79 Poemas de la noche 

MADRUGADAS XII

Y recorrer al niño
que quiso parecerse
al hombre que no ha sido.

Y cada noche verle
llorar en los rincones.

Y cada noche oírle
decir que lo sabía.

Autor del poema: Fernando Valverde

70.22%

votos positivos

Votos totales: 581

Comparte:

RUTH (Fragmento 2)

Y suspiró por su lecho baldío,

rezó llorando, e hizo sitio en la almohada

para la que, como baja el rocío,

hacia él vendría en la noche callada.

Autor del poema: Gabriela Mistral

70.00%

votos positivos

Votos totales: 30

Comparte:

La guardia

Enviado por yedra  Seguir


LA GUARDIA


Siempre me gusto el silencio de la madrugada.
En la quietud...mi mente volaba en íntimos pensamientos.
Las luces suaves de la lejanía me hacía soñar en veredas de inquietud que sólo el corazón entiende.



Allí estaba yo,con el cetme en las manos,en aquella garita tranquila sobre el jardín en la comandancia.No hacía frío,y me encontraba sereno en la paz de aquella noche que por alguna razón desconocida del alma,quedó anidada en los suaves caminos del recuerdo.

Mi corazón vaga en sueños en los que es difícil poner palabras.
La calidez de lo que siento...me reconforta en aquella garita tan lejos de casa.
Mis ojos como siempre...contemplan aquellas amigas tan bellas que tengo tan encima de mi...las estrellas.¡¡cuantas madrugadas soñadas!! bajo la hermosura de tus parpadeos cómplices,cuando salía al balcón para contemplaos,después de dejar parte del corazón en unas hojas de papel...en noches tranquilas.

En aquella garita...¡quería emprender el vuelo! y abarcaros con mis brazos y dejar que vuestro brillo me acariciara el alma,y olvidarme de tantas cosas que aprisionaban mi cuerpo...¡pero no mi alma!
Allí entre vosotras veía el rostro de...mi amor.
contaba los meses que me separaban de poder volver a contemplar sus ojos...9 meses,la cifra se me quedó grabada a fuego en aquella madrugada serena llena de sueños y proyectos.

Hubiera querido que aquella guardia no tuviera fin...estaba feliz con aquellas luces en la distancia,con aquel silencio,aquella paz, y mis amigas las estrellas tan alto sobre mi...dándome la dulce calidez de la esperanza en el mañana.

Un cetme en mis manos,una garita...y sin embargo mi corazón vuela más allá,en ensoñaciones que dan calidez a mis sentimientos y reconfortan mi ser.

Tantos años hace...y aún recuerdo aquella madrugada en el corazón,y recuerdo aquella garita...Y AQUELLA GUARDIA,en la que mi alma vagaba
libre como el viento...ENTRE LAS ESTRELLAS.

Yedra

69.23%

votos positivos

Votos totales: 13

Comparte:

Durante la noche

Enviado por carga  Seguir

Durante la noche
acostado sobre mi cama,
Dios se sentó sobre mis pies
y él me pregunto :

''¿Por qué te desvives viendo la ventana?''

Al principio no supe que responder con ello,
y al cabo de un rato comprendí que tras la ventana estaban mis sueños.

Dios es un hombre que siempre habla con la verdad,
me ordenó que me pusiera de pie
e hiciera esos sueños realidad.

Dios se desvanecio dentro del espejo.
Y la almohada apretó con fuerza mi cuello,
al morir entendí que había pasado con eso

había estado durmiendo...

68.75%

votos positivos

Votos totales: 32

Comparte:

Regreso...

Enviado por gabl  Seguir

Prosa

Regreso por la noche
cargado de ilusiones y amor
sin saber como compartirlas,
errado el camino quedo atrapado.

En la absoluta oscuridad
nublado mis ojos en la senda
que me permita regresar
y encontrar tus verdes ojos.

Reflejos de luz como luceros
y sea su titilar que guié mis pasos
en el camino oscuro y perdido
y llegue a ti por la senda perdida.

Regreso por la noche
te entrego mis ilusiones y amor
que la oscuridad me quiso arrebatar
cuando perdí el camino.

gbl
27/07/2015
Derechos Reservados de Autor

68.75%

votos positivos

Votos totales: 16

Comparte:

Como quisiera

Enviado por alvarado14  Seguir

Como quiero que mi mente de deje olvidada
como quisiera que mi corazón se desate
como quisiera que aquel momento que te vi
no me hubieses conquistado con solo tu mirada

como quisiera que nunca me hubiesse sonreido
como quisiera que nunca me hubieses dicho que me amarias
que me amarias tal como era
mas ahora aquella persona ya no existe
la extigiste de mi alma
aquela ilusion que sentiria cuando estabamos juntos
esas palabras que aun se resbalan en mis pensamientos
y los demuestran mis lagrimas en esta noche sola
en las en que en mis sueños aun siento
que me abrazas como esas noches frias

68.75%

votos positivos

Votos totales: 16

Comparte:

!Dime!

Enviado por gabl  Seguir


¿Dime
si el amor es dulce,
o amargo?
Dime,
¿Si la soledad es pasajera
O es eterna?
Dime.
¿Si el temor es nocturno
O es madrugada?
¿Dime
Si la noche es negra
Y el día es azul?
Dime,
¿Quien es Dios
Y dónde está?
Dime,
¿Si la luna
No la quema el sol,
Por qué se oculta de el?
Dime,
¿Por qué nacemos
Para luego morir?

gbl
02/02/2018
Derechos Reservados de Autor

68.42%

votos positivos

Votos totales: 19

Comparte:

LA NOCHE EN LA ISLA

Toda la noche he dormido contigo
junto al mar, en la isla.
Salvaje y dulce eras entre el placer y el sueño,
entre el fuego y el agua.

Tal vez muy tarde
nuestros sueños se unieron
en lo alto o en el fondo,
arriba como ramas que un mismo viento mueve,
abajo como rojas raíces que se tocan.

Tal vez tu sueño
se separó del mío
y por el mar oscuro
me buscaba como antes
cuando aún no existías,
cuando sin divisarte
navegué por tu lado,
y tus ojos buscaban
lo que ahora
-pan, vino, amor y cólera-
te doy a manos llenas
porque tú eres la copa
que esperaba los dones de mi vida.

He dormido contigo
toda la noche mientras
la oscura tierra gira
con vivos y con muertos,
y al despertar de pronto
en medio de la sombra
mi brazo rodeaba tu cintura.
Ni la noche, ni el sueño
pudieron separarnos.

He dormido contigo
y al despertar tu boca
salida de tu sueño
me dio el sabor de tierra,
de agua marina, de algas,
del fondo de tu vida,
y recibí tu beso
mojado por la aurora
como si me llegara
del mar que nos rodea.

Autor del poema: Pablo Neruda

67.50%

votos positivos

Votos totales: 40

Comparte:

SABER LLEVAR NUESTRA PORCIÓN DE NOCHE

Saber llevar nuestra porción de noche
o de mañana pura;
llenar nuestro vacío con desprecio,
llenarlo de ventura.

Aquí una estrella, y otra estrella lejos:
alguna se extravía.
Aquí una niebla, más allá otra niebla,
pero después el día.

Autor del poema: Emily Dickinson

66.82%

votos positivos

Votos totales: 440

Comparte:

Campanas

Enviado por gabl  Seguir

Prosa.
Suenan las campanas en el silencio del alba,
chocan los metales y el ruido rompe el sueño
y las ilusiones que crecieron en la noche.

GBL
20/07/15

66.67%

votos positivos

Votos totales: 12

Comparte:

Desde el 41 hasta el 50 de un total de 79 Poemas de la noche

Añade tus comentarios