46 Poemas románticos 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

AL FILO DEL ALBA

La cal de las paredes
resbala por el aire.
El azulejo enmarca
peregrinos destellos.
Todo está en calma ahora.
Una extraña tiniebla
envuelve los perfiles
nocturnos. Cada instante
que pasa, resucita
convertido en recuerdo.

Pero toca a su fin tanta dulzura
cuando, al filo de alba,
me desatas de ti calladamente.

Autor del poema: María Sanz

66.67%

votos positivos

Votos totales: 24

Comparte:

DESDE QUE ROCE TUS LABIOS NO...

Enviado por talisman  Seguir

desde que roce tus labios no pienso en otra cosa más que en volverlo hacer, esa sensación de nervios en mi cuerpo es tan rara, me gusta tu risa y tus abrazos robados, eres diferente y raro a la vez, te vez tan tranquilo, tan concentrado siempre y viene a mi mente ese pensamiento de recordarte mordiendo tus labios por poder tocarme, esa mirada me gusta me gusta provocar esas sensaciones en ti.

64.71%

votos positivos

Votos totales: 17

Comparte:

AÚN TE SIGO EXTRAÑANDO COMO SI...

Enviado por shara_14  Seguir

Aún te sigo extrañando como si fuera pasado un día, sabiendo que ha pasado 1 año de nuestra triste despedida.

Quizás todo fue mi culpa, no lo niego nisiquiera, pero eso no fue motivo para que nuestra amistad se perdiera.

Tus palabras lastimaron y mataron mi alma, desde hace un año no he vuelto a ser la misma dulce y sonriente muchacha.

Espero que estés feliz no fuiste el único que sufrió, porque aunque yo fui la culpable, contigo se quedo mi corazón.

58.33%

votos positivos

Votos totales: 12

Comparte:

UNIDAD EN ELLA

Cuerpo feliz que fluye entre mis manos,
rostro amado donde contemplo el mundo,
donde graciosos pájaros se copian fugitivos,
volando a la región donde nada se olvida.

Tu forma extensa, diamante o rubí duro,
brillo de un sol que entre mis manos deslumbra,
cráter que se me convoca con su música íntima,
con esa indescifrable llamada de tus dientes.

Muero porque me arrojo, porque quiero morir,
porque quiero vivir en el fuego, porque este aire de fuera
no es mío, sino el caliente aliento
que si me acerco quema y dora mis labios desde un fondo.

Deja, deja que mire, teñido del amor
enrojecido al rostro por tu purpúrea vida,
deja que mire el hondo clamor de tus entrañas
donde muero y renuncio a vivir para siempre.

Quiero amor o la muerte, quiero morir del todo,
quiero ser tú, tu sangre, esa lava rugiente
que regando encerrada bellos miembros extremos
siente así los hermosos límites de la vida.

Este beso en tus labios como una lenta espina,
como un mar que voló hecho un espejo,
como el brillo de un ala,
es todavía unas manos, un repasar de tu crujiente pelo,
un crepitar de la luz vengadora,
luz o espada mortal que sobre mi cuello amenaza,
pero que nunca podrá destruir la unidad de este mundo.

Autor del poema: Vicente Aleixandre

53.66%

votos positivos

Votos totales: 41

Comparte:

Tiempo

Enviado por gregoriocorazon  Seguir

Y da la hora este vetusto reloj
Que en mi pecho anda y anda
Los engranajes chirriando,
¡Falta engrasar! Es cierto
Mas los mecánicos dedos de tus besos
Aun no llegan a quitar de mi pecho
Ese crepitar del dolor.

50.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

Desamor

Enviado por ange34  Seguir

Poemas de todo

50.00%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:

Desde el 41 hasta el 46 de un total de 46 Poemas románticos

Añade tus comentarios