87 Poemas de tristeza 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

Solos

Enviado por gabl  Seguir

Aunque vivamos solos
llenos de recuerdos,
de nostalgia y tristezas,
siempre necesitaremos
el calor de otro cuerpo,
de otra piel, de otras manos.
Escuchar otra voz
en medio de la noche,
y despertar abrigado en otros brazos.

gbl
16/10/2018
derechos Reservados de Autor

73.33%

votos positivos

Votos totales: 30

Comparte:

Tormenta

Enviado por gabl  Seguir

Y finalmente llegó la tarde, fue como desertar del tedio y el hastío.
La esperaba viendo las horas de la mañana avanzar lentamente
bajo un cielo ennegrecido que presagiaba tormenta.
Solo comparable con las que se desatan en mi alma, inesperadas y repentinas.

gbl
10/06/2018
Derechos Reservados de Autor

73.33%

votos positivos

Votos totales: 15

Comparte:

Cuando ya no esté

Enviado por cesarparis  Seguir

Cuando ya no esté,
las piedras no me recordarán
ni los mares ni las olas ni los vientos

Cuando ya no esté,
no habrá pasado que me persiga
ni miedos a los que enfrentarse
porque ya no estaré

No se me escapará ninguna lágrima
ni a la Tierra le importará
porque le di importancia exagerada
cuando nunca tampoco me preguntaron

Sigo pasando por delante de tu casa
a veces, cuando me pierdo
o cuando me quiero forzar a perderme
aunque selección la nostalgia en pedacitos rotos

No me iré contigo, no estás en ningún lado, solo en mi recuerdo marchito,
recuerdo que se ahoga cada vez más y aunque no pueda hacer nada para controlarlo, se irá esfumando.

Ni más, ni menos

72.97%

votos positivos

Votos totales: 148

Comparte:

DE NO SABER HALLAR SU SITIO

De irrelevante apariencia,
el pasear esconde una gran ciencia.
Lo sé yo, que cultivo dicho arte
cuando el corazón se me parte.

No por ningún desamor,
más bien, pesa el desazón
de no entender éstos pasos
de no comer de éstos pastos.

Veo como reís todos y todas,
mientras a mí, me arrastran las olas
Del mar furioso,
que duda de todo lo hermoso.

Autor del poema: Nemo

72.34%

votos positivos

Votos totales: 47

Comparte:

Penas.

Enviado por gabl  Seguir


Qué pena me da verte cargada de años,
que golpearon duramente tu humanidad.

Otrora tu belleza que cautivaba y
atrapaba miradas sigilosas e indiscretas.

Cutis de porcelana, labios encarnados que incitaban al beso desmedido y apasionado.

Ojos verdes penetrantes e inquietos
en contraste con el níveo de tus dientes.

Tu cuerpo enjuto, encorvado, de paso lento,
en tránsito hacia el final del camino cierto
sin retorno a la vida que se va.

!Qué pena me da verte cargada de años!

gbl
28/04/2015
Derechos Reservados de Autor

72.22%

votos positivos

Votos totales: 18

Comparte:

Mañana.

Enviado por gabl  Seguir


Mañana me despertará el sol en mi ventana
para calentar mis sábanas y mi cuerpo,
y sentir la calidez de sus rayos en mi.

Como si despertara abrazado a la mujer
que años atrás partió dejando frío su lugar
que compartía y calentaba con mi cuerpo.

Aún su frialdad vive apegada en mi humanidad
contagiándome de visiones y sueños entrecortados.

Erizados y ateridos ante la presencia fantasmal
que recorre cada noche los rincones del ámbito.
gbl
10/03/15
Derechos Reservados de Autor

71.79%

votos positivos

Votos totales: 39

Comparte:

Si tan solo supiera

Enviado por gcarrasco  Seguir

Si tan solo supiera
que el cielo es azul,
no tendría necesidad
de pintarlos sombríos.

Frías son las noches
me miran con desdén,
como el aguilucho
mirando a su presa,
así me mira la noche,
si tan solo supiera
que hay un amanecer.

La garúa cae en mi rostro
recordándome que
soy vulnerable,
que estoy en invierno
en un día soleado,
si tan solo supiera
que existe
un día templado.

Si tan solo supiera
que existe un día soñado
en el que el cielo azulado,
extienda el amanecer
de un día templado,
solo queda la esperanza
de esperar ese sueño dorado.

71.43%

votos positivos

Votos totales: 28

Comparte:

Analizando

Enviado por gabl  Seguir



Vivimos y compartimos;
celos, dudas, tristezas,
tentaciones, carencias,
afectos, penas, ternura,
desamor, pasión, alegrías.

Y pese a todo;
amamos y somos amados.
Lloramos y reímos
y aun así somos inconformes,
vanos y amargados.
¿Será que ser feliz,
se torna casi imposible?
¿Cuánto cuesta la felicidad!

gbl
29/06/15
Derechos Reservados de Autor

71.43%

votos positivos

Votos totales: 21

Comparte:

las enseñanzas del amor

Enviado por jfbc1201  Seguir

con tu pérdida madure demasiado
con tu pérdida averigüe quien era
con tu pérdida supe que es la abrumación
con tu pérdida sentí la depresión

sin ti sentí el verdadero vacío
sin ti supe que significa la soledad
sin ti averigüe que era depender
sin ti me di cuenta que todo tiene que ceder

si estuvieras aquí no escribiría
los versos más tristes esta noche
esta noche pienso ser un Neruda
¿cómo lograste cautivarme con tu dulzura?

aprendí que es el magnífico amor
aprendí a saber escoger mucho mejor
aprendí a que no debo dejar que sean mi todo
porque cuando se van me quedo sin nada

te agradezco todas esas experiencias
te agradezco el enseñarme a querer
te agradezco el haberme querido
te agradezco la mentira
te agradezco ……… todo
¡y no sé por qué, pero lo repetiría!

Balarezo Cotrina, Juan

71.43%

votos positivos

Votos totales: 7

Comparte:

EL SOL Y LA MUERTE

Como el ciego que llora contra un sol implacable,
me obstino en ver la luz por mis ojos vacíos,
quemados para siempre.

¿De qué me sirve el rayo
que escribe por mi mano? ¿De qué el fuego,
si he perdido mis ojos?

¿De qué me sirve el mundo?

¿De qué me sirve el cuerpo que me obliga a comer,
y a dormir, y a gozar, si todo se reduce
a palpar los placeres en la sombra,
a morder en los pechos y en los labios
las formas de la muerte?

Me parieron dos vientres distintos, fui arrojado
al mundo por dos madres, y en dos fui concebido,
y fue doble el misterio, pero uno solo el fruto
de aquel monstruoso parto.

Hay dos lenguas adentro de mi boca,
hay dos cabezas dentro de mi cráneo:
dos hombres en mi cuerpo sin cesar se devoran,
dos esqueletos luchan por ser una columna.

No tengo otra palabra que mi boca
para hablar de mí mismo,
mi lengua tartamuda
que nombra la mitad de mis visiones
bajo la lucidez
de mi propia tortura, como el ciego que llora
contra un sol implacable.

Autor del poema: Gonzalo Rojas

71.43%

votos positivos

Votos totales: 14

Comparte:

Desde el 31 hasta el 40 de un total de 87 Poemas de tristeza

Añade tus comentarios