80 Poemas de despedida 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

QUIERO CON AFÁN SOÑOLIENTO...

Quiero, con afán soñoliento,
Gozar de la muerte más leve
Entre bosques y mares de escarcha,
Hecho aire que pasa y no sabe.

Quiero la muerte entre mis manos,
Fruto tan ceniciento y rápido,
Igual al cuerno frágil
De la luz cuando nace en el invierno.

Quiero beber al fin su lejana amargura;
Quiero escuchar su sueño con rumor de arpa
Mientras siento las venas que se enfrían,
Porque la frialdad tan sólo me consuela.

Voy a morir de un deseo,
Si un deseo sutil vale la muerte;
A vivir sin mí mismo de un deseo,
Sin despertar, sin acordarme,
Allá en la luna perdido entre su frío.

Autor del poema: Luis Cernuda

66.67%

votos positivos

Votos totales: 18

Comparte:

Espera.

Enviado por gabl  Seguir


Te esperé sin tiempo, sin prisa
recostado en la calma de la tarde,
sin saber si vendrías, apareció la noche
la oscuridad reinó, encendí el fuego,
no llegaste, aun así te esperé.

Amaneció lentamente como los años
que se fueron en la espera,
presiento que no vendrás.
Morirá la tarde, la vida pasará
sin futuro, sin presente, te esperé.

Te esperé sin tiempo, sin prisa
estaré solo, sin esperanza sin hogar,
con la vista en el cielo gris
me cansaré de esperar verte llegar,
y así una mañana, me iré.
gbl
23/06/2017
Derechos Reservados de Autor

66.67%

votos positivos

Votos totales: 15

Comparte:

ya no importa

Enviado por gabl  Seguir


No tiene importancia esta pena mía,
es el último suspiro como melodía
de despedida y reclamo a la vida,
de lo que muere y deja de existir.

Ya no importa saber que me quieres,
no puedo pedir lo que niegas,
sin razón ni clemencia ante el clamor
desesperado de compartir caricias y amor.

No hay nada que cambiar,
la vida es triste y se evapora
como fragancia que muere al aire,
y con ella se van mis ilusiones.

gbl
11/12/2017
Derechos Reservados de Autor



66.67%

votos positivos

Votos totales: 9

Comparte:

SIEMPRE EL ADIÓS

Tú llorarás a mares
tres negros días, ya pulverizada
por mi recuerdo, por mis ojos fijos
que te verán llorar detrás de las cortinas de tu alcoba,
sin inmutarse, como dos espinas,
porque la espina es la flor de la nada.
Y me estarás llorando sin saber por qué lloras,
sin saber quién se ha ido:
si eres tú, si soy yo, si el abismo es un beso.

Todo será de golpe
como tu llanto encima de mi cara vacía.
Correrás por las calles. Me mirarás sin verme
en la espalda de todos los varones que marchan al trabajo.
Entrarás en los cines para oírme en la sombra del murmullo. Abrirás
la mampara estridente: allí estarán las mesas esperando mi risa
tan ronca como el vaso de cerveza, servido y desolado.

Autor del poema: Gonzalo Rojas

66.67%

votos positivos

Votos totales: 9

Comparte:

Cenizas

Enviado por gabl  Seguir

Seguí tus huellas
en la aridez
del camino seco,
y el viento las borró.
Supe que estaba solo,
y anduve errante,
a tientas marcando el paso,
sobre el río seco.
Que mis lágrimas
humedecían su lecho,
y fueron ellas
que brotaron de mis ojos,
eI alivio a mis pies cansados.
Como duele vagar caminos,
con el sol inclemente
quemando mi cuerpo,
y el viento en ráfagas
esparciendo mis cenizas.
Me convertí en polvo
como el del camino,
que quedo atrás
como simiente sin vida.

gbl
20/07/2018
Derechos Reservados de Autor

66.67%

votos positivos

Votos totales: 9

Comparte:

Cuanto de extraño

Enviado por astrid2005  Seguir

Cuando extraño oirte reír a carcajadas por cualquier cosa que te hicieran

Extraño tu bella sonrisa cuando me sentías llegar del colegio

Extraño que empezarás a hacer bulla cuando llegara y no te saluda

Extraño que en las mañanas fueras a buscarme a mi cuarto para ir a jugar conmigo

Todo eso la extraño desde el día en que me separaron de tí

66.67%

votos positivos

Votos totales: 12

Comparte:

El viaje definitivo

Enviado por yedra  Seguir


Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros
cantando.
Y se quedará mi huerto con su verde árbol,
y con su pozo blanco.

Todas las tardes el cielo será azul y plácido,
y tocarán, como esta tarde están tocando,
las campanas del campanario.

Se morirán aquellos que me amaron
y el pueblo se hará nuevo cada año;
y lejos del bullicio distinto, sordo, raro
del domingo cerrado,
del coche de las cinco, de las siestas del baño,
en el rincón secreto de mi huerto florido y encalado,
mi espíritu de hoy errará, nostáljico...

Y yo me iré, y seré otro, sin hogar, sin árbol
verde, sin pozo blanco,
sin cielo azul y plácido...
Y se quedarán los pájaros cantando.

Juan Ramón Jimenez

66.67%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:

DESPEDIDA

Quizás, cuando me muera,
dirán: Era un poeta.
Y el mundo, siempre bello, brillará sin conciencia.

Quizás tú no recuerdes
quién fui, mas en ti suenen
los anónimos versos que un día puse en ciernes.

Quizás no quede nada
de mí, ni una palabra,
ni una de estas palabras que hoy sueño en el mañana.

Pero visto o no visto,
pero dicho o no dicho,
yo estaré en vuestra sombra, ¡oh hermosamente vivos!

Yo seguiré siguiendo,
yo seguiré muriendo,
seré, no sé bien cómo, parte del gran concierto.

Autor del poema: Gabriel Celaya

63.16%

votos positivos

Votos totales: 19

Comparte:

Adiós.

Enviado por gabl  Seguir

¿Que es el adiós?
Una partida sin retorno,
o una despedida sin deseos de volver.
gbl
17/08/2016
derechos Reservados de Autor

62.50%

votos positivos

Votos totales: 8

Comparte:

Adios vida mía

Enviado por fishert  Seguir

Hoy el sol no a salido

Porque hoy miraste al cielo con tristeza

Y hoy duermes en cilencío

Como las aves callaron su canto

Como las flores votaron su último aroma

Como tú diste tu último aliento al viento

Hoy el cielo se puso a llorar

Y el viento grita donde estás

Y apesar de que no estás ... .

Te quiero siempre mí amor

62.50%

votos positivos

Votos totales: 8

Comparte:

Desde el 61 hasta el 70 de un total de 80 Poemas de despedida

Añade tus comentarios