99 Poemas de tristeza 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

APOLOGÍA

¿Es tu voluntad que yo crezca y decline?
Trueca mi paño de oro por la gris estameña
y teje a tu antojo esa tela de angustia
cuya hebra más brillante es día malgastado.

¿Es tu voluntad - Amor que tanto amo -
que la Casa de mi Alma sea lugar atormentado
donde deban morar, cual malvados amantes,
la llama inextinguible y el gusano inmortal?

Si tal es tu voluntad la he de sobrellevar
y venderé ambición en el mercado,
y dejaré que el gris fracaso sea mi pelaje
y que en mi corazón cave el dolor su tumba.

Tal vez sea mejor así - al menos
no hice de mi corazón algo de piedra,
ni privé a mi juventud de su pródigo festín,
ni caminé donde lo Bello es ignorado.

Autor del poema: Oscar Wilde

81.73%

votos positivos

Votos totales: 104

Comparte:

A XXX DEDICÁNDOLE ESTAS POESÍAS

Marchitas ya las juveniles flores,
nublado el sol de la esperanza mía,
hora tras hora cuento y mi agonía
crecen y mi ansiedad y mis dolores.

Sobre terso cristal ricos colores
pinta alegre tal vez mi fantasía,
cuando la triste realidad sombría
mancha el cristal y empaña sus fulgores.

Los ojos vuelvo en su incesante anhelo,
y gira en torno indiferente el mundo,
y en torno gira indiferente el cielo.

A ti las quejas de mi mal profundo,
hermosa sin ventura, yo te envío:
mis versos son tu corazón y el mío.

Autor del poema: José de Espronceda

81.48%

votos positivos

Votos totales: 54

Comparte:

EL CORAZÓN ATORMENTADO

Mi triste corazón babea en la popa,
Mi corazón está lleno de tabaco de hebra:
Ellos le arrojan chorros de sopa,
Mi triste corazón babea en la popa:
Ante las chirigotas de la tropa
Que suelta una risotada general,
Mi triste corazón babea en la popa,
¡Mi corazón está lleno de tabaco de hierba!
¡Itifálicos y sorcheros
Sus insultos lo han pervertido!
En el gobernalle pintan frescos
Itifálicos y sorcheros.
Oh olas abracadabrantescas,
Tomad mi cuerpo para que se salve:
¡Itifálicos y sorcheros
sus insultos lo han pervertido!
Cuando, al final, se les seque el tabaco,
¿Cómo actuar, oh corazón robado?
Habrá cantilenas báquicas
Cuando, al final, se les seque el tabaco:
Me darán bascas estomacales
Si el triste corazón me lo reprimen:
Cuando, al final, se les seque el tabaco
¿Cómo actuar, oh corazón robado?

Autor del poema: Arthur Rimbaud

81.48%

votos positivos

Votos totales: 54

Comparte:

Tus ojos

Enviado por gabl  Seguir

Son tus ojos tristes, de luz opacada
que marchitan tu mirada descarriada,
marcando las ojeras que deja el sueño
entrecortado y tormentoso en noche sin dueño.

gbl
09/05/2018
Derechos Reservados de Autor

81.46%

votos positivos

Votos totales: 178

Comparte:

ROMANCE DEL AHORCADO

Enviado por doblezeroo  Seguir

~~~~~~

Mira hacia lo alto la niña
al ahorcado de la plaza
que arriba lleva colgado
hace hoy ya una semana.

Rizando el rizado rizo
una mentira se ensancha
la verdad queda en el rostro
y en la boca las patrañas.
Juan tiene en los ojos roto
el cristal de las palabras
y su mujer bien lo sabe
y su mujer bien lo calla.

Rizado el rizado rizo
ya ha pasado una semana
de la traidora vendetta
y Juan retorna a su casa
como se vuelve al trabajo
volviendo como si nada
mientras su mujer lo sabe
mientras ella se lo calla.

Pedro fue el ajusticiado
pero eran dos en la cama
y puso a Dios por testigo
pero Dios allí no estaba
y por el ¡¿que dirán?!, dijo
que hubo sido violada,
la mujer de Juan, mintiendo,
la mujer de Juan, la mala.

Treinta collares de espinas
desangran en su garganta
cuando le habla algún vecino
de la angustiosa mañana
que a su mujer fornicando
con el amigo encontraba
pero en el pueblo sabían
mas de lo que confesaban.

Rizando el rizado rizo
en los tejados temblaba
la sangre de Juan el muerto
y las mentiras gritaban
mientras abajo en las calles
silbaban las hojalatas
y en los portales sabían
mucho en lo que se callaban.

Mira hacia arriba la niña
hija de Pedro y la mala
la niña mira a su padre
el ahorcado de la plaza
pálido como la muerte
helado como la plata
colgado de aquella soga
anudada en la garganta
mientras la niña tirita
llorando como una blanca
indefensa y pequeñita
paloma recién cortada.

~~~~~~

81.31%

votos positivos

Votos totales: 305

Comparte:

GOLONDRINAS

Las dulces mensajeras de la tristeza son...
son avecillas negras, negras como la noche.
¡Negras como el dolor!

¡Las dulces golondrinas que en invierno se van
y que dejan el nido abandonado y solo
para cruzar el mar!

Cada vez que las veo siento un frío sutil...
¡Oh! ¡Negras avecillas, inquietas avecillas
amantes de abril!

¡Oh! ¡Pobres golondrinas que se van a buscar
como los emigrantes, a las tierras extrañas,
la migaja de pan!

¡Golondrinas, llegaos! ¡Golondrinas, venid!
¡Venid primaverales, con las alas de luto
llegaos hasta mí!

Sostenedme en las alas... Sostenedme y cruzad
de un volido tan sólo, eterno y más eterno
la inmensidad del mar...

¿Sabéis cómo se viaja hasta el país del sol?...
¿Sabéis dónde se encuentra la eterna primavera,
la fuente del amor?...

¡Llevadme, golondrinas! ¡Llevadme! ¡No temáis!
Yo soy una bohemia, una pobre bohemia
¡Llevadme donde vais!

¿No sabéis, golondrinas errantes, no sabéis,
que tengo el alma enferma porque no puedo irme
volando yo también?

¡Golondrinas, llegaos! ¡Golondrinas, venid!
¡Venid primaverales! ¡Con las alas de luto
llegaos hasta mí!

¡Venid! ¡Llevadme pronto a correr el albur!...
¡Qué lástima, pequeñas, que no tengáis las alas
tejidas en azul!

Autor del poema: Alfonsina Storni

80.95%

votos positivos

Votos totales: 168

Comparte:

YA LO SÉ, LA MEMORIA

Ya lo sé, la memoria
no es un lugar seguro.
Está llena de trampas,
consuelos, desconsuelos,
atajos, emboscadas,
pistas falsas, canciones
lacrimógenas, torpes
maneras de quedar
bien,
traiciones, heroísmos,
fotos trucadas siempre
con el fotoshop tonto
de la melancolía.

Ya lo sé, es lo que somos:
nostalgia y cirugía.
¿Recuerdas lo felices
que fuimos el verano
de la inmortalidad?

Autor del poema: Javier Rodríguez Marcos

80.65%

votos positivos

Votos totales: 62

Comparte:

LAS MAÑANAS TRANSCURREN CLARAS

Las mañanas transcurren claras
y desiertas. Así se abrían tus ojos
en otro tiempo. La mañana
fluía lentamente, era una gorga
de luz inmóvil. Callaba.
Tú callabas, viva. Las cosas
existían bajo tus ojos
(sin pena, sin fiebre, sin sombra)
como un claro mar en la mañana.
Luz, donde estás tú está la mañana.
Tú eras la vida y las cosas.
Despiertos en ti respirábamos
bajo el cielo que perdura en nosotros.
Sin pena, sin fiebre entonces,
sin esta pesada sombra del día,
poblado y distinto. Oh luz,
claridad lejana, aliento
vehemente: vuelve tus ojos
inmóviles, claros, hacia nosotros.
La mañana que pasa es oscura
sin la luz de tus ojos.

Autor del poema: Cesare Pavese

80.25%

votos positivos

Votos totales: 81

Comparte:

Prisionero

Enviado por maudit  Seguir

Me gustaría encender un puro,
encerrado, sólo y triste, sin apuro,
iluminando la oscuridad de mi vida,
si eres prisionero es la única salida.

Prisionero por cometer un pecado,
culpable de amar sin ser amado,
aquí estoy pensando cada día,
en ti y en el amor que te daría.

Condenado a mil años de tristeza,
no de pena ni amargura ni pobreza,
porque pena tengo de mucho antes,
cuando vi por vez última los Andes.

Ahora no veo a nadie, ni a mi sombra,
todos se han ido y no me asombra,
así es la vida que me toca, desolado,
ingenuamente pensé sería a tu lado.

Por eso prendo este puro a fuego lento,
disfrutando al máximo este momento,
intentando acabar con mi sufrimiento,
comparando esta acción con el amor,
porque se prende con una pizca de ardor,
hasta consumirse en cenizas mi dolor.

Mauricio Andrés - 2017.12.07

80.00%

votos positivos

Votos totales: 30

Comparte:

Esta Chica. (Igual a otras chicas)

Enviado por alsofia  Seguir

Cada vez que la veo miro dos cosas en esta chica una fuerte felicidad y una tristeza desprevenida .

Tristeza y soledad
a la Resignación a no luchar por nada
Y aunque es feliz y tiene compañía esto no vasta para llenar su alma.
Tiene Conformación a llevar una buena vida. Pero excluyendo los placeres que la hacen una artista.

Vive y vivirá con una ilusión del mundo.
Un mundo que no existe y ella lo sabe, pero por mas que trate de ese sueño no sale.

Pero aun así goza y disfruta rie de vedad baila y brinca,
es rara esta chica.
Pero cuando la tristeza la invade puede durar días.

Tristeza? Melancolía? Decepción; porque a esa edad no hizo nada de lo que quería.

Decepción por no luchar, por su poca voluntad y su inconstancia constante que la ha echo resignarse a lo que de verdad ella misma la hace.

Por mas que se jure que mañana cambiará, que algo comenzará y cumplirá
Nunca lo hace, aveces porque se le olvida, otras por la rutina.

Atrapada en la inconstancia e ingenuas perspectivas
Es como vive esta chica.

80.00%

votos positivos

Votos totales: 25

Comparte:

Desde el 11 hasta el 20 de un total de 99 Poemas de tristeza

Añade tus comentarios