20 Poemas de nostalgia 

Junín

Enviado por juligore94  Seguir

En medio del centro te encuentras, y por tu suelo desfilaron miles de mujeres espléndidas.

En tus rincones todavía quedan esos ecos del pasado, que en la actualidad con nostalgia recuerdan.

Hoy has cambiado mucho, quizá antes fuiste más bella, pero nadie te quitará esas historias que con alegría, se cuentan.

71.93%

votos positivos

Votos totales: 171

Comparte:

Atado

Enviado por gabl  Seguir


Me siento atado
a tu amor,
a la lejanía,
a la ausencia,
a la nostalgia.

Me siento atado,
a la soledad,
al recuerdo.
al olvido,
al final.

gbl
24/01/2018
Derechos Reservados de Autor

68.00%

votos positivos

Votos totales: 25

Comparte:

VOLCÁN

Joyce temía al trueno,
mas durante su funeral los leones del zoológico de Zurich rugieron
¿Fue en Zurich o en Trieste?
No importa. Son leyendas, así como
es leyenda la muerte de Joyce,
o el rumor obsesivo de que Conrad
ha muerto, y Victoria es irónica.
Desde esta casa en el acantilado
sobre la franja del horizonte nocturno
es posible ver el resplandor de dos grúas a lo lejos
en el mar
hasta la hora del amanecer; es como
el resplandor del cigarro
y el resplandor del volcán
al final de Victoria.
Uno podría abandonar la escritura
por esas señas de los grandes
que lentas se consumen, y ser en cambio,
su lector ideal, meditativo y
voraz, haciendo que el amor por las obras maestras
sea superior al intento
de repetirlas o mejorarlas,
y ser así el mejor lector del mundo.
Por lo menos eso necesita del asombro
que se ha perdido en nuestro tiempo;
tanta gente lo ha visto todo
tanta gente es capaz de predecir
tanta que se niega a aceptar el silencio
de la victoria, el desinterés
que arde en la médula,
tantos no son más que
ceniza erguida cual cigarro,
tantos dan al trueno por hecho.
¡Cuán común es el relámpago, qué perdidos están los leviatanes
que ya ni siquiera buscamos!
Habían gigantes en aquel entonces.
En aquel entonces se liaban buenos cigarros.
Debo leer con más cuidado.

Autor del poema: Derek Walcott

66.67%

votos positivos

Votos totales: 9

Comparte:

NOSTALGIA

¿De qué se nutre la nostalgia?
Uno evoca dulzuras
cielos atormentados
tormentas celestiales
escándalos sin ruido
paciencias estiradas
árboles en el viento
oprobios prescindibles
bellezas del mercado
cánticos y alborotos
lloviznas como pena
escopetas de sueño
perdones bien ganados
pero con esos mínimos
no se arma la nostalgia
son meros simulacros
la válida la única
nostalgia es de tu piel

Autor del poema: Mario Benedetti

65.38%

votos positivos

Votos totales: 52

Comparte:

HOTEL DE LAS NOSTALGIAS

Música de Elvis Presley

Nosotros
los adolescentes de los años 50
los del jopo en la frente
y el pucho en la comisura

los bailatines de rock and roll
al compás del reloj

los jóvenes coléricos
maníacos discomaníacos

dónde estamos ahora
que la vida es de minutos nada más

asilados en qué Embajada
en qué país desterrados

enterrados
en qué cementerio clandestino

Porque no somos nada
sino perros sabuesos

Nada
sino perros

Autor del poema: Oscar Hahn

64.23%

votos positivos

Votos totales: 123

Comparte:

LA POESÍA ES NOSTALGIA ES EL...

Enviado por gabl  Seguir

La poesía es nostalgia,
es el alma, es el presente
y será el ayer,
que quedó en tu recuerdo
y se irá con la muerte.

gbl
24/10/2018
Derechos Reservados de Autor

57.14%

votos positivos

Votos totales: 7

Comparte:

El valor de olvidar

Enviado por r-sade  Seguir

Hipnotizado por recuerdos
que aún no he podido
superar…

La pérdida de tu amor
aun no la puedo afrontar,
he perdido el valor de olvidar.

Esta historia, hace mucho
término; tengo que ser fuerte,
aguantar el dolor y parar de pensarte.

Al tenerte en mi mente,
me siento como alguien que se hace
daño para satisfacerse.

Nuestro rompimiento causo
una grave conmoción
en mi corazón.

Batallo con la nostalgia,
conservo la esperanza
de que vuelvas a ser mi amada.

50.00%

votos positivos

Votos totales: 10

Comparte:

NOSTALGIAS

I

Suspiro por las regiones
donde vuelan los alciones
sobre el mar,
y el soplo helado del viento
parece en su movimiento
sollozar;

donde la nieve que baja
del firmamento, amortaja
el verdor
de los campos olorosos
y de los ríos caudalosos
el rumor;

donde ostenta siempre el cielo,
color gris;
es más hermosa la luna
y cada estrella más que una
flor de lis


II

Otras veces sólo ansío
bogar en firme navío
a existir
en algún país remoto,
sin pensar en el ignoto
porvenir.

Ver otro cielo, otro monto,
otra playa, otro horizonte,
otro mar,
otros pueblos, otras gentes
de maneras diferentes
de pensar.

¡Ah!, si yo un día pudiera,
con qué júbilo partiera
para Argel,
donde tiene la hermosura
el color y la frescura
de un clavel.

Después fuera en caravana
por la llanura africana
bajo el sol
que, con sus vivos destellos,
pone un tinte a los camellos
tornasol.

Y cuando el día expirara
mi árabe tienda plantara
en mitad
de la llanura ardorosa
inundada de radiosa
claridad.

Cambiando de rumbo luego,
dejara el país del fuego
para ir
hasta el imperio florido
en que el opio da el olvido
del vivir.

Vegetara allí contento
de alto bambú corpulento
junto al pie,
o aspirando en rica estancia
la embriagadora fragancia
que da el té.

De la luna al claro brillo
iría al Río Amarillo
a esperar
la hora en que, el botón roto,
comienza la flor del loto
a brillar.

O mi vista deslumbrara
tanta maravilla rara
que el buril
de artista, ignorado y pobre
graba en sándalo o en cobre
o en marfil.

Cuando tornara el hastío
en el espíritu mío
a reinar,
cruzando el inmenso piélago
fuera a taitiano archipiélago
a encallar.

A aquél en mi vieja historia
asegura a mi memoria
que se ve,
el lago en que un hada peina
los cabellos de la reina
Pomaré.

Así errabundo viviera
sintiendo toda quimera
rauda huir,
y hasta olvidando la hora
incierta y aterradora
de morir.


III

Mas no parto. Si partiera,
al instante yo quisiera
regresar.

¡Ah! ¿Cuándo querrá el destino
que yo pueda en mi camino
reposar?

Autor del poema: Julián del Casal

50.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

A mi poeta.

Enviado por mayte78  Seguir

Mi alma lo impregnas de ternura
Y mis labios de amor eterno.

Ya no se viste de novia la primavera,
Se hizo invierno,
Y la alegre amapola…
No se apasiona…palideció,
Y el cardo se volvió más hiriente,
Desde entonces.

Ya no siente… el campo tus pisadas,
Mi Poeta del alma
Y el pequeño erizo, encrespa su coraza,
Siente frio…
Anhela el calor que tú le dabas,
Al salir a tu encuentro…
Buscando tus juegos,
Y el mirlo sigue fiel en su rama…
Escuchando tu música, tu poesía.

Y el Mar encrespado,
Abriendo su bata de cola,
Baila por taranta…su pena.

Ya no se escuchan sus pasos,
Ni la música, del poeta del campo,
¡…Se fue Valiente….!
….Y sigue enamorando mi alma,
Y sigo escuchando su música…
Mi poeta … ¡ Valiente!




40.00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:

EL RUGIR DE LOS MOTORES HACE...

Enviado por yedra  Seguir

EL RUGIR DE LOS MOTORES


Hace frío,un cielo claro se atisba en la lejanía mientras el día despunta en el horizonte.

Los nervios apenas sujetos entre calada y calada de un cigarrillo. Tentado estoy de fumar con ellos,pero...¡no! me entretengo dándome palmadas para entrar en

calor,mientras charlo con algunos compañeros.

Todos estamos impacientes por embarcar,ponernos en movimiento y olvidar el frío que nos atenaza,que aumenta conforme la mañana avanza.

Llegan los aviones,nos ponemos el paracaídas decididos a completar todo el rito de la preparación para la revista;nos revisan las sujeciones y la firmeza de las cintas;pasado el trámite...nos dirigimos a los aviones.

¡El rugir de los motores! mientras el inconfundible olor a queroseno nos penetra convertido en un aroma grabado para siempre en el recuerdo.

Sentados, el avión...¡despega! ¡el frió se ha olvidado! nace la tensión del momento,los nervios a flor de piel,la firme decisión ¡también!
Suena la chicharra,avanzamos...¡nadie nos puede detener en ese momento crucial! y salimos... aturdimiento,ingravidez,alegría;todo ha salido bien,flotamos en el aire como pétalos al viento.

Tantos años después,aún siento el rugir de los motores y el olor a queroseno en mi memoria;el aire,el viento,la emoción sin limite recorre los pasillos de mi mente en esta tarde...28 años después.

A lo largo de estos años,he olvidado quizás muchas cosas;lugares,gentes,incluso cosas que escribí en alguna tarde solitaria;pero aquello que fui...¡no se me olvida con tanta facilidad de entre los caminos del corazón y la memoria.

Toca,tanto tiempo después...¡volver a soñar con los que fuimos! ¡y soñamos!
compartiendo nuestros recuerdos de aquellos veinte años...mientras aún resuenan en la memoria...¡¡EL RUGIR DE LOS MOTORES!!


AUTOR YEDRA

33.33%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:

Desde el 11 hasta el 20 de un total de 20 Poemas de nostalgia

Añade tus comentarios