79 Poemas de la noche 

SOBREVIVÍ LA NOCHE DE UN MODO SECRETO

Sobreviví la noche de un modo secreto
y entro en el día.
Le basta al que está a salvo saber que fue salvado
aunque no sepa el cómo.

Tomo, pues, mi lugar entre los vivos,
como quien deja que lo lleven,
candidata al azar de la mañana
pero citada con los muertos.

Autor del poema: Emily Dickinson

63.91%

votos positivos

Votos totales: 133

Comparte:

NOCHE DEL SENTIDO

Como cuchillos fueron nuestros besos
en tanta sombra hiriéndonos callados.
Vida o muerte nos dimos muchas veces,
tan ebrios de aquel vino con ceniza
que la luna vertía en nuestro pecho.
¿De qué nos escondía nuestra carne?
La luz llegó desnuda, devolviéndonos
lo robado a la noche, su mentira.
y el recelo acampó sus negros potros
en el desierto campo de batalla.

Autor del poema: Abelardo Linares

63.87%

votos positivos

Votos totales: 155

Comparte:

Confesión

Enviado por gabl  Seguir

Confesión.

De vez en cuando siento soledad
y tú nunca estás cerca de mi,
me siento cansada, de sollozar
dentro del alma y de escuchar
las lágrimas caer como catarata.

!Y tu no estás cerca de mí!
siento que los nervios me comen
estoy aterrada sin la mirada de tus ojos
que me confortan, que me dan vida
y muerte cuando no estás aquí.

Esta noche te necesito, te deseo
ven y quitarme el miedo. Sujétame
con fuerza y frenesí, no me dejes
que esta noche serás para mi,
toma mi cuerpo y hazte sentir.

16/10/2016
gbl
Derechos Reservados de Autor

63.46%

votos positivos

Votos totales: 52

Comparte:

DESCALZO

Noche sin luna,
alguien, descalzo,
cruza el desierto.

Hay huellas que la noche vela,
hay desnudeces que la luz apaga.

Autor del poema: Hugo Mújica

62.91%

votos positivos

Votos totales: 1688

Comparte:

Nocturnal

Enviado por gabl  Seguir


Mi noche es como la sabana bañada de reflejo lunar
de tenue luz, que semejan coyuyos encendidos a lo lejos.
Recostado en mi cama miro al techo imaginado el firmamento
y la telaraña la comparo con las lejanas constelaciones.
Siento miedo, el corazón lo sabe latiendo como presa huida
del acoso del tenaz cazador. Mi alma se enfría temerosa.
Muerdo mis labios, se reseca la garganta, desencadena la angustia.
Me devuelve a la realidad el zumbido de los zancudos,
atrapado entre sábanas mojadas, sudadas emanando mi olor corporal.
Tal vez algún día despierte y sienta su presencia etérea
de mirada fija en mis ojos como despedida de vida.

gbl
13/02/2018
Derechos Reservados de Autor

62.50%

votos positivos

Votos totales: 8

Comparte:

Sueños

Enviado por gabl  Seguir

Sueños
Me quedo solitario y temeroso;
ante la realidad onírica o verdadera,
como fluido disperso en el aire.

gbl
05/05/2018
Derechos Reservados de Autor

62.50%

votos positivos

Votos totales: 8

Comparte:

HUELLA

Esta noche visitaré tu sueño
entraré silenciosa
disfrazada de ola o de tormenta
de lluvia o de gaviota
Caminaré tu adentro y arribaré a tu playa

Cuando despiertes
recordarás a aquella
que compartió contigo
tus "Saudades"

Autor del poema: María Clara González

61.31%

votos positivos

Votos totales: 137

Comparte:

ENTRE LA NOCHE Y EL ALBA

Entre el tejado y el cielo
hay un vacío de pájaros,
una nostalgia de lluvias.

Entre la noche y el alba
la cita imposible de cada vida:
la ausencia que el alma abraza.

Autor del poema: Hugo Mújica

60.00%

votos positivos

Votos totales: 25

Comparte:

CAE LA NOCHE

Cae la noche
entre tus brazos
no hay ningún temor
la tempestad es música celestial

Las paredes me protegen,
tus manos también.
Es momento de cerrar los ojos
y dormir,
dormir para siempre
y soñar que este momento
nunca dejará de existir.

Autor del poema: Koldo Fierro

59.22%

votos positivos

Votos totales: 3198

Comparte:

ESTA NOCHE ES TAN HONDA Y ES TAN LARGA

¡Esta noche es tan honda y es tan larga!
El silencio se torna penetrante
lo mismo que el aroma de las rosas
que entre tus brazos nacen
del abril de tu cuerpo.

En la quietud del aire
respiro entre las sombras
tu aliento y tu mirada. Nadie sabe
que estás aquí y suspiras
con la brisa y las hojas, tibia carne
dormida entre jazmines; que te lleva
esa nube que pasa; que tu talle
se asoma tiernamente a las ventanas
que las estrellas abren,
dormidas, en el cielo.
Nadie te ve ni siente; nadie sabe

que estás aquí en mis labios;
que entre mis manos late
el olor de tu pelo; que tus ojos,
profunda sombra dulce, se entreabren
dentro del pecho mío.

No, amor, nadie lo sabe;
nadie, ni tu, mi amor, sabe que estoy
esperando contigo y a solas que pase
esta noche tan larga;
esperando que acabe
esta noche y despierte
el alba, el día, el aire
¡el alba, el aire, el día entre tus brazos!
¡amor, amor, amor, nadie lo sabe!

Autor del poema: Juan Chabás

58.33%

votos positivos

Votos totales: 36

Comparte:

Desde el 61 hasta el 70 de un total de 79 Poemas de la noche

Añade tus comentarios