437 Poemas de amor 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

Mi batalla

Enviado por israelmg  Seguir

Perdí la batalla más bonita del mundo,
desde la primera vez en que te vi,
ante tus ojos enigmáticos que guardan
un laberinto del cuál nunca pude salir.
Perdí cuando te vi sonreír y mi corazón
se llenó de emoción,
cuando los versos se volvieron mis
cadenas que me ataron a ti.
Perdí y debo de reconocer tu victoria,
me inunde de tu esencia en un segundo,
no llevabas flechas pero tu mirada se
incrustó en mi interior,
no llevabas espada pero penetraste
hasta mis huesos.
Perdí y mi ser cedió ante ti en un instante,
esta es la batalla más bonita del mundo,
no hubo dolor, ahora soy tu prisionero
de forma voluntaria, y mi lugar favorito
lleva tu nombre.
Eres mi captora, robándote mi alma,
mis pensamientos y sueños, pues aun
dormido te buscó, esperando tu llegada,
en la profundidad de mi mente, dónde
imagino cada noche tu figura.
Perdí sin pensarlo, y solo bastó un segundo,
para que mí ser te llegará amar,
perdí pero soy feliz de hacerlo ante ti.

81.25%

votos positivos

Votos totales: 32

Comparte:

Sin ti

Enviado por elpoetamarginal  Seguir

Son tristes las mañanas
cuando no amaneces conmigo en la cama
pero mas triste es ver el amanecer por la ventana
sin la compañía de una dama

El tiempo y el amor son complementos
porque las palabras se las lleva el viento
por eso yo no quiero una mujer
que me diga que es la princesa del cuento
y nuestra historia termine en lamento.

81.21%

votos positivos

Votos totales: 149

Comparte:

DEFINICIÓN DE AMOR

¿Rogarla? ¿Desdeñarme? ¿Amarla
¿Seguirla? ¿Defenderse? ¿Asirla? ¿Airarse?
¿Querer y no querer? ¿Dejar tocarse
ya persuasiones mil mostrarse firme?

¿Tenerla bien? ¿Probar a desasirse?
¿Luchar entre sus brazos y enojarse?
¿Besarla a su pesar y ella agraviarse?
¿Probar, y no poder, a despedirme?

¿Decirme agravios? ¿Reprenderme el gusto?
¿Y en fin, a beaterías de mi prisa,
dejar el ceño? ¿No mostrar disgusto?

¿Consentir que la aparte la camisa?
¿Hallarlo limpio y encajarlo justo?
Esto es amor y lo demás es risa.

Autor del poema: Francisco de Quevedo

81.18%

votos positivos

Votos totales: 170

Comparte:

EL MAR

Enviado por omransays  Seguir

Eres ese mar donde quiero navegar.
Quiero verte cada mañana al despertar.
Solo con un bote y comida bastara,
Para lograr que me quede una eternidad.

81.15%

votos positivos

Votos totales: 122

Comparte:

tu boca

Enviado por daniel  Seguir

Tu boca hecho con mágicos pinceles,
más que boca es cualquier húmeda granada
que pide tentadora y encarnada
un beso audaz que la derrita en mieles.

Cuando en tus risas entreabrirlas sueles
se difunde en la atmósfera extasiada
el grato olor de fruta sazonada
que hay en la intimidad de los vegetales.

Es abreviada gruta de frescura
constreñido paréntesis de flores
y animado jardín en miniatura.

Yo la besare en férvido embeleso
para sentir, muriéndose de amores,
la eternidad en la embriagues de un beso.

81.08%

votos positivos

Votos totales: 111

Comparte:

Dime quien...

Enviado por garbo  Seguir

¿Que no te veo.?
¿Que no te siento.?
¿Que estas tan lejos.?

Dime quien te dijo eso...

Si te miro en mis recuerdos,
si te siento a qui en mi pecho
y en mi corazón te llevo.

81.08%

votos positivos

Votos totales: 148

Comparte:

MI AMOR POR TI ES MUCHO MÁS QUE AMOR

Mi amor por ti es mucho más que amor,
es algo que se amasa día a día,
es proyectar tu sombra junto a mí,
hacer con ellas una sola vida.

Las miradas que ya al conocer
se hablan entre sí en la distancia,
no hacen falta palabras...qué más da!
si ya interpretamos lo que claman.

Los mil detalles que tienes tú por mí,
mi descaro al advertir en lo que fallas,
el sincerarme cuando hay que decir
lo que sinceramente no se calla.

Mi amor por ti es mucho más que amor.
Mi amor por ti es como una nevada,
un torrente de luz, algo tan bello...
como ponerse el sol o amanecer el alba.

Autor del poema: Roque Dalton

80.95%

votos positivos

Votos totales: 21

Comparte:

SE QUERÍAN

Se querían.
Sufrían por la luz, labios azules en la madrugada,
labios saliendo de la noche dura,
labios partidos, sangre, ¿sangre dónde?
Se querían en un lecho navío, mitad noche, mitad luz.

Se querían como las flores a las espinas hondas,
a esa amorosa gema del amarillo nuevo,
cuando los rostros giran melancólicamente,
giralunas que brillan recibiendo aquel beso.

Se querían de noche, cuando los perros hondos
laten bajo la tierra y los valles se estiran
como lomos arcaicos que se sienten repasados:
caricia, seda, mano, luna que llega y toca.

Se querían de amor entre la madrugada,
entre las duras piedras cerradas de la noche,
duras como los cuerpos helados por las horas,
duras como los besos de diente a diente solo.

Se querían de día, playa que va creciendo,
ondas que por los pies acarician los muslos,
cuerpos que se levantan de la tierra y flotando...
Se querían de día, sobre el mar, bajo el cielo.

Mediodía perfecto, se querían tan íntimos,
mar altísimo y joven, intimidad extensa,
soledad de lo vivo, horizontes remotos
ligados como cuerpos en soledad cantando.

Amando. Se querían como la luna lúcida,
como ese mar redondo que se aplica a ese rostro,
dulce eclipse de agua, mejilla oscurecida,
donde los peces rojos van y vienen sin música.

Día, noche, ponientes, madrugadas, espacios,
ondas nuevas, antiguas, fugitivas, perpetuas,
mar o tierra, navío, lecho, pluma, cristal,
metal, música, labio, silencio, vegetal,
mundo, quietud, su forma. Se querían, sabedlo.

Autor del poema: Vicente Aleixandre

80.77%

votos positivos

Votos totales: 26

Comparte:

COPA CON ALAS

Una copa con alas: ¿quién la ha visto
antes que yo? Yo ayer la vi. Subía
con lenta majestad, como quien vierte
óleo sagrado: y a sus bordes dulces
mis regalados labios apretaba:
¡Ni una gota siquiera, ni una gota
del bálsamo perdí que hubo en tu beso!

Tu cabeza de negra cabellera
¿Te acuerdas?? con mi mano requería,
porque de mí tus labios generosos
no se apartaran. Blanda como el beso
que a ti me transfundía, era la suave
atmósfera en redor: La vida entera
sentí que a mí abrazándote, ¡abrazaba!
¡Perdí el mundo de vista, y sus ruidos
y su envidiosa y bárbara batalla!
Una copa en los aires ascendía
y yo, en brazos no vistos reclinado
tras ella, asido de sus dulces bordes:
¡Por el espacio azul me remontaba!

Oh amor, oh inmenso, oh acabado artista:
en rueda o riel funde el herrero el hierro:
una flor o mujer o águila o ángel
en oro o plata el joyador cincela:
¡Tú sólo, sólo tú, sabes el modo
de reducir el Universo a un beso!

Autor del poema: José Martí

80.31%

votos positivos

Votos totales: 259

Comparte:

Qué alegría que ya estés conmigo

Enviado por glass43  Seguir

Qué alegría que ya estés conmigo.

Si no miro las horas, el tiempo pasa muy rápido y, 
acabo escribiendo y sin pensar ni 5 segundos.

Y se me encoge el alma como todas las mañanas,
y no hago nada con mi mente
para tensar mi cuerpo y, estiro mis piernas,
y voy poniendo en ellas mis grandes verdades.

Qué alegría que ya estés conmigo.

Si no miro las horas el tiempo pasa muy rápido.
Mii corazón y yo que, restan las horas,
o mis pies, que se paralizan con las horas que quedan.

O un alma que niega como se silencia el tiempo,
o unas manos que no hacen más que 
acariciar y, no detectar las mentiras.

80.25%

votos positivos

Votos totales: 81

Comparte:

Desde el 81 hasta el 90 de un total de 437 Poemas de amor

Añade tus comentarios