365 Poemas de amor 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

Para mi

Enviado por bryan  Seguir

Como la flor para la abeja.
El néctar al picaflor.
Mi guitarra, mi adición.
Letra de mi canción.

Tinta para el papel.
Goma para el carbón.
Mi respirar, mi latir.
El ritmo a mi corazón.

Recorriendo tus caminos.
Tocando mi cajón.
Imaginando a cada paso,
El camino a la pasión.

Tu piel para mis manos.
Mis sueños tu olor.
Tus labios para los mios.
Mi amor para tu amor.

Tus abrazos mi sonrisa.
Tus caricias debilidad.
Tu mirada mi viaje.
Mi viaje a la inmunidad.

75.70%

votos positivos

Votos totales: 107

Comparte:

ÁRBOL DE MI ALMA

Como un ave que cruza el aire claro
Siento hacia mí venir tu pensamiento
Y acá en mi corazón hacer su nido.
Ábrese el alma en flor: tiemblan sus ramas
Como los labios frescos de un mancebo
En su primer abrazo a una hermosura:
Cuchichean las hojas: tal parecen
Lenguaraces obreras y envidiosas,
A la doncella de la casa rica
En preparar el tálamo ocupadas:
Ancho es mi corazón, y es todo tuyo:
Todo lo triste cabe en él, y todo
¡Cuanto en el mundo llora, y sufre, y muere!
De hojas secas, y polvo, y derruidas
Ramas lo limpio: bruño con cuidado
Cada hoja, y los tallos: de las flores
Los gusanos del pétalo comido
Separo: oreo el césped en contorno
Y a recibirte, oh pájaro sin mancha
¡Apresto el corazón enajenado!

Autor del poema: José Martí

75.63%

votos positivos

Votos totales: 119

Comparte:

YA NO HAY GRISES

Ya no hay grises,
no puedo ni siquiera intuirlos.

No sé el cómo ni el porqué,
pero si cuando los perdí.

Tu luz borró las sombras de mi mundo,
y ahora estoy aprendiendo de nuevo a vivir.

Ya no hay más grises,
y todo ello es gracias a tí.

El solo hecho de saber que existes,
me hace ser más feliz.

Y aunque aún no conozcas quién soy,
yo ya te he regalado todo mi corazón.

75.41%

votos positivos

Votos totales: 61

Comparte:

DICIENDO QUE COSA ES AMOR

Es amor fuerça tan fuerte
que fuerça toda razón;
una fuerça de tal suerte,
que todo seso convierte
en su fuerça y afición;
una porfía forçosa
que no se puede vencer,
cuya fuerça porfiosa
hacemos más poderosa
queriéndonos defender.

Es un modo de locura
con las mudanças que hace:
una vez pone tristura,
otra vez causa holgura,
como lo quiere y le place;
un deseo que al ausente
trabaja, pena y fatiga;
un recelo que al presente
hace callar lo que siente,
temiendo pena que diga.

Todas estas propiedades
tiene el verdadero amor;
el falso, mil falsedades,
mil mentiras, mil maldades
como fengido traidor;
el toque para tocar
cuál amor es bien forjado,
es sofrir el desamar,
que no puede comportar
el falso sobredorado.

Autor del poema: Jorge Manrique

75.32%

votos positivos

Votos totales: 77

Comparte:

AMOR, AMOR

Anda libre en el surco, bate el ala en el viento,
late vivo en el sol y se prende al pinar.
No te vale olvidarlo como al mal pensamiento:
¡lo tendrás que escuchar!

Habla lengua de bronce y habla lengua de ave,
ruegos tímidos, imperativos de amar.
No te vale ponerle gesto audaz, ceño grave:
¡lo tendrás que hospedar!

Gasta trazas de dueño; no le ablandan excusas.
Rasga vasos de flor, hiende el hondo glaciar.
No te vale decirle que albergarlo rehúsas:
¡lo tendrás que hospedar!

Tiene argucias sutiles en la réplica fina,
argumentos de sabio, pero en voz de mujer.
Ciencia humana te salva, menos ciencia divina:
¡le tendrás que creer!

Te echa venda de lino; tú la venda toleras;
te ofrece el brazo cálido, no le sabes huir.
Echa a andar, tú le sigues hechizada aunque vieras
¡que eso para en morir!

Autor del poema: Gabriela Mistral

75.24%

votos positivos

Votos totales: 521

Comparte:

LA VOZ A TI DEBIDA

Tú vives siempre en tus actos.
Con la punta de tus dedos
pulsas el mundo, le arrancas
auroras, triunfos, colores,
alegrías: es tu música.
La vida es lo que tú tocas.

De tus ojos, sólo de ellos,
sale la luz que te guía
los pasos. Andas
por lo que ves. Nada más.

Y si una duda te hace
señas a diez mil kilómetros,
lo dejas todo, te arrojas
sobre proas, sobre alas,
estás ya allí; con los besos,
con los dientes la desgarras:
ya no es duda.
Tú nunca puedes dudar.

Porque has vuelto los misterios
del revés. Y tus enigmas,
lo que nunca entenderás,
son esas cosas tan claras:
la arena donde te tiendes,
la marcha de tu reloj
y el tierno cuerpo rosado
que te encuentras en tu espejo
cada día al despertar,
y es el tuyo. Los prodigios
que están descifrados ya.

Y nunca te equivocaste,
más que una vez, una noche
que te encaprichó una sombra
-la única que te ha gustado-.
Una sombra parecía.
Y la quisiste abrazar.
Y era yo.

Autor del poema: Pedro Salinas

75.19%

votos positivos

Votos totales: 129

Comparte:

Rechazala

Enviado por elpoetamarginal  Seguir

No hagas el amor, si no es con tu consorte
Piensa en ella primero y demuestrale
Que tu amor es sincero
O terminaras lamentandote
Por el resto de tu vida
Por traicionar a la mujer que te entrego
Su corazon sin agujeros.

75.00%

votos positivos

Votos totales: 12

Comparte:

Reflexiones.

Enviado por gabl  Seguir

Cuando te hayas ido sin rumbo
y hagas un alto en el camino,
comprenderás el silencio cuando
no escuches ruidos,
al amor cuando no lo tengas,
y la distancia en lo andado.

Solo así; verás al amor diferente,
sincero, sufrido, burlado.
Dejarás tus temores en la orilla,
a la deriva, sacaras de tu alma
el dolor que la comprime
y en un gesto de perdón
doblarás tus rodillas al piso.

Solo la luz del cielo iluminará
tus sentidos, razonarás.
Nunca será tarde para doblegar
el falso orgullo que te hizo envilecer
ante el amor propio y la estimación.

Así aceptarás que hiciste daño
a quien solo te daba pureza,
que sus lágrimas no merecían
brotar por amor que no te pertenecía.

gbl
11/10/2016
Derechos Reservados de Autor

75.00%

votos positivos

Votos totales: 8

Comparte:

Dulce gota de miel

Enviado por dreamerinflight  Seguir

Una gota de miel
Derramada de tus sueños
Expuesta al calor de mi cuerpo
Se derrite y me derrite el interior

Me desvanezco en tu ser, en tus ojos.
Tus labios me saben a cielo,
Tu mirada me alimenta.

Y vivo más feliz
Que un niño;
Con la emoción de arrojar una moneda a la fuente
Y cumplirse... Su deseo.

75.00%

votos positivos

Votos totales: 60

Comparte:

Atracción pecaminosa.

Enviado por andres33  Seguir

Tu dulce mirar,
el sol en tus ojos;
destello del alma
que alegra el corazón.

Con solo mirarlos
me transporto al paraíso terrenal,
marrones como la miel,
dulces como la almendra.

Tus hermosos risos
me recuerdan al imponente mar,
tu tranquilo andar
inquieta mi alma.

Amo cuando me abrazas
siento que tu calor calma mi frió,
siento que tu amor
sacia mi sed.

Amo el amor
que por mi sientes.
Amo la pasión
de tu expresar.

Veo en tu espalda
el reflejo sensual de tu alma.
Siento tu piel como piel angelical,
ni el cielo se compara con su suavidad.

Tus labios dan la impresión
de un pecado inconcebible.
Me uniría a tu pecado si fuese posible.


75.00%

votos positivos

Votos totales: 8

Comparte:

Desde el 121 hasta el 130 de un total de 365 Poemas de amor

Añade tus comentarios