80 Poemas de la noche 

La Vigilia

Enviado por gabl  Seguir

Sentado a un lado del camino sobre la fría tierra
que un día será parte de mis cenizas,
espero que amanezca, la noche me cobija,
me acompaña en la soledad, en la vigilia,
por la llegada del nuevo día.
Así se va la noche, se oculta la luna,
se asoma tímidamente en el horizonte el sol
y sus rayos calientan mi cuerpo, me reanima,
me conforta el espíritu y el alma compungida.

gbl
04/01/2018
Derechos Reservados de Autor


71.43%

votos positivos

Votos totales: 7

Comparte:

!Dime!

Enviado por gabl  Seguir


¿Dime
si el amor es dulce,
o amargo?
Dime,
¿Si la soledad es pasajera
O es eterna?
Dime.
¿Si el temor es nocturno
O es madrugada?
¿Dime
Si la noche es negra
Y el día es azul?
Dime,
¿Quien es Dios
Y dónde está?
Dime,
¿Si la luna
No la quema el sol,
Por qué se oculta de el?
Dime,
¿Por qué nacemos
Para luego morir?

gbl
02/02/2018
Derechos Reservados de Autor

71.43%

votos positivos

Votos totales: 21

Comparte:

MADRUGADAS XII

Y recorrer al niño
que quiso parecerse
al hombre que no ha sido.

Y cada noche verle
llorar en los rincones.

Y cada noche oírle
decir que lo sabía.

Autor del poema: Fernando Valverde

70.33%

votos positivos

Votos totales: 583

Comparte:

Sueños

Enviado por gabl  Seguir

Sueños
Me quedo solitario y temeroso;
ante la realidad onírica o verdadera,
como fluido disperso en el aire.

gbl
05/05/2018
Derechos Reservados de Autor

70.00%

votos positivos

Votos totales: 10

Comparte:

INSOMNE

Hay algunas noches cuando
el sueño juega tímido,
distante y desdeñoso.
Y todos los engaños que empleo para ganar
sus servicios a mi lado
son inútiles como orgullo herido
y mucho más dolorosos.

Autor del poema: Maya Angelou

69.57%

votos positivos

Votos totales: 23

Comparte:

Campanas

Enviado por gabl  Seguir

Prosa.
Suenan las campanas en el silencio del alba,
chocan los metales y el ruido rompe el sueño
y las ilusiones que crecieron en la noche.

GBL
20/07/15

69.23%

votos positivos

Votos totales: 13

Comparte:

LA NOCHE EN LA ISLA

Toda la noche he dormido contigo
junto al mar, en la isla.
Salvaje y dulce eras entre el placer y el sueño,
entre el fuego y el agua.

Tal vez muy tarde
nuestros sueños se unieron
en lo alto o en el fondo,
arriba como ramas que un mismo viento mueve,
abajo como rojas raíces que se tocan.

Tal vez tu sueño
se separó del mío
y por el mar oscuro
me buscaba como antes
cuando aún no existías,
cuando sin divisarte
navegué por tu lado,
y tus ojos buscaban
lo que ahora
-pan, vino, amor y cólera-
te doy a manos llenas
porque tú eres la copa
que esperaba los dones de mi vida.

He dormido contigo
toda la noche mientras
la oscura tierra gira
con vivos y con muertos,
y al despertar de pronto
en medio de la sombra
mi brazo rodeaba tu cintura.
Ni la noche, ni el sueño
pudieron separarnos.

He dormido contigo
y al despertar tu boca
salida de tu sueño
me dio el sabor de tierra,
de agua marina, de algas,
del fondo de tu vida,
y recibí tu beso
mojado por la aurora
como si me llegara
del mar que nos rodea.

Autor del poema: Pablo Neruda

69.05%

votos positivos

Votos totales: 42

Comparte:

Durante la noche

Enviado por carga  Seguir

Durante la noche
acostado sobre mi cama,
Dios se sentó sobre mis pies
y él me pregunto :

''¿Por qué te desvives viendo la ventana?''

Al principio no supe que responder con ello,
y al cabo de un rato comprendí que tras la ventana estaban mis sueños.

Dios es un hombre que siempre habla con la verdad,
me ordenó que me pusiera de pie
e hiciera esos sueños realidad.

Dios se desvanecio dentro del espejo.
Y la almohada apretó con fuerza mi cuello,
al morir entendí que había pasado con eso

había estado durmiendo...

67.65%

votos positivos

Votos totales: 34

Comparte:

SABER LLEVAR NUESTRA PORCIÓN DE NOCHE

Saber llevar nuestra porción de noche
o de mañana pura;
llenar nuestro vacío con desprecio,
llenarlo de ventura.

Aquí una estrella, y otra estrella lejos:
alguna se extravía.
Aquí una niebla, más allá otra niebla,
pero después el día.

Autor del poema: Emily Dickinson

67.19%

votos positivos

Votos totales: 445

Comparte:

ALGUNA NOCHE

Alguna noche -las fogatas eran
de dolor o de júbilo-
la casa te veía desertar.

Te abrías a una vida
distinta, a un mundo
alegre como los ojos de un dios:
voces mayores, fuegos de artificio,
inacabable noche de San Juan
en tu estancia vacía...

El tiempo se agrandaba en los rincones,
se detenía en torno al corazón,
mientras el estruendo proseguía,
lejos, lejos, quién sabe si real.

Después, todo más claro:
los sonidos pequeños, el crujido de un mueble
la lluvia en el desván.

Nueva vida a las cosas, el alba aparecía,
y tú llegabas, amorosamente.

Autor del poema: José Agustín Goytisolo

66.20%

votos positivos

Votos totales: 216

Comparte:

Desde el 51 hasta el 60 de un total de 80 Poemas de la noche

Añade tus comentarios