44 Poemas de la Luna 

LA FUGA DE LA LUNA

Hay paz para los sentidos,
Una paz soñadora en cada mano,
Y profundo silencio en la tierra fantasmal,
Profundo silencio donde las sombras cesan.

Sólo el grito que el eco hace chillido
De algún ave desconsolada y solitaria;
La codorniz que llama a su pareja;
La respuesta desde la colina en brumas.

Y súbitamente, la luna retira
Su hoz de los cielos centelleantes
Y vuela hacia sus cavernas sombrías
Cubierta en velo de gasa gualda.

Autor del poema: Oscar Wilde

69.05%

votos positivos

Votos totales: 42

Comparte:

luz de luna

Enviado por tinky1960  Seguir

LUZ DE LUNA…

Si Supiera Cuantas Lunas Iluminarían Mis Noches,
Sería El Hombre Más Feliz, Porque Sabría Que En Cada Amanecer
Estarías Conmigo En La Misma Cama, Abrazados Como Dos Amantes Enamorados,
Que Se Quieren En Las Noches Más Bonitas De Luna Llena.
Me Pedirás Que Te Abrace Más Fuerte, Para Colmar El Frio Que Tu Cuerpo Tiene,
Y Yo Me Comeré En Pedazos Cada Parte De Ti, Hasta Saciar Mis Fantasías De Amor Que Fabrique Para Ti,
En Mis Noches De Nostalgia Deseando Tener Una Mejor Suerte.

J. Samuel Carrasco Santos

68.18%

votos positivos

Votos totales: 44

Comparte:

Horas

Enviado por cack  Seguir

Las Horas pasan demorando ¿será que se han congelado y los días se han atascado?
O ¿mis ganas de verte hacen parecer que están demorando? No sé… pero aquí sigo esperando… como la luna espera el atardecer y el sol espera el amanecer… y como el sembrador espera la cosecha… pero sé que pronto te volveré a ver…

67.95%

votos positivos

Votos totales: 78

Comparte:

HUEVO

Coral, canta una noche por un filo,
y por otro su luna siembra para
otra redonda noche: luna clara,
¡la más clara!, con un sol en sigilo.
Dirigible, al partir llevado en vilo,
si a las hirvientes sombras no rodara,
pronto un rejoneador galán de pico
iría sobre el potro en abanico.

Autor del poema: Miguel Hernández

67.92%

votos positivos

Votos totales: 53

Comparte:

DE LA HERMOSA LUNA

De la hermosa luna los astros cerca
hacia atrás ocultan luciente el rostro
cuando aquella brilla del todo llena
sobre la tierra…

Autor del poema: Safo

67.80%

votos positivos

Votos totales: 59

Comparte:

LA LUNA, SIEMPRE

Redonda, hinchada de frotarse contra el cielo
rasga mi piel con su delgada luz
Cae sobre mi pelo
con la levedad de una sirena
que no se hubiera dado cuenta
que no posee piernas
Solivianta mi sangre
me enciende de locura
me regala una piel fosforescente
y me convierte
aceite hirviendo
en fauna
(cascos y cuernos y cabello desbocado
bajo el lúbrico soplo de lo oscuro)

Autor del poema: Ana María Rodas

67.56%

votos positivos

Votos totales: 2700

Comparte:

EL PUERTO

El silencio por nadie se quebranta,
y nadie lo deplora.
Sólo se canta
la puesta del sol, desde la aurora.
Mas la luna, con ser
de luz a nuestro simple parecer,
nos parece sonora
cuando derraman las manos ligeras
las ágiles sombras de las palmeras.

Autor del poema: José Gorostiza

66.67%

votos positivos

Votos totales: 27

Comparte:

I

Por qué los inmensos aviones
No se pasean con sus hijos?
Cuál es el pájaro amarillo
Que llena el nido de limones?
Por qué no enseñan a sacar
Miel del sol a los helicópteros?
Dónde dejó la luna llena
Su saco nocturno de harina?

Autor del poema: Pablo Neruda

66.07%

votos positivos

Votos totales: 56

Comparte:

Luna de verano...

Enviado por mayte78  Seguir


Sabía que volvería a pasar,
que la luna esperaría al sol,
para volverlo a besar...
no sé, quién me lo dijo,
pero lo sabía...
que volvería a pasar.

Dos astros enamorados,
con la misma intensidad,
recuerdan a los Dioses,
lo vivido en la eternidad.

Dos astros se han besado,
animando al mundo,
que hagan igual...
dos astros enamorados,
que se esperan en el universo,
para amarse en libertad.


La luna encendida,
enamora y embelesa,
al sol apasionado,
que se vuelve tierno...
que se siente amado.

65.22%

votos positivos

Votos totales: 23

Comparte:

TRISTEZAS DE LA LUNA

Esta noche la luna sueña con más pereza,
Cual si fuera una bella hundida entre cojines
Que acaricia con mano discreta y ligerísima,
Antes de adormecerse, el contorno del seno.

Sobre el dorso de seda de deslizantes nubes,
Moribunda, se entrega a prolongados éxtasis,
Y pasea su mirada sobre visiones blancas,
Que ascienden al azul igual que floraciones.

Cuando sobre este globo, con languidez ociosa,
Ella deja rodar una furtiva lágrima,
Un piadoso poeta, enemigo del sueño,

De su mano en el hueco, coge la fría gota
como un fragmento de ópalo de irisados reflejos.
Y la guarda en su pecho, lejos del sol voraz.

Autor del poema: Charles Baudelaire

62.50%

votos positivos

Votos totales: 80

Comparte:

Desde el 21 hasta el 30 de un total de 44 Poemas de la Luna

Añade tus comentarios