351 Poemas de amor 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

COPA CON ALAS

Una copa con alas: ¿quién la ha visto
antes que yo? Yo ayer la vi. Subía
con lenta majestad, como quien vierte
óleo sagrado: y a sus bordes dulces
mis regalados labios apretaba:
¡Ni una gota siquiera, ni una gota
del bálsamo perdí que hubo en tu beso!

Tu cabeza de negra cabellera
¿Te acuerdas?? con mi mano requería,
porque de mí tus labios generosos
no se apartaran. Blanda como el beso
que a ti me transfundía, era la suave
atmósfera en redor: La vida entera
sentí que a mí abrazándote, ¡abrazaba!
¡Perdí el mundo de vista, y sus ruidos
y su envidiosa y bárbara batalla!
Una copa en los aires ascendía
y yo, en brazos no vistos reclinado
tras ella, asido de sus dulces bordes:
¡Por el espacio azul me remontaba!

Oh amor, oh inmenso, oh acabado artista:
en rueda o riel funde el herrero el hierro:
una flor o mujer o águila o ángel
en oro o plata el joyador cincela:
¡Tú sólo, sólo tú, sabes el modo
de reducir el Universo a un beso!

Autor del poema: José Martí

80.17%

votos positivos

Votos totales: 232

Comparte:

Sueño

Enviado por djparedes  Seguir

Sueño...
Con una mirada tuya en el firmamento
que me recuerde a ti en cada momento,
que despierte en mi el deseo de amarte
y bajo la luz de la luna poder abrazarte...

Sueño...
Compartir mis días contigo
y no ser simplemente tu amigo,
decirte mía sin temor a equivocarme
y de tu amor nadie me desarme...

Sueño...
Un mundo para los dos en armonía
lleno de risas y de alegría,
ser el pintor que a tu vida de colores
ser el dueño de tus amores...

Sueño...
Amarte cada instante vida mía
hasta el último suspiro de mis días,
ser por ti esa persona amada
y que tú te sientas por mi apasionada...

Sueño...
Algún día llevarte hasta el altar
y que Dios sea testigo de este amor
que mi corazón profesa sin temor,
sin temor a dejar de soñar...

Que tus sueños sean míos
y los míos sean tuyos amor mío.

80.00%

votos positivos

Votos totales: 45

Comparte:

amarga espera

Enviado por aanmica18  Seguir

Gritándome al oído susurrándome tus secretos
un rey con su corona, víctima del espectro
promesas vacías, dolorosos encuentros
me pides que te espere, pero me ahogo en el tiempo

80.00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:

dame la mano

Enviado por aanmica18  Seguir

Dame la mano y volaré a tu lado
Dame la mano y bailaré a tu lado
Dame la mano y dormiré a tu lado
Dame la mano para perecer a tu lado

80.00%

votos positivos

Votos totales: 15

Comparte:

Esas chicas

Enviado por cosmonauta  Seguir

Esas chicas ansiaban el roce de sus labios
Así que regalaban sus besos
Nunca conseguí ninguno de ellos
pero no sabes cómo los anhele

Esas chicas ansiaban el roce de sus cuerpos
Así que regalaban sus abrazos
Siempre pedía algunos
pero nunca me los obsequiaban

Esas chicas ansiaban el roce de sus almas
Así que les regalaron sus cuerpos
Yo nunca imaginaria pedírselos
Yo lo único que quise fue amarlas

80.00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:

Inesperado

Enviado por miguelresendiz  Seguir

En uno de tus rizos me quedé
alegre, ilusionado, fuerte
sin tenerte me desperté
en la noche de insomnio a muerte.

¿Cómo estarás?
¿Pensarás en mi,
como yo en ti?
¿Qué soñarás?

Triste tu partida recuerdo
cuando de ti me despido y siento
que cada noche fría y de miedo
en mis brazos tibios te deseo

¿Cuándo será que te vuelva a ver?
¿Cuándo será que tus manos y mis manos
en un jugueteo de rechazos
se encuentren entrelazados?

Sin tregua a la imaginación
todas las noches te recuerdo
en momentos de inspiración
preso de la noches muero.

80.00%

votos positivos

Votos totales: 10

Comparte:

Lo que creo ser

Enviado por 63863373  Seguir

Voy a contar

como creo ser,

paso a paso.

Desde mi pecho,

hasta mi alma;

desde mis manos;

hasta mi risa;

desde mi sangre;

hasta mi voz...

Soy día y noche;

calor y frío;

Soy la intensidad

de la vida,

que goza y que sufre..

Soy el placer

"extrañamente confundido"....

Soy el dormir placentero,

en mis sueños descifrados.

Soy sensible al viento,

al cielo, a las estrellas

a los bosques y montañas....

Soy la nostalgia

acostumbrada a las olas,

a la tierra, al sol, a la lluvia;

amaneceres y puestas....

Soy amiga de las miradas y

palabras sinceras,

del silencio bien hablado..

Soy frágil a las desilusiones,

me perturba

su color desvanecido y frió.

Soy habitante de la luna,

de las noches y sus tesoros.

Soy el idioma incesante,

buscando palabras verdaderas..

Soy la prisa involuntaria;

y la locura venturosa;

la inquietud imprescindible

y la ignorancia necesaria.

80.00%

votos positivos

Votos totales: 10

Comparte:

MUJER DORMIDA

Verla dormir ¡Dios mío! aun al precio
de no verla en mis sueños –es una
gracia increíble, no esperada. Porque
tampoco pedí verla dormir.
De día
ilumina la casa con su risa, sus ojos
dicen: ésta es la vida, ésta mi casa,
ésta mi risa y soy tuya; pero verla
dormir encarnando la noche, oírla
¡con qué seguridad! respirar,
entre monosílabos entrecortados
responder a mis interrogaciones
sobre el futuro, o decir: “Hijo mío”,
no sé si a mí o al que ha de venir,
es una dicha impagable. Así me sorprende
el alba, besando sus ojos humedecidos.

Autor del poema: Ernesto Mejía Sánchez

80.00%

votos positivos

Votos totales: 15

Comparte:

EL AMOR QUE CALLA

Si yo te odiara, mi odio te daría
en las palabras, rotundo y seguro;
¡pero te amo y mi amor no se confía
a este hablar de los hombres tan oscuro!

Tú lo quisieras vuelto un alarido,
y viene de tan hondo que ha deshecho
su quemante raudal, desfallecido,
antes de la garganta, antes del pecho.

Estoy lo mismo que estanque colmado
y te parezco un surtidor inerte.
¡Todo por mi callar atribulado
que es más atroz que entrar en la muerte!

Autor del poema: Gabriela Mistral

79.54%

votos positivos

Votos totales: 391

Comparte:

ENAMORANTIUM por Doblezero (versión extendida)

Enviado por doblezeroo  Seguir

ENAMORANTIUM (versión extendida)

Veo en sus ojos brillar la luz del mediodía
cuando los cuervos de humo regresan al olvido,
será que en su pasado yo no tuve cabida
y en mis escudos tiembla su corazón ceñido.

Subida a sus tacones me contaba secretos
yo sufriré enjaulando, día y noche, a Cupido.
Yo la rozo levemente, largamente yo la pienso
voy a no descomponerla, por bandera, por oficio.

Creer desearía que nada es imposible,
que vivir se pudiera enjaulando latidos
y soñé con tocarla en la piel sin herirme
ocultando al oráculo corazones partidos.

Ahora, miedo a la torre y a la campana de oro,
yo tengo miedo porque cada instante consigo
es una brasa blanca que crepita en lo hondo
y velozmente en polvo se esfuma por castigo.

Por eso temo al tiempo que sin quererlo crece
igual que en la mirada el amor recién nacido
viene a los ojos y entra y dentro permanece
y allá en lo interno vibra, duele, está conmigo.

Le tengo miedo al tiempo que sin pausa camina
sorbiendo los encuentros ardientes y furtivos,
miedo a que crezca y pase nuestra azul fantasía
como una primavera sobre un jardín de lirios.

Autor: Doblezero

79.46%

votos positivos

Votos totales: 336

Comparte:

Desde el 61 hasta el 70 de un total de 351 Poemas de amor

Añade tus comentarios