70 Poemas buenos 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

Lo mas lindo

Enviado por penelopo2  Seguir

Lo mejor de las vacaciones no fueron:
Los paisajes hermosos,
El clima,los paseos.
Ni la atención de los mozos.

Lo más lindo no fue...
La deliciosa comida
La caminata en las sierras
Ni ver al cóndor volar
A mil metros de la tierra.

Tampoco fue lo más lindo
Los pies en el arroyito
Visitar la vieja iglesia
Comer un rico chivito

Lo más lindo del paseo sin exagerar lo digo...
Fue conocer las personas que ahora son mis amigos!!!
Juan.R

66.67%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:

El regalo

Enviado por penelopo2  Seguir

Esperaba otra cosa de ti,
algo que llenara mis expectativas
Tu que me conoces sabrías,
que era lo importante para mi
Esperaba otra cosa de ti,
otra actitud, otro enfoque,
algo que sorprenda ,que choque
Que sea un orgullo para mí
Pero no ,caiste en lo vulgar
Comportamiento comodo y egoísta
Típico de tu forma de actuar
Creyéndote una gran artista!
Eso vale para ti? Tantos años de cariño?
Si yo era solo un niño,cuando te conocí.
Y hemos llegado hasta aquí!!

Pero es el último año
Que soporto tu soberbia
Ya no aceptaré más
Tu mezquindad que da pena
Pudiéndome haber obsequiado
Un reloj,un anillo,una cadena
O una romántica cena o
entradas para el futból !!

He descubierto tapadas
En un envoltorio extraño
"Mi amor feliz cumpleaños"
Y unas medias de algodón!!
Juan.R

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

El patio

Enviado por penelopo2  Seguir

El patio se lleno de pájaros
Y el ruido opaco el silencio
Las plantas indefensas tiritaron
Ante un posible ataque de los nietos.
Un ejército de inocentes soldados
Atacan la siesta de los abuelos
Que somnolientos salen a calmarlos.
Con un puñado de ricos caramelos

Que inutil sería el patio sin ellos,
desnudo de gritos y de risas.
Vacío de naves espaciales,
construidas con ramas y con sillas

Nunca te conviertas patio mío,
en un lugar prolijo y solitario.
Deja que el desorden haga nido,
para que puedan los nietos disfrutarlo
Juan.R

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

Entre el cielo y el infierno

Enviado por penelopo2  Seguir

Hola conciencia!
Acá estamos, solos tu y yo!
al final del camino..
Como dos viejos amigos
Para decirnos adiós
La última conversación
La sincera,la que vale
Las cartas sobre la mesa
Y veremos lo que sale.

Las miserias más profundas
Que anidan en mi interior
Se juntaran con las obras
Que realicé con amor
Todo entrará en la balanza
Mis aciertos,mis errores
mis miedos,mis desiciones
Todo el daño que cause
Sin importarme quien llore.

Enfrentados cara a cara,
para un balance final
Ya no puedo arrepentirme,
pues lo hecho ,hecho está.
Conciencia tienes las llaves
De la puerta de lo eterno,
Yo creo que tu decides
Entre el cielo y el infierno!!
Juan..R

66.67%

votos positivos

Votos totales: 15

Comparte:

OLA

Hacia la arena tibia se desliza
la flor de las espumas fugitivas,
y en su cristal navega el aire herido,
imperceptible, desplomado, oscuro
como paloma que de pronto niega
de su mármol idéntico el estío
o el miedo que en silencios se apresura
y sólo huella fuese de un viraje,
melancólica niebla que al oído
dejara su tranquilo desaliento.
mas el aire es quien fragua, sosegado,
la caricia sombría, el beso amargo
que al fin fatigará el oculto aroma
de la arena doliente, deseosa,
ávida, estéril sombra pensativa,
cuerpo anegado en un cansancio oscuro
sometido al murmullo de aquel beso.

Hermosa así, desnuda, ya no es
la carne iluminada cual la flecha
que en el viento describe lujuriosa
el temblor que después ha de entregar;
ni es la boca ardiente, enamorada,
insaciable al contacto, al beso ávida
como profundo aroma silencioso;
Ni la pasión del fuego hacia el aliento
destruyendo lo inmóvil de la sombra
para precipitarla en lo que ha sido,
sino que, ya ternura del cautivo
que sabe dónde amor le está esperando,
quiebra su forma, pierde su albedrío
y en un instante de candor o ala
ahogada en un anhelo suspendido,
como ciega tormenta despeñada
abandónase al cuerpo que la acosa
y a su encuentro es caricia, oscura imagen
de rudo impulso convertido en plumas
o tinieblas perdidas para siempre,
y sabe cómo al fin la arena es tumba,
frontera temblorosa donde se abren
las flores fugitivas de la espuma,
resueltas ya en silencio y lentitud.

Autor del poema: Alí Chumacero

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

PASILLO

Somos dos
En la misma línea donde todo se alinea
En los meandros de la noche
Hay una palabra en medio
Dos bocas que no se ven
Un ruido de pasos
Un cuerpo ligero se desliza hacia el otro
La puerta tiembla
Pasa una mano
Uno quisiera abrir
El rayo claro erguido
Allí frente a mí
Y lo que nos separa es el fuego
En la sombra donde tu perfil se pierde
Un minuto sin respirar
Al pasar tu aliento me ha quemado

Autor del poema: Pierre Reverdy

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

MUERTE DE LA ARDILLA

Caía la tarde, ya más dorada que azul.
En el horcajo de un espino, por el sendero
que conduce al pinar, una ardilla
se acurrucaba en forma de espiral,
la cola cargada a la espalda;
su cabeza se amodorraba; toda ella pena,
su pata meneaba una ramilla.

Con sólo una triste mecha de pelo,
bruna la piel, surcada, deseaba morir;
nada ve ya, empañado queda
el verde camino de hojas donde triscó;
en su postrer, desfallecido instinto, siente
cerrarse el estío, detenerse la vida,
el miedo que huye para nunca más volver.

Por la hierba me fui de puntillas.
Rondaban las abejas los brezos.
Hacia la ciudad surcada por golondrinas,
un sauco estaba todo lleno de tordos.
Y yo, mortal, emponzoñado mi ocio,
en mi sombra, a mi lado, vi cómo
me vencía el grave pensamiento.

Autor del poema: Josep Carner

65.56%

votos positivos

Votos totales: 90

Comparte:

LA PEQUEÑA DURMIENTE

No es que el mundo esté bien: es que no existe.
No hay nada alrededor:
sólo tu sueño.
Nada tiene más ley que tu abandono,
tu suave abjuración ,
la dulce apostasía que te ausenta.
No hemos fundado el mundo: nunca cambia.
Pero este cuadro es nuevo
-padre e hija-,
porque sólo el amor es diferente,
sin por ello dejar de ser lo mismo.
El anchuroso mundo, que no importa,
gravita en torno a ti: lo has imantado,
y vive irreprochable hacia tu brújula.
Lo innúmero se rinde a tu unidad sencilla.
Durmiente flor desnuda en mis palabras,
adormidera de los desencantos,
prístina amapola pálida.

Autor del poema: Carlos Marzal

65.10%

votos positivos

Votos totales: 149

Comparte:

LA AFANADA

Oh, mujer que andas sólo por atajos,
veredas que parecen secretos campesinos;
oh, nunca deseada a plena luz del día;
tu labor, qué afanosa; de luto es tu vestido.

Bordeas, recatada, los surcos campesinos.
El aire es denso. Ningún rumor produce la alborada.
Si la alondra tardase, tu corazón se ahogaría.
Pero no vuelves la vista para contemplar el vuelo.

Pasas, ligera, cuando el camino lo permite.
¿Vas -tu única diversión- hacia la ermita vieja
-tres horas de camino-, a ver a algún sobrino enfermo?

Amada nunca fuiste, ni adolescente o libre.
Si inclinas la cabeza, de alegría o tristeza,
el rostro te ilumina la luz del delantal.

Autor del poema: Josep Carner

63.95%

votos positivos

Votos totales: 86

Comparte:

EL POZO SALVAJE

Por más que aburras esa melodía
monótona y brumosa de la vida diaria,
y que te amansa;
por más lobo sin dientes que te creas;
por más sabiduría y experiencia y paz de espíritu;
por más orden con que hayas decorado las paredes,
por más edad que la edad te haya dado,
por muchas otras vidas que los libros te alcancen,
y añade lo que quieras a esta lista,
hay un pozo salvaje al fondo de ti mismo,
un lugar que es tan tuyo como tu propia muerte.
Es de piedra y de noche, y de fuego y de lágrimas.
En sus aguas dudosas
reposa desde siempre lo que no está dormido,
un remoto lugar donde se fraguan
las abominaciones y los sueños,
la traición y los crímenes.
Es el pozo de lo que eres capaz
y en él duermen reptiles, y un fulgor
y una profunda espera.
En tu rostro también, y tú eres ese pozo.

Ya sé que lo sabías. Por lo tanto,
Acepta, brinda y bebe.

Autor del poema: Carlos Marzal

63.64%

votos positivos

Votos totales: 99

Comparte:

Desde el 41 hasta el 50 de un total de 70 Poemas buenos

Añade tus comentarios