401 Poemas de amor 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

Hagamos un trato

Enviado por el_monito  Seguir

Compañera usted sabe que puede contar conmigo, no hasta dos o hasta diez, sino contar conmigo.
Si alguna vez advierte que a los ojos la miro y una veta de amor reconoce en los míos, no alerte sus fusiles, ni piense que deliro.
A pesar de esa veta de amor desprevenido, usted sabe que puede contar conmigo.
Pero hagamos un trato nada definitivo, yo quisiera contar con usted.
Es tan lindo saber que usted existe, uno se siente vivo.
Quiero decir contar hasta dos hasta cinco, no ya para que acuda presurosa en mi auxilio, sino para saber y así quedar tranquilo, que usted sabe que puede contar conmigo.

Mario Benedetti

78.57%

votos positivos

Votos totales: 14

Comparte:

Amor no correspondido

Enviado por elpoetamarginal  Seguir

Aunque te escribiera mil poemas
para enamorar hasta lo mas profundo de tus entrañas
seria en vano , si mi amor no fuera correspondido
y mi corazón terminaría muy adolorido.

78.57%

votos positivos

Votos totales: 14

Comparte:

Lo que por ti siento

Enviado por edgarken  Seguir

Quisiera poder gritar
el amor que por tí siento,
pero tengo que callar
este humilde sentimiento.

Esta llama que me quema...
que me consume por dentro...
que me atrapa y me condena
y me busco y no me encuentro.

Me va comiendo el deseo
de tenerte entre mis brazos, dejándome sin aliento
con el alma echa pedazos.

Ya no podré soportar
esto que por tí ya siento,
que me domina mi ser
y me deja sin aliento.

Viviré en mi soledad
queriéndote como te quiero
y para dejar de quererte...
prefiero morir primero.
         Edgarken

78.57%

votos positivos

Votos totales: 14

Comparte:

AMÉMONOS

Buscaba mi alma con afán tu alma,
buscaba yo la virgen que mi frente
tocaba con su labio dulcemente
en el febril insomnio del amor.

Buscaba la mujer pálida y bella
que en sueño me visita desde niño,
para partir con ella mi cariño,
para partir con ella mi dolor.

Como en la sacra soledad del templo
sin ver a Dios se siente su presencia,
yo presentí en el mundo tu existencia,
y, como a Dios, sin verte, te adoré.

Y demandando sin cesar al cielo
la dulce compañera de mi suerte,
muy lejos yo de ti, sin conocerte
en la ara de mi amor te levanté.

No preguntaba ni sabía tu nombre,
¿en dónde iba a encontrarte? lo ignoraba;
pero tu imagen dentro el alma estaba,
más bien presentimiento que ilusión.

Y apenas te miré... tú eras ángel
compañero ideal de mi desvelo,
la casta virgen de mirar de cielo
y de la frente pálida de amor.

Y a la primera vez que nuestros ojos
sus miradas magnéticas cruzaron,
sin buscarse, las manos se encontraron
y nos dijimos «te amo» sin hablar

Un sonrojo purísimo en tu frente,
algo de palidez sobre la mía,
y una sonrisa que hasta Dios subía...
así nos comprendimos... nada más.

¡Amémonos, mi bien! En este mundo
donde lágrimas tantas se derraman,
las que vierten quizá los que se aman
tienen yo no sé que de bendición,

dos corazones en dichoso vuelo;
¡Amémonos, mi bien! Tiendan sus alas
amar es ver el entreabierto cielo
y levantar el alma en asunción.

Amar es empapar el pensamiento
en la fragancia del Edén perdido;
amar es... amar es llevar herido
con un dardo celeste el corazón.

Es tocar los dinteles de la gloria,
es ver tus ojos, escuchar tu acento,
en el alma sentir el firmamento
y morir a tus pies de adoración.

Autor del poema: Manuel María Flores

78.57%

votos positivos

Votos totales: 14

Comparte:

EL AMOR

Como el viento que encuentra
una rendija
y se cuela en la habitación
y lo desordena todo
libros
facturas
poemas
así llega
en la vida
el amor.

Nada es igual a partir de entonces,
ese caos
es la felicidad.

Pero un día habrá que recoger.

Suerte si no te toca a ti.

Autor del poema: Karmelo Iribarren

78.36%

votos positivos

Votos totales: 573

Comparte:

AMOR CALLADO

Amor callado, que jamás se queja;
amor que, en la discreta madrugada,
sólo acierta a poner, junto a tu reja,
la ilusión de una estrofa perfumada.

Amor de un alma taciturna y vieja;
amor que es como música olvidada,
que tiene azul resignación de oveja,
que lo dá todo y no pide nada.

Amor es eso, amar como te amo,
sin medir tu desdén, sin que un reclamo
haga que el alma de esperanza estalle.

Amor sin arrebatos y sin ruido,
que espera que tu hogar esté dormido
para pasar entonces por tu calle.

Autor del poema: Miguel A. Peguero

78.26%

votos positivos

Votos totales: 46

Comparte:

Enviado por ev2112  Seguir

Me gustas
Como una tarde lluviosa
Como una noche estrellada

Te quiero
Como un beso robado
Como un abrazo inesperado

Te busco
Como amor que no es casual
Como calidez en lo glacial

Te admiro
Como un girasol hacia su astro
Como un niño a la blanca luna

Te amo
Como sol a la luna
Como amanecer a la tierra

78.26%

votos positivos

Votos totales: 46

Comparte:

MI AMOR PERDURA

Con el paso de los años creí olvidarte.
Nuevos caminos se antojaban largos y solitarios.
Seguro estaba de un sendero sin retorno,
y de borrar las fechas del calendario.

Pero finalmente él me invade.
Mi aliento se desvanece.
Mi corazón enmudece.
Y mi respiración se ahoga y desaparece.

¿Qué me pasa? Creí olvidarte...

Y en mi esfuerzo inútil por alejarme,
fracaso al guardar en el olvido,
la llama asfixiada,
de tu amor prohibido.

78.20%

votos positivos

Votos totales: 5389

Comparte:

LO QUE NECESITO DE TI

No sabes cómo necesito tu voz;
necesito tus miradas
aquellas palabras que siempre me llenaban,
necesito tu paz interior;
necesito la luz de tus labios
! Ya no puedo... seguir así !
...Ya... No puedo
mi mente no quiere pensar
no puede pensar nada más que en ti.
Necesito la flor de tus manos
aquella paciencia de todos tus actos
con aquella justicia que me inspiras
para lo que siempre fue mi espina
mi fuente de vida se ha secado
con la fuerza del olvido...
me estoy quemando;
aquello que necesito ya lo he encontrado
pero aún !Te sigo extrañando!

Autor del poema: Mario Benedetti

77.98%

votos positivos

Votos totales: 4910

Comparte:

ORILLAS DEL AMOR

Como una vela sobre el mar
resume ese azulado afán que se levanta
hasta las estrellas futuras,
hecho escala de olas
por donde pies divinos descienden al abismo,
también tu forma misma,
ángel, demonio, sueño de un amor soñado,
resume en mí un afán que en otro tiempo levantaba
hasta las nubes sus olas melancólicas.

Sintiendo todavía los pulsos de ese afán,
yo, el más enamorado,
en las orillas del amor,
sin que una luz me vea
definitivamente muerto o vivo,
contemplo sus olas y quisiera anegarme,
deseando perdidamente
descender, como los ángeles aquellos por la escala de espuma,
hasta el fondo del mismo amor que ningún hombre ha visto.

Autor del poema: Luis Cernuda

77.86%

votos positivos

Votos totales: 131

Comparte:

Desde el 111 hasta el 120 de un total de 401 Poemas de amor

Añade tus comentarios