401 Poemas de amor 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

Nuestro mundo

Enviado por antonella_m  Seguir

voy a inventar
un mundo para las dos
donde tu risa loca y contagiosa
sea nuestro despertador
nuestro motor diario
donde lo primero que alumbre
nuestra habitacion
sean tu sonrisa
y tus manos
alrededor de mi cuello
formando mi hogar
nuestro lugar en el mundo
vamos a dormirnos
al son del latido de tu corazon
que me dice, en palabras que aun no existen
que mañana todo estara mejor
y que siempre se puede empezar de nuevo
voy a inventar
este mundo para las dos

60.00%

votos positivos

Votos totales: 10

Comparte:

Esclavos

Enviado por arrigo  Seguir

esclava mía, témeme. Ámame. Esclava mía!
soy contigo el ocaso más vasto de mi cielo,
y en él despunta mi alma como una estrella fría.
Cuando de ti se alejan vuelven a mí mis pasos.
Mi propio latigazo cae sobre mi vida.
Eres lo que está dentro de mí y está lejano.
Huyendo como un coro de nieblas perseguidas.
Junto a mí, pero dónde? lejos, lo que está lejos.
Y lo que estando lejos bajo mis pies camina.
El eco de la voz más allá del silencio.
Y lo que en mi alma crece como el musgo en las ruinas.

60.00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:

el amor

Enviado por maxximo  Seguir

el amor
es algo fuerte
el amor
es algo inerte
el amor
es una fuente
el amor ...

pude tenerte

60.00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:

No me arrepiento

Enviado por ivan_alh  Seguir

Yo me enamoré, pero no me arrepiento
Ya que para mi fuiste la forma mas bonita de perder mi tiempo.

60.00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:

Tu bella sonrisa

Enviado por robertlinares7  Seguir

Una tarde, donde todo se derrumbaba, con un dolor que en mi corazón habitaba.
Oh, tu bella sonrisa me puso a soñar, en una tarde donde quería llorar, donde lo inverosímil se hacía real.
Me inspiraste como una pequeña oruga que crea su capullo para poder volar lo más alto, y ver mucho más arriba.
Oh, tu bella sonrisa yo no la cambiaría, podría hacer de ella hermosas poesías, y puedo asegurarte que la contemplaré, como un arte oculta que yo descubriré.
Tú, tu sonrisa, y esa mirada de inocencia puede golpearme una y otra vez, y decirme que, tardes como aquellas, tendrán en la anochecer hermosas estrellas, que te hagan reflexionar, que la delicadeza de tus labios tarde o temprano llegó, para alegrar mi corazón.

58.82%

votos positivos

Votos totales: 17

Comparte:

ESTANDO TRISTE, SEGURO...

Estando, triste, seguro,
mi voluntad reposava,
quando escalaron el muro
do mi libertad estava.
A escala vista subieron
vuestra beldad y mesura,
y tan de rezio hirieron
que vencieron mi cordura.

Luego todos mis sentidos
huyeron a lo más fuerte,
mas ivan ya malheridos
con sendas llagas de muerte.
Y mi libertad quedó
en vuestro poder cativa,
mas gran plazer ove yo
desque supe qu'era biva.

Mis ojos fueron traidores:
ellos fueron consintientes,
ellos fueron causadores
qu'entrassen aquestas gentes
qu'el atalaya tenían
y nunca dixeron nada
de la batalla que vían,
ni hizieron ahumada.

Después que ovieron entrado
aquestos escaladores,
abrieron el mi costado
y entraron vuestros amores,
y mi firmeza tomaron,
y mi coraçón prendieron
y mis sentidos robaron,
y a mí solo no quisieron.

Qué gran aleve hizieron
mis ojos y qué traición:
¡por una vista que os vieron,
venderos mi coraçón!

Pues traición tan conoscida
ya les plazía hazer,
vendieran mi triste vida
y oviera dello plazer.

Mas el mal que cometieron
no tienen escusación:
¡por una vista que os vieron
venderos mi corazón!

Autor del poema: Jorge Manrique

58.62%

votos positivos

Votos totales: 58

Comparte:

Lo que no te he Dicho

Enviado por dxd23  Seguir

Que puedo hacer si no soy
Un lucero sin dueño
Todavía no ha encontrado el  sendero,
Voy Contaminando ese oscuro cielo
Estoy en tus manos
Como presa de tus quiero,
Solo dejarme ser libre y veras
Un universo lleno de colores,
Nunca de mí te enamores
Porque Nunca he recibido flores,
No creo en cupido, todo eso
a dentro de mí termina podrido.

Solo admirame
si has de tocarme,
Es probable que marchitez
uno de mis nobles pétalos,
Soy delicada, muy complicada,
No espero la lluvia
Tampoco el sol,
Sueño cada día con encontrar
el doble de mi fulgor.

Ya me enamoré de ti
Así de simple y sencillo porque si,
Te quiero por lo que eres
Puedes ser  que estando a mi lado
Te ayudaré en tus deberes,
seré tu mejor amiga y compañera
No quiero ser tu todo
Solo y nada más por hoy
y el resto de tu vida,
Hoy se que el tiempo
tiene mucha más prisa que yo,
Por eso quiero detenerlo un poco
De esta mi manera robarte un beso
No será el mejor
Pero para mi será un honor.

Es hora de darle despedida
a los comunes conocidos,
Seamos algo más que eso
Yo di el primer paso
En ti está completarlo.

DxD

58.33%

votos positivos

Votos totales: 12

Comparte:

SABES.

Enviado por felixrosario  Seguir


La luna sabe de nuestro amor
Que va más allá de nuestras explicaciones
El mundo sabe de nosotros
Y Mas que eso deseo que se de cuenta del sentimiento inseparable de nuestro amor

Deseo adentrarme entre tus labios que marcan mi destino
Las rosas saben que tu eres mi favorita.
Mi explicación de lo inexplicable.

El tiempo sabe que tu lo detienes
Sabe que no hay límite entre los momentos incontrolable
De nuestro amor.

Pero lo que nadie sabe,
es que por ti daría
Hasta mi corazón
Daría mi vida
Sólo por ti mi amor.

58.33%

votos positivos

Votos totales: 12

Comparte:

AMAR ES ESTE ERROR IMPRESCINDIBLE

para poder vivir,
esta forma distinta de sentir la lluvia
cuando llega el otoño
y la saliva
de los parques más tristes
habla sólo al oído de los locos,
de los cuerdos de atar,
de este poema
empapado de sed,
muerto de amor y frío,
acantilado al borde un abismo
que antes nunca escribí

Autor del poema: Fernando Beltrán

57.89%

votos positivos

Votos totales: 19

Comparte:

AMANTES

Somos como son los que se aman.
Al desnudarnos descubrimos dos monstruosos
desconocidos que se estrechan a tientas,
cicatrices con que el rencoroso deseo
señala a los que sin descanso se aman:
el tedio, la sospecha que invencible nos ata
en su red, como en la falta dos dioses adúlteros.
Enamorados como dos locos,
dos astros sanguinarios, dos dinastías
que hambrientas se disputan un reino,
queremos ser justicia, nos acechamos feroces,
nos engañamos, nos inferimos las viles injurias
con que el cielo afrenta a los que se aman.
Sólo para que mil veces nos incendie
el abrazo que en el mundo son los que se aman
mil veces morimos cada día.

Autor del poema: Jorge Gaitán Durán

57.14%

votos positivos

Votos totales: 14

Comparte:

Desde el 331 hasta el 340 de un total de 401 Poemas de amor

Añade tus comentarios