131 Poemas de la vida 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

Con uñas y dientes

Enviado por aurie  Seguir

Hay que aferrarse al hoy
con uñas y dientes,
a cada instante de regalo
que se presenta,
desenvolverlo con ilusión,
vivirlo intensamente
hasta quedar exhausto.
Mientras perseguimos aún,
sueños fatuos,
que tus sentidos despierten,
para rodearse
de las cosas sorprendentes
que trae el día de hoy.

76.47%

votos positivos

Votos totales: 221

Comparte:

A LA VIDA

Vida, tu cara está agostada y abatida.
Yo ya no tengo paciencia para aguantarte.
Te diré más, tus ropas están enlodadas, tus pasos se tambalean, tus tantos adornos me hacen reír.

Tus leyes me las sé al dedillo. Vida,
No eres más que Muerte, el Tiempo, el Destino...
Hace tiempo que lo sé, ya lo he comprendido, lo veo claro.
Tarde o temprano me sacrificarás,
Pero tú no puedes maquillar tu cuerpo.

Te engalanas a la última,
Con la locura de un día y pretendes que la emoción sea auténtica.
¿Acaso crees que tu mundo es el paraíso?
Yo también vendré para que me hagan caso,
Y acompañaré tu melodrama hasta el crepúsculo.
Quizá mezclando en una sola vez el disfraz y la diligencia.
Pero por lo que a mí respecta, estoy convencido de que la emoción es auténtica.

Autor del poema: Xu Zhimo

76.47%

votos positivos

Votos totales: 17

Comparte:

NOTA SOBRE LA CONSTRUCCIÓN DE LAS MASAS

Alguna gente es joven y nada más
alguna gente es vieja y nada más.
Y alguna gente está en el medio
sólo en el medio.
Y si las moscas usaran ropa
y todos los edificios ardieran en
fuego dorado,
si el cielo se sacudiera como
en la danza del vientre
y todas las bombas atómicas empezaran a
gritar,
alguna gente sería joven y nada más
y alguna gente sería vieja y nada más
y el resto sería lo mismo,
el resto sería lo mismo.
Los pocos diferentes
son eliminados bastante rápido
por la policía, por sus madres, sus
hermanos, y otros
por sí mismos.
Lo que queda es lo que
ves
es duro.

Autor del poema: Charles Bukowski

76.27%

votos positivos

Votos totales: 59

Comparte:

EL BESO DEL TIEMPO

Con una reconfortante caricia,
evoco la juventud, la niñez, la despreocupación.
Rememoro los cálidos momentos
de tiempos mejores.

Ésta memoria cuyos recuerdos acechan,
indiferentes a mi deseo,
indiferentes a como soy hoy,
indiferentemente crueles.

Más sin esa carícia,
por mucho que trate de olvidarlos
no consigo recordarlos.

Autor del poema: Nemo

76.19%

votos positivos

Votos totales: 42

Comparte:

ES LA DICHA UN ABISMO POR LO TANTO

¿Es la dicha un abismo por lo tanto
que no me deja dar un paso en falso
por miedo a que el calzado se me arruine?
Prefiero que mis pies se den el gusto
a cuidar los zapatos porque
en cualquier zapatería una
puede comprar
un nuevo par

Mas la dicha se vende una vez sola.
Perdida la patente
nadie podrá comprarla nunca másDíganme,
pies, decidan la cuestión
¿debe cruzar la señorita, o no?
¡Expídanse, Zapatos!

Autor del poema: Emily Dickinson

75.76%

votos positivos

Votos totales: 66

Comparte:

AL BORDE

Soy alta;
en la guerra
llegué a pesar cuarenta kilos.
He estado al borde de la tuberculosis,
al borde de la cárcel,
al borde de la amistad,
al borde del arte,
al borde del suicidio,
al borde de la misericordia,
al borde de la envidia,
al borde de la fama,
al borde del amor,
al borde de la playa,
y, poco a poco, me fue dando sueño,
y aquí estoy durmiendo al borde,
al borde de despertar.

Autor del poema: Gloria Fuertes

75.16%

votos positivos

Votos totales: 318

Comparte:

Tu Huella

Enviado por gabl  Seguir

Camino a tientas
En la oscuridad,
A ciegas.
Busco tu claridad
Tu rastro,
Puede ser que estés conmigo,
Tal vez en forma etérea.
Por eso rezo y te bendigo.

gbl
07/05/2018
Derechos Reservados de Autor





75.00%

votos positivos

Votos totales: 8

Comparte:

No seré una leyenda

Enviado por benji  Seguir

Pero en mi paso por la vida
he dejado huellas, huellas imborrables
en el sentir y pensar, ¡no es jactancia!
soy un prototipo de mujer ideal,
cariñosa, atenta, amable, servicial
parca, me gusta escuchar,
en cuanto a mi carácter
a las buenas soy muy buena
por las malas, no me han de buscar,
si se refiere al amor
me entrego con mesura
complaciente hasta que no pueda más,
no me gustan los compromisos,
que, me hacen rabiar
y el tiempo es con caducidad
como si mis días estuviesen contados
busco ser feliz y nada más,
y al igual a las cenizas, esos recuerdos
con el tiempo se dispersarán.

75.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

EL VIENTO EN ÍTACA

Sentada ante su bastidor, ella fue dueña
del lentamente desastroso Imperio de los días.
Sus manos la pesada tarea asumieron
y una constancia más fuerte que el cansancio
junto a ella se sentó.
(Frente a la terquedad de su dedos fabriles
el mar entonces fue sólo una gota mesurable
y el horizonte un mirador en torno a Ítaca.)
Un viento de regreso silbó una madrugada:
despertar fue asomarse a un campo de batalla asolado.
La luz fue descubriendo la figura sentada
que acariciaba compasivamente la tela dactilar,
su patrimonio de trabajo y de horas,
sus madejas de canas.
(Una costumbre de quietud
y una tristeza como un perro a sus pies
la rodearon de silencio.)
Lejos resonaba la voz de Ulysses.
Frente a su bastidor, desesperadamente,
ella intentaba recordar un nombre,
sólo un nombre:
el que gritaba Ulysses por las calles de Ítaca.

Autor del poema: Francisca Aguirre

75.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

Opacada

Enviado por benji  Seguir

Cuan un ave, pliega
sus alas con desgano,
su imagen en el espejo
refleja desaire,
con el alma estéril
se asoma a la ventana,
como llave de luz
gotas de rocíos caen sobre ella,
trasmuta, su alma se desvanece,
eleva sus alas al viento
vuela feliz hacia los confines.

75.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

Desde el 71 hasta el 80 de un total de 131 Poemas de la vida

Añade tus comentarios