38 Poemas contemporáneos 

HOY TAMPOCO

Puede que los psicólogos que me analicen se echen las manos a la cabeza,
y que los médicos que me ausculten no den crédito.
Puede que los periodistas que me entrevisten no me crean,
y que los camareros que me atiendan me pongan otra copa con recelo.
Puede que los farmacéuticos no sepan qué remedio ofrecerme,
y que los abogados que lleven mi caso enmudezcan.
No me importa.

Hoy tampoco voy a suicidarme.

Autor del poema: Nach

80.00%

votos positivos

Votos totales: 10

Comparte:

LA SIRENITA

Para Alicia, que dejó el mar y se vino a vivir a mi bañera.
Con tus cinco guapísimas hermanas
y tu abuela y tu padre eras feliz
en el fondo del mar, donde la vida
hierve bajo el conjuro silencioso
que urde la vara mágica del agua.
Pero ser feliz cansa, y aun abruma,
como cansa y abruma la familia,
de manera que un día decidiste
romper con tu pasado y buscar novio
entre los hombres de la superficie.
Por si eso fuera poco, alguien te dijo
que si te enamorabas de un humano
serías inmortal, lo que sonaba
bien, aunque no acabases de creértelo.
El caso es que una bruja te dio piernas
(y alguna cosa más que ahora me callo),
y, satisfecha con tu nuevo cuerpo,
pusiste rumbo a tierra. Era en agosto,
y a nadie le extrañó verte en la playa,
desnuda y sonriente, con tus piernas
recién inauguradas, vacilantes
aún, pero tan largas y perfectas
como las de la diosa del amor
en el lienzo de Sandro Botticelli.
Yo estaba por allí, matando el tiempo,
tomando el sol quizá, disimulando
el horror que la gente me inspiraba
detrás de una expresión dulce y afable,
cuando tú aniquilaste mi tristeza
con solo aparecer ante mi vista,
y supe que la gloria del deseo
se instalaba en mi alma para siempre.
Y a ti te pasó igual (lo que es más raro,
teniendo en cuenta que yo no era príncipe
y me sobraban unos cuantos kilos),
y empezó nuestra historia de amor loco,
que hoy continúa viva, tantos años
después, y que mañana estará viva
y siempre vivirá, porque está hecha
de la misma materia incombustible
con que se hacen los mitos y los sueños.

Autor del poema: Luis Alberto de Cuenca

80.00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:

LA PENUMBRA DEL CUARTO

Entra el lenguaje.

Los dos se acercan a los mismos objetos. Los tocan
del mismo modo. Los apilan igual. Dejan e ignoran
las mismas cosas.

Cuando se enfrentan, saben que son el límite
uno del otro.

Son creador y criatura.
Son imagen,
modelo,
uno del otro.

Los dos comparten la penumbra del cuarto.
Ahí perciben poco: lo utilizable
y lo que el otro permite ver. Ambos se evaden
y se ocultan.

Autor del poema: Coral Bracho

80.00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:

EN EL TREN

Hace unos minutos
que ha recibido la llamada,
y desde entonces no ha soltado el pañuelo

Qué tristes
son las lágrimas de un viejo,
te desarman,
te dejan sin opción.

Solo puedes imaginarte lo peor.

Autor del poema: Karmelo Iribarren

79.64%

votos positivos

Votos totales: 167

Comparte:

INCANSABLE

Es sólo que el tiempo avanza,
como avanzan los trenes
en los raíles vacíos,
pero avanza también en quien no conozco,
en quien conozco y no distingo,
en quien distingo y no recuerdo,
en quien recuerdo y no conozco.

Es sólo que este tiempo que no es mío
crece a pasos agigantados sobre las canciones,
bajo las carreteras asfaltadas,
entre las palabras extranjeras,
dentro también de todo aquello
que no alcanzo a comprender.

Es sólo eso, mi vida,
este tiempo incansable,
y tus huellas que lo siguen,
y mis pies quietos, estáticos, incapaces,
deseando deteneros.

Autor del poema: Elvira Sastre

78.70%

votos positivos

Votos totales: 216

Comparte:

Hope

Enviado por aanmica18  Seguir

Lo secó el soplo del dolor
con mi ardiente amargura
mírame en el valle de la esperanza
con mi dulce pena y tristeza

77.78%

votos positivos

Votos totales: 9

Comparte:

Cómo olvidarte

Enviado por eduardoacuna95  Seguir

Cómo olvidarte, si estás presente en cada momento de mi vida, cómo olvidarte si hasta tus combinaciones de dulce y sal, las llevo presente todo el tiempo.

76.34%

votos positivos

Votos totales: 93

Comparte:

CANCIÓN AMARGA

En la cara lleva
tres años perdidos
y el frío de las seis de la mañana.

Van a partirte el corazón.
De pronto
la luz apagada,
los pasillos turbios,
la puerta que clava su ruido en la espalda.

Van a partirle el corazón.
Y arrastra
una cadena oscura
de pasiones heladas,
ese frío que cabe solamente
detrás de una palabra.

Y yo la veo caminar,
despacio,
perderse en lo que anda,
fugitiva tristeza que va y viene
de la sombra a la puerta de mi casa.

La luz artificial deja en la calle
el temblor silencioso
de tres barcas ancladas.

cuando ella cruza por mi lado siento
como un golpe de remos
y un murmullo de agua.

Autor del poema: Luis García Montero

76.03%

votos positivos

Votos totales: 146

Comparte:

DICHO

dicho
del que
vino
a por compañía
dicho
del solo
que volvió
de su vida
a su vida
del vacío
al vacío
dicho
del que
tuvo valor
y voló
dicho
del que
no se dijo
todo
dicho
del que escapó
de su día
del que no se mintió
otra vez

Autor del poema: Koldo Fierro

75.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

VOLUNTAD

voluntad
de gustar
siempre
atento
descanso
en la bondad
yo no puedo
dejar de
escuchar

Autor del poema: Koldo Fierro

75.00%

votos positivos

Votos totales: 8

Comparte:

Desde el 11 hasta el 20 de un total de 38 Poemas contemporáneos

Añade tus comentarios