90 Poemas eróticos 

TÚ ME GUSTAS TOTAL, ENTERA Y TODA

Tú me gustas total, entera y toda,
no por el fuego de tu pelo húmedo,
ni por tus senos de canela tibia,
ni el pecado del ritmo de tu cadera.

Tú me gustas total, entera y toda,
no por tu boca tan intacta al beso,
ni por las llamaradas de tu carne
que se te está calcinando entre las venas.

Tú me gustas total, entera y toda,
no porque eres mía y no me perteneces,
ni porque la envidia de los demás la siento
como si se tratase de propia envidia.

Tú me gustas total, entera y toda,
no porque me la pase junto a ti
bebiéndome tu aliento, ni rumiando
los pedazos de amor que tú me tiras.

Tú me gustas total, entera y toda,
por ese olor a carne que tú tienes;
olor de carne de mujer que es tuyo,
porque nadie más huele así en la tierra.

Tú me gustas total entera y toda,
porque ese olor es tuyo y lo encontré para mí.

Autor del poema: César Díaz Martínez

78.27%

votos positivos

Votos totales: 911

Comparte:

Cuerpos

Enviado por gabl  Seguir

Poema Erótico
Cuerpos.
Abrázame sin miedos
apretándome en tu pecho vivo
como niño amantando,
que succiona la leche
tibia de las ubres
de eréctiles pezones rosados,
para sentirme tu dueño.

Siente en ti mi calor
que como fragancia
emana de mi cuerpo ardiente,
penetrando tu tembloroso interior
como tizón encendido
quemando tus entrañas
que incita al acto carnal.

Mientras mis manos deslizan
dedos desde tus cabellos
hasta glúteos ardientes
tu cuerpo relajado va cediendo
a mutuas caricias y besos,
empapados de extraño almíbar
en bocas sedientas de pasión.

Divina sensación madrugadora
cómplice de casual encuentro
de humedad contagiosa,
en cuerpos de éxtasis sublime
bañados en sudoración adormecida
de frescura extrema que calma
el deseo consumado.

gbl
11/06/2017
Derechos Reservados de Autor

77.92%

votos positivos

Votos totales: 77

Comparte:

UN ROCE BREVE, FUGITIVO...

Un roce breve, fugitivo
como el ala de una mariposa
hizo arder el aire en un instante
entre tu cuerpo y el mío.

El universo se ocultó a mis ojos
y se encerró en un latido.
Tus miradas se volvieron mares
y sus olas mecieron mi destino.

Para siempre, un instante,
que ninguna muerte extinguirá,
mientras te ame.

Autor del poema: Clara Díaz Pascual

77.65%

votos positivos

Votos totales: 179

Comparte:

Una tarde de verano a tu lado

Enviado por francobtx  Seguir

Otra vez aquí, a mediados de la tarde, el sol brilla con apenas umbras, el color del cielo naranja que se ve a los lejos como si se tratara de un lienzo perfecto, sentada en la cama observo la ventana y conmigo acompañada un libro de aveyana, aquel que leo todas las tardes, lleno de incertidumbre y tristes momento, quien me roba suspiros y sueños, espero a ml marido en celo.

Al entrar a la habitación sujetó mi cabeza con sus manos y me beso metiendo su lengua en mi boca dejando su saliva disolverse en mi lengua

-Lo extrañaba demasiado, su cariño, sus protectores brazos y todo él, y también necesitaba que me hiciera el amor y tenerle en mi interior, mi cuerpo se enardecía imaginando sus caricias y sus besos.

-Me gustaba la proximidad que mi lengua tenia con la suya y el calor que me transmite de sus dulces y carnosos labios, -Me gusta sentirla, acariciarla y de vez en cuando recorrer sus partes intimas como un jugueton- tiene un cuerpo muy fibrado a la cual me gusta tocar con mucha fuerza. Durante unos minutos quedamos en silencio, saboreando el precioso néctar directo de nuestros labios.

Una larga sesión de besos que erizaban la pielal, sabía besar y utilizar su labios y lengua.

*Me voy sorprendiendo de lo que va creciendo en su entrepierna. De mi boca sale una risita nerviosa*

-No te preocupes aun no haré eso- poco a poco fui bajando desde sus labios, torso, vientre... hasta llegar lo prohibido, en este caso no estaba prohibido para mis labios
-Comencé a realizar pequeños estragos en su cuerpo cada vez que mi lengua tocaba su flor-

Me llegó a sentir los suspiros de placer que dejaba escapar por mi bica, y las ansias que sentia con que su lengua recogían el estrecho orificio de mi vagina y salpicaduras de su saliva cayendo por su barbilla.

76.47%

votos positivos

Votos totales: 34

Comparte:

GEOGRAFÍA HUMANA

Lúbrica polinesia de lunares
en la pulida mar de tu cadera.
Trópico del tabaco y la madera
mecido por las olas de tus mares.

En los helados círculos polares
toda tu superficie reverbera...
Bajo las luces de tu primavera,
a punto de deshielo, los glaciares.

Los salmones avanzan por tus venas
meridianos rompiendo en su locura.
Las aves vuelan desde tus colinas.

Terreno fértil, huerto de azucenas:
tan variada riqueza de hermosura
pesa sobre tus hombros, que te inclinas.

Autor del poema: Ángel González

76.00%

votos positivos

Votos totales: 25

Comparte:

POTRA DE LOS CUATRO VIENTOS

Muéstrate desnuda ahora,
que están erectos tus senos
y tienen sus altas combas
suavidad de terciopelo,
y saben a frutas rojas
tus labios color de sueño,
y tu vientre es una ofrenda
de los más dulces venenos,
donde florece la felpa
en un triángulo perfecto.
Muéstrate desnuda ahora,
¡potra de los cuatro vientos!

Autor del poema: Ángel Facal

75.00%

votos positivos

Votos totales: 220

Comparte:

TU CUERPO QUE DESEO Y QUE RECHAZO...

Tu cuerpo que deseo y que rechazo
mi voluntad domina. Como el vino
mi mente turba, excita y reconforta.
Después, saciado, siento oscuramente
vergüenza del placer así logrado.
Mas al cabo de un tiempo, tu apetencia
resurge en mí acuciante y desespero
y te busco si no te hallo cercana.
No eres joven ni hermosa, sin embargo.
Pero he de conseguirte nuevamente.
A ti, aunque se me ofrezcan las más bellas.
Y no me importa entonces el orgullo,
vileza, sumisión o servilismo.
Embriagarme en tu cuerpo es lo que importa.
Mi voluntad domina. Como el vino
que la garganta exige, imprescindible,
necesito obtener, poseer tu cuerpo:
esta dosis que viaja hacia mí mismo.

Autor del poema: José María Fonollosa

75.00%

votos positivos

Votos totales: 40

Comparte:

MAGIA ERÓTICA

Me disuelvo
en la magia
giro
en medio del fruto
pulposo
oigo
el suave ruido
de la brasa encendida
el lenguaje húmedo
anclado en la boca.

Un tambor anuncia
tu pulso
tu obscuro río.

Cerrados los ojos
te miro
me miro
honda ceniza soy
ahora.

Autor del poema: Carmen Matute

75.00%

votos positivos

Votos totales: 16

Comparte:

ESO

Enviado por lucifer  Seguir

Con mis letras fornico tu mente tal y como lo haría mi cuerpo.
Me lees,me piensas y reacciona tu cuerpo.
Sientes mis manos recorriendote,profanando tus pechos,tu sexo.
Sientes mis dedos,mi boca alimentándose de los jugos que destilas solo de imaginar que soy yo quien te posee.
Y me ofreces a mi,y en tu mente te poseo. Aun solamente con estas letras te hago mia como tanto deseo.
©Sento

75.00%

votos positivos

Votos totales: 12

Comparte:

Sintiendote

Enviado por lucifer  Seguir

Te observo, delante de mi, sentada . Tu mirada lasciva fija en mi pantalón. Te humedeces los labios,provocandome casi instantáneamente una erección....
Me acerco a ti, tus manos ávidas sacan mi miembro.....golosa lo metes en tu boca. Lo chupas...mordisqueas....lames...
Mis manos en tu cabeza hacen que marques el ritmo.. follando tu boca..
Te tumbo... mi polla en tu boca...mi boca en tu coño...siento tu húmeda lengua... siento el roce de tus dientes....mi lengua lame tu coño abriéndose paso entre tus labios.. humedezco mis dedos en tu humedad y te follo con ellos mientras tu no paras de lamérmela y comérmela jugando con mis huevos. Te como el coño mientras mis dedos te follan... siento como te contraes en un profundo orgasmo... a la vez que mi semen caliente llena tu boca.....

©Sento

75.00%

votos positivos

Votos totales: 12

Comparte:

Desde el 41 hasta el 50 de un total de 90 Poemas eróticos

Añade tus comentarios