIADO

… yo, desdichado,
vivo a la manera de un campesino,
anhelando escuchar, Agesilaidas,
los gritos que pregonan la asamblea
y el consejo. Eso que mi padre y el padre
de mi padre tuvieron hasta viejos
entre esos ciudadanos siempre en rencilla.
Pero estoy alejado de ellos yo,
exiliado en la lejanía, y aquí,
como Onomacles, en país de lobos
habito resignado a la guerra.
No es mejor soportar la revuelta...
Aquí el recinto de los dioses felices
frecuento cruzando esta oscura tierra,
con otras compañeras de camino...
y con mis pies lejos de males, vivo
donde las lesbjn de rozagante peplo.
vienen a competir en belleza, Aquí
en torno retumba el griterío inmenso
de mujeres en sus anuales fiestas sacras.
¿Cuándo de mis muchos pesares
me van a liberar los Olímpicos?

Autor del poema: Alceo de Mitilene

50.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

LA ODISEA (FRAGMENTO)

También verás, Odiseo, otro escollo más llano —cerca uno de otro—. Harías bien en pasar por él como una flecha. En este hay un gran cabrahigo cubierto de follaje y debajo de él la divina Caribdis sorbe ruidosamente la negra agua. Tres veces
durante el día la suelta y otras tres vuelve a soberla que da miedo. ¡Ojalá no te encuentres allí cuando la está sorbiendo, pues no te libraría de la muerte ni el que sacude la tierra! Conque acércate, más bien, con rapidez al escollo de Escila y
haz pasar de largo la nave, porque mejor es echar en falta a seis compañeros que no a todos juntos.

Autor del poema: Homero

50.00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:

Desde el 11 hasta el 20 de un total de 20 Poemas antiguos

Añade tus comentarios