72 Poemas de tristeza 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

MI CORAZÓN

Es mentira
que mi corazón porque palpita
esté despierto.
Sus latidos son tan sólo
el goteo
de su llanto glacial
como el que llora al fundirse
el témpano de hielo.

Es mentira
que mi corazón porque palpita
esté despierto.
Su misión se reduce
a mantener de pie
a un muerto
que esperanzado
aún persigue sus sueños.

Autor del poema: Elías Nandino

76.66%

votos positivos

Votos totales: 437

Comparte:

A XXX DEDICÁNDOLE ESTAS POESÍAS

Marchitas ya las juveniles flores,
nublado el sol de la esperanza mía,
hora tras hora cuento y mi agonía
crecen y mi ansiedad y mis dolores.

Sobre terso cristal ricos colores
pinta alegre tal vez mi fantasía,
cuando la triste realidad sombría
mancha el cristal y empaña sus fulgores.

Los ojos vuelvo en su incesante anhelo,
y gira en torno indiferente el mundo,
y en torno gira indiferente el cielo.

A ti las quejas de mi mal profundo,
hermosa sin ventura, yo te envío:
mis versos son tu corazón y el mío.

Autor del poema: José de Espronceda

75.86%

votos positivos

Votos totales: 29

Comparte:

Prisionero

Enviado por maudit  Seguir

Me gustaría encender un puro,
encerrado, sólo y triste, sin apuro,
iluminando la oscuridad de mi vida,
si eres prisionero es la única salida.

Prisionero por cometer un pecado,
culpable de amar sin ser amado,
aquí estoy pensando cada día,
en ti y en el amor que te daría.

Condenado a mil años de tristeza,
no de pena ni amargura ni pobreza,
porque pena tengo de mucho antes,
cuando vi por vez última los Andes.

Ahora no veo a nadie, ni a mi sombra,
todos se han ido y no me asombra,
así es la vida que me toca, desolado,
ingenuamente pensé sería a tu lado.

Por eso prendo este puro a fuego lento,
disfrutando al máximo este momento,
intentando acabar con mi sufrimiento,
comparando esta acción con el amor,
porque se prende con una pizca de ardor,
hasta consumirse en cenizas mi dolor.

Mauricio Andrés - 2017.12.07

75.00%

votos positivos

Votos totales: 24

Comparte:

Solos

Enviado por gabl  Seguir

Aunque vivamos solos
llenos de recuerdos,
de nostalgia y tristezas,
siempre necesitaremos
el calor de otro cuerpo,
de otra piel, de otras manos.
Escuchar otra voz
en medio de la noche,
y despertar abrigado en otros brazos.

gbl
16/10/2018
derechos Reservados de Autor

74.07%

votos positivos

Votos totales: 27

Comparte:

BOCA DE LLANTO, ME LLAMAN...

Boca de llanto, me llaman
tus pupilas negras,
me reclaman. Tus labios
sin ti me besan.
¡Cómo has podido tener
la misma mirada negra
con esos ojos
que ahora llevas!

Sonreíste. ¡Qué silencio,
qué falta de fiesta!
¡Cómo me puse a buscarte
en tu sonrisa, cabeza
de tierra,
labios de tristeza!

No lloras, no llorarías
aunque quisieras;
tienes el rostro apagado
de las ciegas.

Puedes reír. Yo te dejo
reír, aunque no puedas.

Autor del poema: Jaime Sabines

74.02%

votos positivos

Votos totales: 1948

Comparte:

Atado

Enviado por gabl  Seguir


Me siento atado
a tu amor,
a la lejanía,
a la ausencia,
a la nostalgia.

Me siento atado,
a la soledad,
al recuerdo.
al olvido,
al final.

gbl
24/01/2018
Derechos Reservados de Autor

72.73%

votos positivos

Votos totales: 22

Comparte:

DE NO SABER HALLAR SU SITIO

De irrelevante apariencia,
el pasear esconde una gran ciencia.
Lo sé yo, que cultivo dicho arte
cuando el corazón se me parte.

No por ningún desamor,
más bien, pesa el desazón
de no entender éstos pasos
de no comer de éstos pastos.

Veo como reís todos y todas,
mientras a mí, me arrastran las olas
Del mar furioso,
que duda de todo lo hermoso.

Autor del poema: Nemo

72.34%

votos positivos

Votos totales: 47

Comparte:

Ella

Enviado por gabl  Seguir

"Verso Libre"
Tornó su mirada al mar,
mientras que las olas,
en su vaivén rompían en la orilla ,
dibujando diversas figuras,
que desaparecían al sumirse en la blanca arena,
a la vez que salpicaban su rostro,
confundiéndose con las efímeras lágrimas,
que brotaban de sus verdes ojos.

gbl
02/04/2018
Derecho Reservados de Autor

72.00%

votos positivos

Votos totales: 25

Comparte:

Mañana.

Enviado por gabl  Seguir


Mañana me despertará el sol en mi ventana
para calentar mis sábanas y mi cuerpo,
y sentir la calidez de sus rayos en mi.

Como si despertara abrazado a la mujer
que años atrás partió dejando frío su lugar
que compartía y calentaba con mi cuerpo.

Aún su frialdad vive apegada en mi humanidad
contagiándome de visiones y sueños entrecortados.

Erizados y ateridos ante la presencia fantasmal
que recorre cada noche los rincones del ámbito.
gbl
10/03/15
Derechos Reservados de Autor

71.79%

votos positivos

Votos totales: 39

Comparte:

Si tan solo supiera

Enviado por gcarrasco  Seguir

Si tan solo supiera
que el cielo es azul,
no tendría necesidad
de pintarlos sombríos.

Frías son las noches
me miran con desdén,
como el aguilucho
mirando a su presa,
así me mira la noche,
si tan solo supiera
que hay un amanecer.

La garúa cae en mi rostro
recordándome que
soy vulnerable,
que estoy en invierno
en un día soleado,
si tan solo supiera
que existe
un día templado.

Si tan solo supiera
que existe un día soñado
en el que el cielo azulado,
extienda el amanecer
de un día templado,
solo queda la esperanza
de esperar ese sueño dorado.

71.43%

votos positivos

Votos totales: 28

Comparte:

Penas.

Enviado por gabl  Seguir


Qué pena me da verte cargada de años,
que golpearon duramente tu humanidad.

Otrora tu belleza que cautivaba y
atrapaba miradas sigilosas e indiscretas.

Cutis de porcelana, labios encarnados que incitaban al beso desmedido y apasionado.

Ojos verdes penetrantes e inquietos
en contraste con el níveo de tus dientes.

Tu cuerpo enjuto, encorvado, de paso lento,
en tránsito hacia el final del camino cierto
sin retorno a la vida que se va.

!Qué pena me da verte cargada de años!

gbl
28/04/2015
Derechos Reservados de Autor

70.59%

votos positivos

Votos totales: 17

Comparte:

LA COUR CARRÉE

Oh rápida, te amo.
Oh zorra apresurada al borde del vestido
y límite afilado de la bota injuriante,
rodilla de Artemisa fugaz entre la piedra,
os amo,
sombra huidiza en la escalera noble,
espalda entre trompetas por el puente.
Oh vagas, os envidio,
imágenes parejas en los grises
vahos de las cristaleras entornadas,
impacientes
-que llegan a las citas con retraso-
nervios de los que habitan (el descuido
seguro y arrogante de la puerta entreabierta
y el gesto ordenador de las cosas que miran).
Lo quiero casi todo:
la puerta del palacio con armas y figuras,
el nombre de los reyes y el latón de República.
Quiero tus ojos de extranjera ingenua
y la facilidad sin alma del copista.
Quiero esta luz de ahora. Es mi deseo
estar abierto, atento, hasta que parta.
Y quisiera que alguien me dijera
adiós,
contenida, riendo entre lágrimas.

Extranjero en las puertas, no estás solo,
mi apurada tristeza te acompaña.

Autor del poema: Carlos Barral

70.41%

votos positivos

Votos totales: 98

Comparte:

Analizando

Enviado por gabl  Seguir



Vivimos y compartimos;
celos, dudas, tristezas,
tentaciones, carencias,
afectos, penas, ternura,
desamor, pasión, alegrías.

Y pese a todo;
amamos y somos amados.
Lloramos y reímos
y aun así somos inconformes,
vanos y amargados.
¿Será que ser feliz,
se torna casi imposible?
¿Cuánto cuesta la felicidad!

gbl
29/06/15
Derechos Reservados de Autor

70.00%

votos positivos

Votos totales: 20

Comparte:

Dolor

Enviado por gabl  Seguir


Ojos tristes de mirada vacía
casi nublados sin luz,
sin reflejo casi opacos,
perdidos en la nada,
no conocen el amor,
pero si el llanto,
como lluvia del cielo
cuando lo hiere un rayo.
Son mis ojos, hundidos
en cuencas profundas
como el abismo,
como el pensamiento,
o el alma insondable,
cansados en busca del sol,
sumidos en la penumbra,
esperando una pequeña luz,
son mis ojos casi ciegos
tristes de mirada vacía.

gbl
05/03/2018
Derechos Reservados de Autor

69.23%

votos positivos

Votos totales: 13

Comparte:

Que alguien me diga

Enviado por gabl  Seguir


Le pregunté al mar por el color de tus ojos,
le pregunté a la gaviota a qué hora vienes;
y me escondí en el follaje para verte llegar,
la tarde no refleja el matiz triste de mi mirada.

Me quedé velando tu sueño estando ausente en mi soledad,
dime cuando vendrás, para ver tus ojos color claridad,
y así poder vivir sin ti extrañándote sin poder morir,
con la sensación de escuchar llamándome sin saber dónde estás.

Que alguien me diga en qué lugar guardo mi tristeza,
en que rincón de mi almohada dejo mis penas ahogadas,
que alguien me diga quien enjugará mis lágrimas sin huellas,
dime por favor si hoy será la noche que vendrás.

gbl
14/10/2017
Derechos Reservados de Autor

68.75%

votos positivos

Votos totales: 16

Comparte:

CONTRAPOSICIONES Y TORMENTOS DE SU AMOR

Osar, temer, amar y aborrecerse,
alegre con la gloria, atormentarse;
de olvidar los trabajos olvidarse,
entre llamas arder sin encenderse;

con soledad entre las gentes verse
y de la soledad acompañarse;
morir continuamente, no acabarse,
perderse por hallar con qué perderse;

ser Fúcar de esperanzas sin ventura,
gastar todo el caudal en sufrimiento,
con cera conquistar la piedra dura,

son efectos de amor en mis tormentos;
nadie le llame dios, que es gran locura,
que más son de verdugo sus tormentos.

Autor del poema: Francisco de Quevedo

68.25%

votos positivos

Votos totales: 63

Comparte:

LOS JUGADORES

Juegan, juegan.
Agachados, arrugados, decrépitos.

Este hombre torvo
junto a los mares de su patria, más lejana que el sol,
cantó bellas canciones.

Canción de la belleza de la tierra,
canción de la belleza de la Amada,
canción, canción
que no precisa fin.

Este otro de la mano en la frente,
pálido como la última hoja de un árbol,
debe tener hijas rubias
de carne apretada,
granada,
rosada.

Juegan, juegan.

Los miro entre la vaga bruma del gas y el humo.
Y mirando estos hombres sé que la vida es triste.

Autor del poema: Pablo Neruda

66.67%

votos positivos

Votos totales: 57

Comparte:

Penas

Enviado por gabl  Seguir

Prosa.
Que pena me da verte cargada de años
que golpearon duramente tu humanidad.

Otrora tu belleza que cautivaba y
atrapaba miradas sigilosas e indiscretas.

Cutis de porcelana, labios encarnados que
incitaban al beso desmedido y apasionado.

Ojos verdes penetrantes e inquietos
en contraste con el níveo de tus dientes.

Tu cuerpo enjuto, semi corvado, de paso lento,
en tránsito hacia el final del camino cierto
sin retorno a la vida que se va.

Que pena me da verte cargada de años!

gbl
28/04/2015
Derechos Reservados de Autor

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

Testimonio

Enviado por gabl  Seguir

Verso Libre.

Testimonio.

La poesía que escribo
es el testimonio
de las personas sufridas,
del momento vivido
de las palabras que fluyen
en la agonía imbatible.

No soy poeta,
son vivencias extrañas
robadas a la vida,
guardadas mentalmente
en rincones apartados
en el laberinto de la mente.

Solo busco confortar el alma sufrida
en versos sin medida.
gbl
25/01/2017
Derechos Reservados de Autor.

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

Ausencia

Enviado por gabl  Seguir



¿Dónde estás?
te busco, entre las cosas y los detalles,
y no te veo.

Grito tu nombre al viento,
esperando que el eco traiga tu respuesta.
Y solo el silencio arropa el espacio y me quedo inerte sin escuchar tu voz.

Me conformo con escuchar una palabra tuya,
que conforte mi soledad, mi angustia y mi dolor.

Germàn A Barrios Leal
07/11/206
Derechos Reservados de Autor

(Estas líneas las escribí por solicitud de nuestra inolvidable y entrañable amiga Esdras Del Rosario Planchez (+), en memoria de su fallecido hijo en ocasión de cumplirse un año más de su partida.
!Que descansen en paz!)

66.67%

votos positivos

Votos totales: 9

Comparte:

Desde el 21 hasta el 40 de un total de 72 Poemas de tristeza

Añade tus comentarios