352 Poemas de amor 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

ÁRBOL DE MI ALMA

Como un ave que cruza el aire claro
Siento hacia mí venir tu pensamiento
Y acá en mi corazón hacer su nido.
Ábrese el alma en flor: tiemblan sus ramas
Como los labios frescos de un mancebo
En su primer abrazo a una hermosura:
Cuchichean las hojas: tal parecen
Lenguaraces obreras y envidiosas,
A la doncella de la casa rica
En preparar el tálamo ocupadas:
Ancho es mi corazón, y es todo tuyo:
Todo lo triste cabe en él, y todo
¡Cuanto en el mundo llora, y sufre, y muere!
De hojas secas, y polvo, y derruidas
Ramas lo limpio: bruño con cuidado
Cada hoja, y los tallos: de las flores
Los gusanos del pétalo comido
Separo: oreo el césped en contorno
Y a recibirte, oh pájaro sin mancha
¡Apresto el corazón enajenado!

Autor del poema: José Martí

75.68%

votos positivos

Votos totales: 111

Comparte:

VALIÓ LA PENA

Caminos angostos
atravesados
piedras enormes
saltadas
calor, frío y lluvia
capeados
y soledad
vencida

todo
valió la pena
para llegar hasta ti

Autor del poema: Koldo Fierro

75.56%

votos positivos

Votos totales: 45

Comparte:

A UNA DAMA MUY HERMOSA

Gentil dama muy hermosa,
en quien tanta gracia cabe,
quien os hizo que os alabe,
que mi lengua ya ni osa
ni lo sabe.
Y pues nombre de hermosa
os puso como joyel,
¿quién osará sino Aquél
cuya mano poderosa
hizo a vos cual hizo a Él?

Compara que la rica febrería
quien la haze es quien la'smalta,
pues hermosura tan alta,
que la loe quien la cría
tan sin falta.
Y si alguno acá quisiere
pensar que quiere loaros,
vaya a veros, y si os viere,
cuando acabe de miraros
no sabrá sino adoraros.

Porque aunque haga la cara
en perfectión el pintor,
siempre tiene algún temor
que la hiziera, si mirara,
muy mejor.
Mas quién a vos os crió
no tiene temor d'aquesto,
porque en todo vuestro gesto
las figuras qu'Él pintó
gran gentileza les dio.

Fin Assí que hallo que Dios
y su Madre gloriosa
no criaron tan preciosa
hermosura como vos,
ni tan hermosa.
Y pues tanta perfectión
os dieron sin diferencia,
a vuestra gran excelencia
escrivo por conclusión:
«Dios haga vuestra canción.»

Autor del poema: Jorge Manrique

75.45%

votos positivos

Votos totales: 110

Comparte:

YA NO HAY GRISES

Ya no hay grises,
no puedo ni siquiera intuirlos.

No sé el cómo ni el porqué,
pero si cuando los perdí.

Tu luz borró las sombras de mi mundo,
y ahora estoy aprendiendo de nuevo a vivir.

Ya no hay más grises,
y todo ello es gracias a tí.

El solo hecho de saber que existes,
me hace ser más feliz.

Y aunque aún no conozcas quién soy,
yo ya te he regalado todo mi corazón.

75.41%

votos positivos

Votos totales: 61

Comparte:

MANOS

¡Ay tus manos cargadas de rosas! Son más puras
tus manos que las rosas. Y entre las hojas blancas
surgen lo mismo que pedazos de luceros,
que alas de mariposas albas, que sedas cándidas.

¿Se te cayeron de la luna? ¿Juguetearon
en una primavera celeste? ¿Son de alma?
...Tienen esplendor vago de lirios de otro mundo;
deslumbran lo que sueñan, refrescan lo que cantan.

Mi frente se serena, como un cielo de tarde,
cuando tú, como tus manos, entre sus nubes andas;
si las beso, la púrpura de brasa de mi boca
empalidece de su blancor de piedra de agua.

¡Tus manos entre sueños! Atraviesan, palomas
de fuego blanco, por mis pesadillas malas,
y, a la aurora, me abren, como son luz de ti,
la claridad suave de oriente de plata.

Autor del poema: Juan Ramón Jiménez

75.22%

votos positivos

Votos totales: 339

Comparte:

AMOR, AMOR

Anda libre en el surco, bate el ala en el viento,
late vivo en el sol y se prende al pinar.
No te vale olvidarlo como al mal pensamiento:
¡lo tendrás que escuchar!

Habla lengua de bronce y habla lengua de ave,
ruegos tímidos, imperativos de amar.
No te vale ponerle gesto audaz, ceño grave:
¡lo tendrás que hospedar!

Gasta trazas de dueño; no le ablandan excusas.
Rasga vasos de flor, hiende el hondo glaciar.
No te vale decirle que albergarlo rehúsas:
¡lo tendrás que hospedar!

Tiene argucias sutiles en la réplica fina,
argumentos de sabio, pero en voz de mujer.
Ciencia humana te salva, menos ciencia divina:
¡le tendrás que creer!

Te echa venda de lino; tú la venda toleras;
te ofrece el brazo cálido, no le sabes huir.
Echa a andar, tú le sigues hechizada aunque vieras
¡que eso para en morir!

Autor del poema: Gabriela Mistral

75.19%

votos positivos

Votos totales: 520

Comparte:

LA VOZ A TI DEBIDA

Tú vives siempre en tus actos.
Con la punta de tus dedos
pulsas el mundo, le arrancas
auroras, triunfos, colores,
alegrías: es tu música.
La vida es lo que tú tocas.

De tus ojos, sólo de ellos,
sale la luz que te guía
los pasos. Andas
por lo que ves. Nada más.

Y si una duda te hace
señas a diez mil kilómetros,
lo dejas todo, te arrojas
sobre proas, sobre alas,
estás ya allí; con los besos,
con los dientes la desgarras:
ya no es duda.
Tú nunca puedes dudar.

Porque has vuelto los misterios
del revés. Y tus enigmas,
lo que nunca entenderás,
son esas cosas tan claras:
la arena donde te tiendes,
la marcha de tu reloj
y el tierno cuerpo rosado
que te encuentras en tu espejo
cada día al despertar,
y es el tuyo. Los prodigios
que están descifrados ya.

Y nunca te equivocaste,
más que una vez, una noche
que te encaprichó una sombra
-la única que te ha gustado-.
Una sombra parecía.
Y la quisiste abrazar.
Y era yo.

Autor del poema: Pedro Salinas

75.00%

votos positivos

Votos totales: 124

Comparte:

Reflexiones.

Enviado por gabl  Seguir

Cuando te hayas ido sin rumbo
y hagas un alto en el camino,
comprenderás el silencio cuando
no escuches ruidos,
al amor cuando no lo tengas,
y la distancia en lo andado.

Solo así; verás al amor diferente,
sincero, sufrido, burlado.
Dejarás tus temores en la orilla,
a la deriva, sacaras de tu alma
el dolor que la comprime
y en un gesto de perdón
doblarás tus rodillas al piso.

Solo la luz del cielo iluminará
tus sentidos, razonarás.
Nunca será tarde para doblegar
el falso orgullo que te hizo envilecer
ante el amor propio y la estimación.

Así aceptarás que hiciste daño
a quien solo te daba pureza,
que sus lágrimas no merecían
brotar por amor que no te pertenecía.

gbl
11/10/2016
Derechos Reservados de Autor

75.00%

votos positivos

Votos totales: 8

Comparte:

Hagamos un trato

Enviado por el_monito  Seguir

Compañera usted sabe que puede contar conmigo, no hasta dos o hasta diez, sino contar conmigo.
Si alguna vez advierte que a los ojos la miro y una veta de amor reconoce en los míos, no alerte sus fusiles, ni piense que deliro.
A pesar de esa veta de amor desprevenido, usted sabe que puede contar conmigo.
Pero hagamos un trato nada definitivo, yo quisiera contar con usted.
Es tan lindo saber que usted existe, uno se siente vivo.
Quiero decir contar hasta dos hasta cinco, no ya para que acuda presurosa en mi auxilio, sino para saber y así quedar tranquilo, que usted sabe que puede contar conmigo.

Mario Benedetti

75.00%

votos positivos

Votos totales: 12

Comparte:

Atracción pecaminosa.

Enviado por andres33  Seguir

Tu dulce mirar,
el sol en tus ojos;
destello del alma
que alegra el corazón.

Con solo mirarlos
me transporto al paraíso terrenal,
marrones como la miel,
dulces como la almendra.

Tus hermosos risos
me recuerdan al imponente mar,
tu tranquilo andar
inquieta mi alma.

Amo cuando me abrazas
siento que tu calor calma mi frió,
siento que tu amor
sacia mi sed.

Amo el amor
que por mi sientes.
Amo la pasión
de tu expresar.

Veo en tu espalda
el reflejo sensual de tu alma.
Siento tu piel como piel angelical,
ni el cielo se compara con su suavidad.

Tus labios dan la impresión
de un pecado inconcebible.
Me uniría a tu pecado si fuese posible.


75.00%

votos positivos

Votos totales: 8

Comparte:

Desde el 111 hasta el 120 de un total de 352 Poemas de amor

Añade tus comentarios