412 Poemas de amor 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

RECINTO

Antes que otro poema
- del mar, de la tierra o del cielo -
venga a ceñir mi voz, a tu esperada
persona limitándome, corono
más alto que la excelsa geografía
de nuestro amor, el reino ilimitado.

Y a ti, por ti y en ti vivo y adoro.
Y el silencioso beso que en tus manos
tan dulcemente dejo,
arrinconada mi voz,
al sentirme tan cerca de tu vida.

Antes que otro poema
me engarce en sus retóricas,
yo me inclino a beber el agua fuente
de tu amor en tus manos, que no apagan
mi sed de ti, porque tus dulces manos
me dejan en los labios las arenas
de una divina sed.

Y así eres el desierto por
el cuádruple horizonte de las ansias
que suscitas en mí; por el oasis
que hay en tu corazón para mi viaje
que en ti, por ti, y a ti voy alineando,
con la alegría del paisaje nido
que voltea cuadernos de sembrados.

Antes que otro poema
tome la ciudadela a fuego ritmo,
yo te digo, callando,
lo que el alma en los ojos dice solo.
La mirada desnuda, sin historia,
ya estés junto, ya lejos,
ya tan cerca o tan lejos o cerca reprimirse
y apoderarse en la luz de un orbe lágrima,
allá, aquí, presente, ausente,
por ti, a ti, y en ti, oh ser amado,
adorada persona
por quien -secretamente- así he cantado.

Autor del poema: Carlos Pellicer

83.03%

votos positivos

Votos totales: 165

Comparte:

AMOR

Amar es este tímido silencio
cerca de ti, sin que lo sepas,
y recordar tu voz cuando te marchas
y sentir el calor de tu saludo.

Amar es aguardarte
como si fueras parte del ocaso,
ni antes ni después, para que estemos solos
entre los juegos y los cuentos
sobre la tierra seca.

Amar es percibir, cuando te ausentas,
tu perfume en el aire que respiro,
y contemplar la estrella en que te alejas
cuando cierro la puerta de la noche.

Autor del poema: Salvador Novo

82.50%

votos positivos

Votos totales: 40

Comparte:

Eres preciosa

Enviado por richy  Seguir

Voy a dedicar la tarde
a pensar en ti, preciosa
a escribirte cosas simples
que para ti, son hermosas.

Apenas si te conozco
y yo te veo especial
aunque tu digas, que no
es mi opinión, y hay está.

El mayor de los defectos
es no ver nunca los nuestros
yo te veo tan perfecta
tan discreta y natural
que ha simple vista defectos
no te he llegado a encontrar.

Pero yo soy realista
he imagino que tendrás
como todas las personas
para dar y regalar.

Por eso me gusta oírte
decir, no soy especial
lo que digan los demás
no debes creer jamas.

Pero es muy gratificante
que de uno hablen siempre bien
que den valor a tus hechos
y a tu manera de ser.

Por eso yo te repito
para mi, eres especial
tu opinión, aquí no sirve
te la tendrás que guardar.

Y aunque tengas tus defectos
como es lógico y normal
te seguiré repitiendo
que yo te veo especial.

82.42%

votos positivos

Votos totales: 421

Comparte:

EL TIEMPO, YA TODO SE COMPRENDE

Como a veces
nos viene a la memoria
algo sin importancia
que dejamos
para el día siguiente
hace ya tiempo,

he recordado,
viejo amor,
cuánto te quise.

Autor del poema: Karmelo Iribarren

82.40%

votos positivos

Votos totales: 125

Comparte:

MISTERIOS

Alguien abre una puerta
y recibe el amor
en carne viva.
Alguien dormido a ciegas,
a sordas, a sabiendas,
encuentra entre su sueño,
centelleante,
un signo rastreado en vano
en la vigilia.
Entre desconocidas calles iba,
bajo cielos de luz inesperada.
Miró, vio el mar
y tuvo a quién mostrarlo.
Esperábamos algo:
y bajó la alegría,
como una escala prevenida.

Autor del poema: Ida Vitale

82.35%

votos positivos

Votos totales: 17

Comparte:

AMOR Y UNA PREGUNTA

Un extraño llegó hasta la puerta en el ocaso,
Y habló con el justo novio.
Llevaba una vara blanca y verde en la mano,
Que a su vez sostenía todas sus cargas.
Preguntó, más con los ojos que con los labios,
Si habría refugio para él durante la noche,
Y se volvió para mirar la distancia del camino,
Sin luces ni ventanas iluminadas.

El novio dio un paso y cruzó la puerta diciendo:
Miremos hacia el cielo,
Y preguntemos por la noche que vendrá,
Tú y yo, extraño compañero.
Las hojas de la vid cubrían el patio,
Los frutos de la vid eran azules,
Otoño, si, pero el invierno estaba en el viento;
Extraño, ojalá lo supiera.

Dentro, la novia yacía sola en el atardecer,
Inclinada sobre el fuego del placer,
Su rostro brillaba rojo frente al carbón,
Y rosa era el deseo y el pensamiento del corazón.

El novio observó el camino desgastado,
Sin embargo la vio a ella en el interior,
Y deseó su corazón en un cofre de oro,
Inmóvil con un alfiler de plata.

El novio pensó en un pequeño regalo,
Algo de pan, una bolsa para el descanso,
Una oración sincera por los pobres de Dios,
O para los ricos una humilde maldición.

Pero si aquel extraño fue consultado o no,
Sobre la muerte del amor de dos,
Por albergar la pena en la noche que vendrá,
El novio nunca lo supo, pero deseó saberlo.

Autor del poema: Robert Frost

82.35%

votos positivos

Votos totales: 17

Comparte:

No te he olvidado

Enviado por javier97  Seguir

Podría decir que te quiero

Que te dejaré de amar cuando la última estrella se apagué

O que te olvidare cuando la última partícula se desintegre

Sé que no será así

Que el viento se llevará mis palabras antes de llegar a tu oído

Pero sé que sería mas fácil llegar a otra galaxia

Que llegar a tu corazón

Podría decir que te quiero

Que llegaría a Marte por ti

O haría que la luna dejase a la tierra por ti

Podría dejarte de escribir

Pero aún así no podría decirte lo que siento

De qué sirve ser humanos

Si un pájaro puede volar

Y una planta no tiene que olvidar

Será más fácil dejar mi alma

Que dejar tu corazón

Este el el poema de un pobre enamorado

Escrito para una persona quien no podré olvidar

82.27%

votos positivos

Votos totales: 220

Comparte:

Pregúntales...

Enviado por dvlozz  Seguir

Si alguna vez pensaste,
Que pienso en ti todo el día,
Lo negaré, pero pregúntale a mis canciones,
Pregúntales, cuanto amor te tengo vida mía.

Si alguna vez pensaste,
Que hablo de tí con toda la gente
Lo negaré, pero pregúntale a mis escritos,
Pregúntales, cuantas historias y poemas hago mientras que estás en mi mente.

Si alguna vez pensaste,
Que me encanta tu sonrisa,
Lo negaré, pero pregúntale a mi mirada,
O pregúntale a mis oidos cual es su sonido favorito, Pregúntale si es el sonido de tu risa.

Si alguna vez pensaste,
Que te sueño cada noche,
Lo negaré, pero pregúntale a mi memoria,
Pregúntale, cuantas veces te besé y te abracé en ese coche.

Si alguna vez pensé,
Que estaría a tu lado,
Lo negaré, por eso me pregunto,
Si valdrá la pena la espera,
Si tendré que pecar algún pecado,
Si podría tener tu calor en mis brazos,
Si podría besar tus labios prohibidos.

82.24%

votos positivos

Votos totales: 107

Comparte:

La belleza de su mirada

Enviado por uriel  Seguir

Aún puedo recordar su mirada, la pureza de aquellos ojos que se encontraban perdidos que suerte que los encontré para mi, tuve la meta de hacerla feliz y asi fue.

Comenze a idear planes que me llevarán a una respuesta de porque me gustaba tanto aquella chica, era su cabello, era su físico o solo su risa. No me importaba tenia un aroma que emanaba que me hacía volver a ella.

Ella era fría y ella podía ser seria eso creo, pero solo tenía un miedo y era a perderla, es increíble la felicidad que me causaba verla sonreír sentia que solo pertenecía allí. Estar a su lado era mi lugar favorito y por eso expresó mis sentimientos por escrito.

La belleza de su sonrisa me cautivaba, estaba seguro que la amaba, era hora de dar el paso que me llevará hasta sus brazos y terminar por la tarde con la calidez de uno de sus abrazos.

La belleza de su mirada era increíble, rayos de sol reflejando una conexión sentida por los dos, un ambiente tranquilo solo sentia como ella llenaba ese espacio vacío en mi corazón.

Siempre hay algo en que creer a su lado mis sueños podia ver, es una gran emocion de encontrar en ti tanta perfeccion y cuando sintamos que nos perdemos crearemos un nexo que se cierre con un beso y la belleza de tu sonrisa.

81.88%

votos positivos

Votos totales: 138

Comparte:

LA REINA

Yo te he nombrado reina.
Hay más altas que tú, más altas.
Hay más puras que tú, más puras.
Hay más bellas que tú, hay más bellas.
Pero tú eres la reina.
Cuando vas por las calles
nadie te reconoce.
Nadie ve tu corona de cristal, nadie mira
la alfombra de oro rojo
que pisas donde pasas,
la alfombra que no existe.

Y cuando asomas
suenan todos los ríos
en mi cuerpo, sacuden
el cielo las campanas,
y un himno llena el mundo.

Sólo tú y Yo,
sólo tú y yo, amor mío,
lo escuchamos.

Autor del poema: Pablo Neruda

81.84%

votos positivos

Votos totales: 1013

Comparte:

Desde el 61 hasta el 70 de un total de 412 Poemas de amor

Añade tus comentarios