16 Poemas de primavera 

ACASO

Como atento no más a mi quimera
no reparaba en torno mío, un día
me sorprendió la fértil primavera
que en todo el ancho campo sonreía.

Brotaban verdes hojas
de las hinchadas yemas del ramaje,
y flores amarillas, blancas, rojas,
alegraban la mancha del paisaje.

Y era una lluvia de saetas de oro,
el sol sobre las frondas juveniles;
del amplio río en el caudal sonoro
se miraban los álamos gentiles.

Tras de tanto camino es la primera
vez que miro brotar la primavera,
dije, y después, declamatoriamente:

-¡Cuán tarde ya para la dicha mía!-
Y luego, al caminar, como quien siente
alas de otra ilusión: -Y todavía
¡yo alcanzaré mi juventud un día!

Autor del poema: Antonio Machado

62.81%

votos positivos

Votos totales: 121

Comparte:

PRIMAVERA

El jardín alusivo se envaguece de esperas
y el corazón despierta a las últimas cosas.

Un soplo de radiolas
avienta hacia nosotros
sus rumores de vidrio.

Los poetas comentan la renuncia del día.

Las calles vagabundas regresan del exilio.

Una tenue esperanza me llevó a sus caricias;
su imagen repentina me estremece en lo hondo;
anida su blancura en la tarde latente,
y mientras que desciñe su busto de suspiros
los árboles alumbran nuestro secreto cósmico.

La ausencia es el perfume que me deja en el pecho.
La pierdo en la espesura
de la vida moderna,
y nuevamente vuelvo,
al campo de deportes con sus lunas auténticas.

Apuesto a su sonrisa en el juego de pókar,
lecturas de la música anegadas de lágrimas.

Cuando pongo en sus manos
el cheque de mi adiós,
los expresos sonámbulos
despiden nuestras sombras,
y el mareo de los puertos dentro del corazón.

(Solfea la primavera
sus lecciones).

De pronto el desenlace obscuro de la célula.

Transaré con los pájaros su recuerdo sangrante.

Autor del poema: Manuel Maples Arce

62.50%

votos positivos

Votos totales: 32

Comparte:

CANCIÓN

¡De qué callada manera
se me adentra usted sonriendo,
como si fuera
la primavera!
(Yo, muriendo.)

Y de qué modo sutil
me derramó en la camisa
todas las flores de abril.

¿Quién le dijo que yo era
risa siempre, nunca llanto,
como si fuera
la primavera?
(No soy tanto.)

En cambio, ¡qué espiritual
que usted me brinde una rosa
de su rosal principal!

¡De qué callada manera
se me adentra usted sonriendo,
como si fuera
la primavera!
(Yo, muriendo.)

Autor del poema: Nicolás Guillén

57.14%

votos positivos

Votos totales: 7

Comparte:

PRIMAVERA

Ved, bajo la lluvia de primavera,
la entrevista de ese abrigo
y ese paraguas.

* * *

El escenario de la primavera
¡Está casi preparado:
La luna y las flores del ciruelo.

* * *

Se oscurece el mar:
gritos de gaviotas,
apenas blancos.

* * *

Sí, la primavera ha llegado;
Esta mañana una colina sin nombre
Envuelta por la niebla.

* * *

De qué árbol florido
No lo sé,
Pero ¡ah, qué fragancia!

* * *

Durante todo el día,
Aunque no tan largo para la alondra,
Cantando, cantando.

* * *

Un viejo estanque;
Se zambulle una rana,
El sonido del agua.

* * *

El hombre que diga,
"Mis hijos son una carga",
No habrá flores para él.

* * *

¡Despierta, despierta,
Mariposa dormida,
Y seamos compañeros!

* * *

Con cada ráfaga de viento,
La mariposa cambia de lugar
En el sauce.

* * *

La camelia del árbol
Cayó,
Vertiendo su agua.

* * *

La campana del templo cesa.
La fragancia de las flores en la noche.
Aún tañe la campana.

* * *

¿No es como el nido de un ratón,
Este ser incapaz de dormir
Por las flores?

* * *

Un verde sauce
Goteando en el lodo,
En la marea baja.

* * *

Pronto se va la primavera,
lloran los pájaros y hay lágrimas
en los ojos de los peces.

* * *

En medio del llano
Canta la alondra,
Libre de todo.

Autor del poema: Matsuo Bashô

50.00%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:

PRIMAVERA

En cada puerta,
La primavera ha empezado
Con el barro en los zuecos.

* * *

La primavera ha llegado
Con toda sencillez:
Un ligero cielo amarillo.

* * *

Cuando envejecemos,
Incluso la duración del día
Es causa de lágrimas.

* * *

Click, clack,
El hombre se acerca en la niebla. -
¿Quién es?

* * *

También hoy, también hoy,
Viviendo en la niebla,
Una pequeña casa.

* * *

Un día de niebla y bruma:
Sin duda los Habitantes del Paraíso
Están aburridos y lánguidos.

* * *

¡Flores de cerezo en la noche!
Cómo ángeles
Descendiendo del cielo.

* * *

Después de que oscureciera
Quise cambiar
La manera cómo lo injerté.

* * *

Una hermosa cometa
Se alza desde
La barraca del mendigo.

* * *

La urraca
Se limpia sus patas lodosas
En las flores del ciruelo.

* * *

Pequeño gorrión,
Apártate, apártate del camino,
El señor Caballo se acerca.

* * *

Un exhausto gorrión
En medio
De un montón de niños.

* * *

Echar arroz también
Es un pecado:
Las gallinas se pelean entre ellas.

* * *

El cervato
Se quita de encima a la mariposa,
Y sigue durmiendo.

* * *

La mariposa revoloteaba
Como desesperada
De este mundo.

* * *

La mariposa voladora:
Yo me siento
Una criatura del polvo.

* * *

No parece
Muy ansioso por florecer,
Este ciruelo en la puerta.

* * *

Nosotros, seres humanos,
Retorciéndonos entre
Las flores que se abren.

* * *

¡Qué extraño,
Estar tan vivo
Bajo las flores del cerezo!

* * *

Flores esparciéndose :
El agua que queremos beber,
En la niebla, lejos.

En la caída de las flores,
No ven ningún Buda,
Ninguna Ley.

* * *

Bajo la luna y las flores
Cuarenta y nueve años
De infructuoso vagabundeo.

* * *

Simplemente confía:
¿No revolotean así
También los pétalos?

Autor del poema: Kobayashi Issa

40.00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:

PRIMAVERA EN OXFORD

La floración:
el cuerpo magnífico
del viento nos trae el aroma
de la floración de las lilas
en las calles más íntimas de Oxford,
coronando
de alegría a los muchachos
que huyen en bicicleta bajo la lluvia
menuda y clara,
como si la luz corriese con ellos
hacia un encuentro nupcial
conmigo o con la vida.

Autor del poema: Eugenio de Andrade

33.33%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

Desde el 11 hasta el 16 de un total de 16 Poemas de primavera

Añade tus comentarios