71 Poemas buenos 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

EL TIEMPO

(A Miss Rápida)

Si vas deprisa,
el tiempo volará ante ti,
mariposilla esquiva.

Si vas despacio,
el tiempo irá detrás de ti,
obediente buey manso.

Autor del poema: Juan Ramón Jiménez

81.72%

votos positivos

Votos totales: 186

Comparte:

CUADRADOS Y ÁNGULOS

Casas enfiladas, casas enfiladas,
casas enfiladas,
cuadrados, cuadrados, cuadrados,
casas enfiladas.
Las gentes ya tienen el alma cuadrada,
ideas en fila
y ángulo en la espalda;
yo misma he vertido
ayer una lágrima,
Dios mío, cuadrada.

Autor del poema: Alfonsina Storni

81.48%

votos positivos

Votos totales: 54

Comparte:

AMOR DE TARDE

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las cuatro
y acabo la planilla y pienso diez minutos
y estiro las piernas como todas las tardes
y hago así con los hombros para aflojar la espalda
y me doblo los dedos y les saco mentiras.

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las cinco
y soy una manija que calcula intereses
o dos manos que saltan sobre cuarenta teclas
o un oído que escucha como ladra el teléfono
o un tipo que hace números y les saca verdades.

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las seis.
Podrías acercarte de sorpresa
y decirme "¿Qué tal?" y quedaríamos
yo con la mancha roja de tus labios
tú con el tizne azul de mi carbónico.

Autor del poema: Mario Benedetti

81.46%

votos positivos

Votos totales: 944

Comparte:

SI ME HICIERA COSQUILLAS EL ROCE DEL AMOR

Si me hiciera cosquillas el roce del amor
si una niña tramposa me robara a su lado
y horadase sus pajas rompiendo mi vendado corazón,
si ese rojo escozor pudiera dar a luz
la risa en mis pulmones como pare el ganado,
no temería yo a la manzana ni al diluvio
ni a la sangre maligna de la primavera.

¿Qué será, macho o hembra? se preguntan las células
y como un fuego arrojan desde la carne la ciruela.
Si me hiciera cosquillas la cabellera incubadora,
el hueso alado que crece en los talones,
la comezón del hombre sobre el muslo del niño,
no temería al hacha ni a las horcas
ni a la varas cruzadas de la guerra.

¿Qué será, macho o hembra? se preguntan los dedos
que llenan las paredes de niñas inmaduras
con sus hombres dibujados a tiza.
Si me hiciera cosquillas la avidez del granuja
que insufla su calor al nervio en carne viva
no temería al diablo sobre el lomo
ni a la tumba veraz.

Si me hiciera cosquillas el roce de los amantes
que no borra ni las patas de gallo ni la risa sin dientes
sobre magras quijadas en la vejez enferma,
el tiempo y las ladillas y el burdel de amoríos
me dejaría frío como manteca para moscas,
las espumas del mar bien podrían ahogarme
cuando rompen y mueren al pie de los amantes.

La mitad de este mundo es del demonio, la otra mitad es mía,
bobo por esa droga fumada en una niña
y enredado en el brote que bifurca su ojo.
La tibia del anciano y mi hueso tienen la misma médula
y todos los arenques huelen dentro del mar,
yo me siento y contemplo bajo mi uña al gusano
que corroe lo vivo.

Y éste es el roce, único roce que hormiguea.
El mono contrahecho que se hamaca a lo largo de su sexo
desde las húmedas tinieblas del amor y el tirón de la nodriza
no puede hacer surgir la medianoche de una risa entre dientes,
ni del momento en que encuentra una belleza entre los pechos
de la amante, la madre, los amantes o toda su estatura
en la punzante oscuridad.

¿Y qué es el roce? ¿La pluma de la muerte sobre el nervio?
¿es tu boca, amor mío? ¿El abrojo en el beso?
¿Mi payaso de Cristo nacido sobre el árbol entre espinas?
Las palabras de la muerte son más secas aún que su mismo cadáver
y mis heridas llenas de palabras tienen las huellas de tu pelo.
Me haría cosquillas el roce del amor, pues bien:
hombre, sé mi metáfora.

Autor del poema: Dylan Thomas

81.25%

votos positivos

Votos totales: 32

Comparte:

DE LOS SUSPIROS ALGO NACE

De los suspiros algo nace
que no es la pena, porque la he abatido
antes de la agonía; el espíritu crece
olvida y llora:
algo nace, se prueba y sabe bueno,
todo no podía ser desilusión:
tiene que haber, Dios sea loado, una certeza,
si no de bien amar, al menos de no amar,
y esto es verdadero luego de la derrota permanente.

Después de esa lucha que los más débiles conocen.
hay algo más que muerte;
olvida los grandes sufrimientos o seca las heridas,
él sufrirá por mucho tiempo
porque no se arrepiente de abandonar una mujer que espera
por su soldado sucio con saliva de palabras
que derraman una sangre tan ácida.

Si eso bastase, bastaría para calmar el sufrimiento,
arrepentirse cuando se ha consumido
el gozo que en el sol me hizo feliz,
qué feliz fui mientras duró el gozar,
si bastara la vaguedad y las mentiras dulces fueran suficiente,
las frases huecas podrían soportar todo el sufrimiento
y curarme de males.

Si eso bastase: hueso, sangre y nervio,
la mente retorcida, el lomo claramente formado,
que busca a tientas la sustancia bajo el plato del perro,
el hombre debería curarse de su mal.
Pues todo lo que existe para dar yo lo ofrezco:
unas migas, un granero y un cabestro.

Autor del poema: Dylan Thomas

80.77%

votos positivos

Votos totales: 26

Comparte:

ZOOLOGÍA

La palabras son
animales salvajes.
Nacen y crecen
y se reproducen, mueren
de agotamiento. Siempre
lo tiñen todo
con sus colores pardos,
con su mascar nervioso
(no fieras libres, ratas
de matadero). Tienen
tórax y abdomen, dice
la gramática.
De sangre fría, son
blandas por fuera y
duras por dentro. Aunque
siempre al acecho, atacan
tan sólo si se las ataca.
Y al olor de la sangre.
Las palabras heridas
son las más peligrosas.
Las palabras heridas
son capaces de hacer
todavía mucho daño.

Autor del poema: Javier Rodríguez Marcos

80.00%

votos positivos

Votos totales: 15

Comparte:

PASILLO

Somos dos
En la misma línea donde todo se alinea
En los meandros de la noche
Hay una palabra en medio
Dos bocas que no se ven
Un ruido de pasos
Un cuerpo ligero se desliza hacia el otro
La puerta tiembla
Pasa una mano
Uno quisiera abrir
El rayo claro erguido
Allí frente a mí
Y lo que nos separa es el fuego
En la sombra donde tu perfil se pierde
Un minuto sin respirar
Al pasar tu aliento me ha quemado

Autor del poema: Pierre Reverdy

80.00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:

ANILLOS DE CENIZA

Son mis voces cantando
para que no canten ellos,
los amordazados grismente en el alba,
los vestidos de pájaro desolado en la lluvia.

Hay, en la espera,
un rumor a lila rompiéndose.
Y hay, cuando viene el día,
una partición de sol en pequeños soles negros.
Y cuando es de noche, siempre,
una tribu de palabras mutiladas
busca asilo en mi garganta
para que no canten ellos,
los funestos,
los dueños del silencio.

Autor del poema: Alejandra Pizarnik

79.31%

votos positivos

Votos totales: 29

Comparte:

La maquina de hacer rimas

Enviado por penelopo2  Seguir

La máquina de hacer rimas

Me compré una máquina de. hacer rimas
Para que me ayude en mi labor
escribir todos los días poesias,
es gratificante pero cansador.
Pones una palabra por ejemplo
"nube" y la máquina te devuelve
Por ejemplo "sube".
Anduvo todo perfecto la máquina
Me ayudó. Hasta que un corto circuito su gran sistema alteró
Yo ponía una palabra y la rima era un horror
Puse caricia me devolvió inmundicia
Amor : olor,beso:queso, soñar:follar,poeta:teta
Cielo:metelo, corta: importa
Con las rimas que salieron,,
escribi una poesia
Quise que fuera romántica,
me salió una porquería.

"Ya no quiero tus caricias,
porque son una inmundicia.
Tampoco quiero tu amor,
porque tienes mucho olor.
Sólo piensas en soñar
Y yo solo quiero follar!!
No entiendes que soy  poeta
No me impresionan tus tetas..
A mi me emosiona el cielo
Y tú Me pides metelo!!
Te digo la tengo corta
Y tu me dices no importa"

Después de esta experiencia horrible
Un consejo voy a dar
Ninguna máquina puede
La inspiración remplazar
Las rimas salen del alma
De ningún otro lugar
Y si compraste la máquina
Andá a devolverla ya!!
Juan.R

78.95%

votos positivos

Votos totales: 19

Comparte:

Apunten, fuego!!

Enviado por penelopo2  Seguir

Agazapado entre las palabras
Vive el poeta,
entre la maleza de rimas,asoma
la mirada..
Apunta con su mortífera arma,
(la inspiracion)
Y dispara una poesía.
Proyectil certero, único, las víctimas son varias, la mentira,
la traición, la indiferencia,el desamor.y otras muchas actitudes negativas.
El francotirador literario, no falla,guarda su arma,ya calmada
su ansiedad, la poesia cumplió su misión.
A quien apuntará mañana?
A quien gritara su verdad?
Ni el lo sabe,la sorpresa de la creación es parte del juego.
Volverá a asomarse entre la
maleza de rimas,entre la armonía de las palabras.
Apunten!!fuego!! Otra poesia sale disparada!!
Juan.R

77.78%

votos positivos

Votos totales: 9

Comparte:

Desde el 11 hasta el 20 de un total de 71 Poemas buenos

Añade tus comentarios