423 Poemas de amor 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

Vida, la mía

Enviado por alheli  Seguir

Para que decir que no le quiero, cuando no es así?
Sí ya le quiero porque impedirme...?
Seguirle viendo, mendigando tracitos de ensueño que brotan según el cielo.
Él no me quiere, pero ¿acaso no soy niña para llevarlo?
si se cierran las calles, si se acaban los días de clases.
Que inutil es sentir, pero lamentablemente..¿No la vida solo esta para ser sentida?
Como pajarillo que corteja batiendo sus alas y dando saltitos.
Como conejito moviendo la punta de su hociquito rosa.
¿Que soy yo más que mujer?

80.00%

votos positivos

Votos totales: 10

Comparte:

Dibujada con palabras

Enviado por adrian66  Seguir

Dibujada con palabras.


Hoy intentaré dibujarte
con mi pluma y un papel,
seré fiel al reflejarte
y las letras serán mi pincel.


Comenzaré con tu cara
del color de la inocencia,
que con tus labios formara
esa sensual apariencia.


Tu cabello cual cascada
cuelga sobre tu hombro,
y esa espalda bien formada
me hace presa del asombro.


En tus pechos y caderas
debo mi pluma apretar,
pues son como suaves laderas
que el pulso me harán temblar.


Pero antes de terminar
un detalle me ha faltado,
he olvidado firmar
como “Tu eterno enamorado”.


Adrián Correa
11/03/2011

80.00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:

Solo Tu

Enviado por martin10  Seguir

El sol es brillante como tu,
en cada amanecer,
veo tus ojos azules,
como tus labios relucientes.

cada día te veo,
con unas ganas de verte siempre,
quiero convertir mis días,
como un día con suerte

El mar azul como tus ojos,
el rojo de tus labios como la rosa,
el verde que me toca,
es el césped que me roza.

como tú rozas mi corazón,
cada día al verte,
tu con un flechazo,
siempre me destrozas.

La esperanza que me das
al verte pasar,
pero mis oportunidades
siempre van al mar.

80.00%

votos positivos

Votos totales: 10

Comparte:

Miradas de arroyo

Enviado por poesiatelechis  Seguir

Este arroyo me mira
conciencia de mujer,
tiene los ojos negros,
ámbares recién encontrados,
¡como la tierra hermosa!
Por ellos habla el sol y la luna llena;
soñadores aquellos ojos,
estrellas del firmamento.
Mitad niña consentida,
mitad mujer cercana,
este arroyo me mira
repartida en sonrisas y encantos
¡como toda mujer!

80.00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:

ELLA

Esta novia del alma con quien soñé en un día
fundar el paraíso de una casa risueña
y echar, pescando amores, en el mar de la vida
mis redes, a la usanza de la edad evangélica,

es blanca como la hostia de la primera misa
que en una azul mañana miró decir la tierra,
luce negros los ojos, la túnica sombría
y en un ungir las heridas las manos beneméritas.

Dormir en paz se puede sobre sus castos senos
de nieves, que beatos se hinchan como frutas
en la heredad de Cristo, celeste jardinero;

tiene propiedades hondas y los labios de azúcar
y por su grave porte se asemeja al excelso
retrato de la Virgen pintado por San Lucas.

Autor del poema: Ramon Lopez Velarde

79.87%

votos positivos

Votos totales: 154

Comparte:

NAUFRAGANDO EN EL MAR

Enviado por omransays  Seguir

Naufragando en el mar, lleno de soledad.
Tan perdido estaba, sin saber hablar.
El sol tan radiante, me hizo recordar.
Una piel como el sol, y ojos como el mar.
En ese instante pude notar,
Que estaba cerca de tu hogar.

79.66%

votos positivos

Votos totales: 59

Comparte:

AMOR CALLADO

Amor callado, que jamás se queja;
amor que, en la discreta madrugada,
sólo acierta a poner, junto a tu reja,
la ilusión de una estrofa perfumada.

Amor de un alma taciturna y vieja;
amor que es como música olvidada,
que tiene azul resignación de oveja,
que lo dá todo y no pide nada.

Amor es eso, amar como te amo,
sin medir tu desdén, sin que un reclamo
haga que el alma de esperanza estalle.

Amor sin arrebatos y sin ruido,
que espera que tu hogar esté dormido
para pasar entonces por tu calle.

Autor del poema: Miguel A. Peguero

79.63%

votos positivos

Votos totales: 54

Comparte:

ENAMORANTIUM por Doblezero (versión extendida)

Enviado por doblezeroo  Seguir

ENAMORANTIUM (versión extendida)

Veo en sus ojos brillar la luz del mediodía
cuando los cuervos de humo regresan al olvido,
será que en su pasado yo no tuve cabida
y en mis escudos tiembla su corazón ceñido.

Subida a sus tacones me contaba secretos
yo sufriré enjaulando, día y noche, a Cupido.
Yo la rozo levemente, largamente yo la pienso
voy a no descomponerla, por bandera, por oficio.

Creer desearía que nada es imposible,
que vivir se pudiera enjaulando latidos
y soñé con tocarla en la piel sin herirme
ocultando al oráculo corazones partidos.

Ahora, miedo a la torre y a la campana de oro,
yo tengo miedo porque cada instante consigo
es una brasa blanca que crepita en lo hondo
y velozmente en polvo se esfuma por castigo.

Por eso temo al tiempo que sin quererlo crece
igual que en la mirada el amor recién nacido
viene a los ojos y entra y dentro permanece
y allá en lo interno vibra, duele, está conmigo.

Le tengo miedo al tiempo que sin pausa camina
sorbiendo los encuentros ardientes y furtivos,
miedo a que crezca y pase nuestra azul fantasía
como una primavera sobre un jardín de lirios.

Autor: Doblezero

79.53%

votos positivos

Votos totales: 337

Comparte:

EL AMOR QUE CALLA

Si yo te odiara, mi odio te daría
en las palabras, rotundo y seguro;
¡pero te amo y mi amor no se confía
a este hablar de los hombres tan oscuro!

Tú lo quisieras vuelto un alarido,
y viene de tan hondo que ha deshecho
su quemante raudal, desfallecido,
antes de la garganta, antes del pecho.

Estoy lo mismo que estanque colmado
y te parezco un surtidor inerte.
¡Todo por mi callar atribulado
que es más atroz que entrar en la muerte!

Autor del poema: Gabriela Mistral

79.47%

votos positivos

Votos totales: 419

Comparte:

A UNA DAMA MUY HERMOSA

Gentil dama muy hermosa,
en quien tanta gracia cabe,
quien os hizo que os alabe,
que mi lengua ya ni osa
ni lo sabe.
Y pues nombre de hermosa
os puso como joyel,
¿quién osará sino Aquél
cuya mano poderosa
hizo a vos cual hizo a Él?

Compara que la rica febrería
quien la haze es quien la'smalta,
pues hermosura tan alta,
que la loe quien la cría
tan sin falta.
Y si alguno acá quisiere
pensar que quiere loaros,
vaya a veros, y si os viere,
cuando acabe de miraros
no sabrá sino adoraros.

Porque aunque haga la cara
en perfectión el pintor,
siempre tiene algún temor
que la hiziera, si mirara,
muy mejor.
Mas quién a vos os crió
no tiene temor d'aquesto,
porque en todo vuestro gesto
las figuras qu'Él pintó
gran gentileza les dio.

Fin Assí que hallo que Dios
y su Madre gloriosa
no criaron tan preciosa
hermosura como vos,
ni tan hermosa.
Y pues tanta perfectión
os dieron sin diferencia,
a vuestra gran excelencia
escrivo por conclusión:
«Dios haga vuestra canción.»

Autor del poema: Jorge Manrique

79.33%

votos positivos

Votos totales: 150

Comparte:

Desde el 111 hasta el 120 de un total de 423 Poemas de amor

Añade tus comentarios