201 Poemas de desamor 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

Solo

Enviado por gabl  Seguir


Desperté y noté que me faces falta,
te he buscado, he preguntado, nadie lo sabe.

¿Dónde estás? te busco y no te encuentro,
he quedado solo, sin ti, solo tu recuerdo
habita en mí, me atormenta, me hace enloquecer.

Camino entre las gentes, examino cada rostro femenino,
es inútil, la fatiga me adormece el sentido,
estoy desesperado, rendido. ¿dónde estás?

gbl
7/01/2018
Derechos Reservados de Autor

70.00%

votos positivos

Votos totales: 10

Comparte:

ese miedo

Enviado por lu30sotelo  Seguir

Ese sentimiento de miedo
El que nunca podre sacar de mi corazón
Tantas situaciones que no se pueden remendar
Y tú eres la causa de la ansiedad que en mi cabeza esta

No sé si yo te podre perdonar
Pero en mi más daño no causaras
Me levanto con miedo de volverte a ver
Pero sé que finalmente de venceré

Cada día te soporto menos
Déjame tranquila
No quiero más problemas
Solo deseo alguien que me ame y quiera

Lo único que pido es respeto
No quiero que me lastimes más
Solo deseo luchar por esto
Por esta relación que se echo a perder






70.00%

votos positivos

Votos totales: 10

Comparte:

"Temor"

Enviado por mar1108  Seguir

Hoy me deja el amor
de lado;
temo marcharme
y no volver;
temo preguntar
y no quiero saber;
temo mirarte y
comprender lo que
no quiero entender;
temo cerrar los ojos
y no verte;
temo esconder tu
nombre y "enterrarte"
en el olvido;
temo estar caminando
por el absoluto vacío.

Mar

70.00%

votos positivos

Votos totales: 10

Comparte:

LA TIERRA

La tierra verde se ha entregado
a todo lo amarillo, oro, cosechas,
terrones, hojas, grano,
pero cuando el otoño se levanta
con su estandarte extenso
eres tú la que veo,
es para mi tu cabellera
la que reparte las espigas.

Veo los monumentos
de antigua piedra rota,
pero si toco
la cicatriz de piedra
tu cuerpo me responde,
mis dedos reconocen
de pronto, estremecidos,
tu caliente dulzura.

Entre los héroes paso
recién condecorados
por la tierra y la pólvora
y detrás de ellos, muda,
con tus pequenos pasos,
eres o no eres?

Ayer, cuando sacaron
de raíz, para verlo,
el viejo árbol enano,
te vi salir mirándorne
desde las torturadas
y sedientas raíces.

Y cuando viene el sueño
a extenderme y llevarme
a mi propio silencio
hay un gran viento blanco
que derriba mi sueño
y caen de él las hojas,
caen como cuchillos
sobre mí desangrándome.

Y cada herida tiene
la forma de tu boca.

Autor del poema: Pablo Neruda

69.64%

votos positivos

Votos totales: 56

Comparte:

A UNA ESTRELLA

¿Quién eres tú, lucero misterioso,
tímido y triste entre luceros mil,
que cuando miro tu esplendor dudoso,
turbado siento el corazón latir?

¿Es acaso tu luz recuerdo triste
de otro antiguo perdido resplandor,
cuando engañado como yo creíste
eterna tu ventura que pasó?

Tal vez con sueños de oro la esperanza
acarició tu pura juventud,
y gloria y paz y amor y venturanza
vertió en el mundo tu primera luz.

Y al primer triunfo del amor primero
que embalsamó en aromas el Edén,
luciste acaso, mágico lucero,
protector del misterio y del placer.

Y era tu luz voluptüosa y tierna
la que entre flores resbalando allí
inspiraba en el alma un ansia eterna
de amor perpetuo y de placer sin fin.

Mas ¡ay! que luego el bien y la alegría
en llanto y desventura se trocó:
tu esplendor empañó niebla sombría;
solo un recuerdo al corazón quedó.

Y ahora melancólico me miras
y tu rayo es un dardo del pesar
si amor aun al corazón inspiras,
es un amor sin esperanza ya.

¡Ay lucero! yo te vi
resplandecer en mi frente,
cuando palpitar sentí
mi corazón dulcemente
con amante frenesí.

Tu faz entonces lucía
con más brillante fulgor,
mientras yo me prometía
que jamás se apagaría
para mí tu resplandor.

¿Quién aquel brillo radiante
¡oh lucero! te robó,
que oscureció tu semblante,
y a mi pecho arrebató
la dicha en aquel instante?

¿O acaso tú siempre así
brillaste y en mi ilusión
yo aquel esplendor te di
que amaba mi corazón,
lucero, cuando te vi?

Una mujer adoré
que imaginaría yo un cielo;
mi gloria en ella cifré,
y de un luminoso velo
en mi ilusión la adorné.

Y tú fuiste la aureola
que iluminaba su frente,
cual los aires arrebola
el fúlgido sol naciente,
y el puro azul tornasola.

Y astro de dicha y amores,
se deslizaba mi vida
a la luz de tus fulgores,
por fácil senda florida,
bajo un cielo de colores.

Tantas dulces alegrías,
tantos mágicos ensueños
¿dónde fueron?
Tan alegres fantasías,
deleites tan halagüeños,
¿qué se hicieron?

Huyeron con mi ilusión
para nunca más tornar,
y pasaron,
y solo en mi corazón
recuerdos, llanto y pesar
¡ay! dejaron.

¡Ah lucero! tú perdiste
también tu puro fulgor,
y lloraste;
también como yo sufriste,
y el crudo arpón del dolor
¡ay! probaste.

¡Infeliz! ¿por qué volví
de mis sueños de ventura
para hallar
luto y tinieblas en ti,
y lágrimas de amargura
que enjugar?

Pero tú conmigo lloras,
que eres el ángel caído
del dolor,
y piedad llorando imploras,
y recuerdas tu perdido
resplandor.

Lucero, si mi quebranto
oyes, y sufres cual yo,
¡ay! juntemos
nuestras quejas, nuestro llanto:
pues nuestra gloria pasó,
juntos lloremos.

Mas hoy miro tu luz casi apagada,
y un vago padecer mi pecho siente:
que está mi alma de sufrir cansada,
seca ya de las lágrimas la fuente.

¡Quién sabe!... tú recobrarás acaso
otra vez tu pasado resplandor,
a ti tal vez te anunciará tu ocaso
un oriente más puro que el del sol.

A mí tan sólo penas y amargura
me quedan en el valle de la vida;
como un sueño pasó mi infancia pura,
se agosta ya mi juventud florida.

Astro sé tú de candidez y amores
para el que luz te preste en su ilusión,
y ornado el porvenir de blancas flores,
sienta latir de amor su corazón.

Yo indiferente sigo mi camino
a merced de los vientos y la mar,
y entregado, en los brazos del destino,
ni me importa salvarme o zozobrar.

Autor del poema: José de Espronceda

69.57%

votos positivos

Votos totales: 23

Comparte:

YA CASI SON LAS 5 00...

Enviado por elstencil  Seguir

Ya casi Son las 5:00,el viento de octubre todavía trasmina entré los arboles sobré todo en los que se quedaron sin hojas sin flores, rasgada la rama de mi dolor,por el momento las nubes se encuentran lejos blancas y aborregadas saben cuando no estar presentes,saben leer los labios cuando vuelvan pintare las montañas pero hoy solo miran de lejos como se sigue partiendo mi corazón.
Aspectos en forma de espectros flotan sobre las brasas, aún que queden pocas esperanzas,lo que duele es que a él lo abrazas con ternura aún que su siembra esta muy cruda no queda duda que te quiere conquistar.
con letra muda no te deja de alagar y e pensado en probar de otra manera hablar con ella un día cualquiera.
Ir juntos al cine cuándo llegué primavera, será la hora Que me tiene enamorado o son tus párpados de color morado no lo sé .
Arlequín en mi conciencia dibujado.

Antonio el stencil.

69.23%

votos positivos

Votos totales: 13

Comparte:

AVINGUDA DEL MARQUÉS DE L'ARGENTERA

Al verme se apartó de sus amigas
y rodeando mi cuello con sus brazos
les dijo alegremente: -«Quiero a este hombre».

Los demás me miraron con envidia.
Es muy linda en verdad y entró en mi cuarto.
Llegué tarde al trabajo al otro día.

Después no se movió ya de mi casa.
Descubrí que son bellas las estrellas
y me gustó algún tiempo. Pero pronto
olvidé que hay estrellas en la noche.

Ahora su amor me oprime como un peso.
No puedo ya salir con mis amigos.
No puedo ya sonreír a las muchachas.
No puedo ni beber un solo trago.

Es mala esta mujer. De verdad mala.
Tan mala como linda. Si la dejo
me matará, lo sé. Lo sé de veras.

Mis amigos se ríen. Yo estoy triste
pues no logro apartarla de mi lado.
Ojalá no me amase o se muriese.

Autor del poema: José María Fonollosa

68.75%

votos positivos

Votos totales: 16

Comparte:

Tu nombre olvidé

Enviado por gabl  Seguir


No recuerdo dónde estás, tu nombre lo olvidé,
tu voz, tu cuerpo, hasta tu cara la olvidé.
Cosas de la vida, de las jugadas del amor,
mi mente gira, busca, mi cuerpo pide tu calor,
no te encuentra, sé que te llevé dentro,
mis manos lo dicen, mis dedos necesitan tu encuentro,
quizás tú me recuerdes como tarde sin brisa,
con olor a llovizna, a tierra y leña chamuscada,
como el eco alejado, casi ausente, sin prisa.
¿Cómo te conocí, dónde fue? mi alma está gastada,
mi corazón miente, una parte de mi presiente,
tu cercanía, es mentira -digo yo- estás ausente.
Tan lejana que mis ojos no te ven,
solo quedan palabras temerosas de ser pronunciadas,
cuando la voz enmudece y los labios no se atreven.

gbl
22/02/2018
Derechos Reservados de Autor

68.75%

votos positivos

Votos totales: 16

Comparte:

WEST 32ND STREET

No quiso comprender que había acabado.
Se cansa hasta la rosa de ser rosa.
Se cansa la botella de su vino.

Esperaba en la calle cada noche
que saliese al balcón y la llamase.
Entonces traje a casa otra mujer.

La sacaron del río un mediodía
cuando el sol sudoroso caminaba
pegándose a la sombra de las casas.

Tumbado en la colina vi su entierro.
Y me sentí tan leve y descansado
como esa nube ociosa de la tarde.

Autor del poema: José María Fonollosa

68.00%

votos positivos

Votos totales: 25

Comparte:

desilusión

Enviado por corazondetinta  Seguir

Sigo pensando si es bueno estar enamorado
Y abecés llego a la conclusión de que es malo
El por que? Abecés no llega a ser muy claro
Talvez por que la realidad siempre te termina aterrizando

Sigo pensando si es bueno estar enamorado
Y sabes no encuentro una conclusión de lo pensado
Por que duele de una manera que no se como explicarlo
Y es por que tanto dolor no cabe en un papel en blanco

Sigo pensando si es bueno estar enamorado
Y sabes mas me duele si lo sigo divagando
Por que te quiero de una forma que no se expresarlo
Talvez será por que no se decir te amo

Sigo pensando si es bueno estar enamorado
Y no encuentro respuesta buena en el pasado
Talvez por que el tiempo mal me a enseñado
O soy yo el cobarde que del sentimiento se sigue alejando

Sigo pensando si es bueno estar enamorado
Y e llegado a una conclusión que no es de mi agrado
Por que es mas razón que corazón
Y es que el amor es un mar de desilusión

corazón de tinta

66.67%

votos positivos

Votos totales: 9

Comparte:

Desde el 141 hasta el 150 de un total de 201 Poemas de desamor

Añade tus comentarios