385 Poemas de amor 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

AMOR

Amar es este tímido silencio
cerca de ti, sin que lo sepas,
y recordar tu voz cuando te marchas
y sentir el calor de tu saludo.

Amar es aguardarte
como si fueras parte del ocaso,
ni antes ni después, para que estemos solos
entre los juegos y los cuentos
sobre la tierra seca.

Amar es percibir, cuando te ausentas,
tu perfume en el aire que respiro,
y contemplar la estrella en que te alejas
cuando cierro la puerta de la noche.

Autor del poema: Salvador Novo

81.25%

votos positivos

Votos totales: 32

Comparte:

AL ROMPER EL DÍA

Es cierto, es ya de día, ¿y a nosotros
qué nos importa? ¿Piensas levantarte
de nuestra cama? ¿Por qué, porque hay luz?
¿Nos acostamos porque anochecía?
Amor, que aquí nos trajo a pesar de la noche,
debiera mantenernos juntos pese al día.

La luz no tiene lengua, es toda ojo;
si hablar pudiera como puede espiar,
lo peor de que podría ser testigo
es de que, estando bien, querría quedarme
y de que tanto amé a mi corazón y honor
que no acepté alejarme de su dueño.

¿Te debe alejar tu trabajo de mí?
Oh, ése es el más cruel mal del amor:
el pobre, el falso, el flojo aceptan
amar con calma, no el hombre ocupado.
Quien tiene trabajo y seduce a una dama perjura
igual que un hombre casado que corteja a otra.

Autor del poema: John Donne

81.25%

votos positivos

Votos totales: 16

Comparte:

NOCHE DE AMOR

Noche de amor. Bajo la sombra cómplice:
La ingenua tentación. En la arboleda
El motivo de vida va pecando
Como un ensueño de precoz histeria,
Hay quemantes sudores en las pieles:
Sorda germinación en las arterias;
Protestas en las curvas no labradas
Y en tu pupila audaz, francas ofertas.
La idealidad se tiñe de rubores
Como un pálido lirio, de vergüenzas:
En los lechos abiertos y manchados
Se tiende la pasión. La noche arquea
Su gran complicidad sobre la falta;
El lirio de tu sexo se doblega,
Y señala tu carne temblorosa
El índice fatal de mis torpezas.
¡Oh la sed de mis labios, cuyos besos
Recargan la intención que nos rodea!
¡Oh el carmín de tus labios, cuyo orgullo
Palidece al fulgor de tus caderas!
Dame tu cuerpo. Mi perdón de macho
Velará la extinción de tu pureza,
Como un fauno potente y pensativo
Sobre el derrumbe de una estatua griega.

Autor del poema: Horacio Quiroga

81.25%

votos positivos

Votos totales: 16

Comparte:

Mi mayor motivación

Enviado por israelmg  Seguir

Mi mayor motivo, podría decir que hace
alguna estaciones atrás era mi
egoísmo,
eso que me movió todo el tiempo, que me
hicieron conquistar reconocimientos,
pero me dejaron vacío,
ese orgullo que me lleno de galardones,
pero me hizo sentir sin ilusiones.
Mi cielo tuvo un color gris, que trajo
lluvia consigo, que produjo un frío
intenso que carcomió mis huesos.
Era tristeza pura ese otoño en que cayeron
las hojas,
era soledad profunda ese invierno en que
buscaba un poco de calor.
Hoy, tiene un toque de magia cuando
apareciste de la nada,
mi pasado quedó poco a poco en el
olvidó.
¿Como explico en un simple poema, que
las cuatro palabras que conforman tu
nombre,
tienen más fuerza que la olas del mar?
¿Que en las letras de tu primer nombre
encontré más sueños que en toda mi vida
pasada, o tu segundo nombre con solo
pronunciarlo me llenaron de ilusiones?
Que al pensar en ti florecieron de nuevo
las flores,
en un campo que estaba destinado a ser
sepulcro de anhelos rotos.
El renuevo de la primavera luce más
hermoso con tu presencia.
que cualquier momento lo haces
fantástico,
aunque ese instante sea tan simple.
Mi mayor motivo sin miedo a equivocarme,
es el espejo de tus ojos cuando me miras,
y el silencio que se produce al dejarme
sin palabras.

81.25%

votos positivos

Votos totales: 16

Comparte:

lufe

Enviado por lufealfe  Seguir

deseo nunca dejar de amarte,
ya que tengo la intención de nunca abandonarte,
encontrare la manera de jamas perderte.
para que todos los días tenga la oportunidad de enamorarte.

81.08%

votos positivos

Votos totales: 74

Comparte:

VACILACIÓN

Esa que amo tiene grandes ojos
bajo las castañas pupilas;
Esa que amo bajo los Cielos
es bella entre las bellas.
Ella brilla, embellece mis días,
¡Oh! si estuviera allá,
mi Dios, me gustaría verla siempre
Esa que amo.

Esa que amo, es muy dulce verla,
es dulce escucharla;
Su mirada fija en el corazón la esperanza
que su voz hace comprender.
¿Será para mí todo su amor,
para mí solo, para mí mismo?
Si amo, es que la veo
esa que amo.

Cerca de ella, ¡ay! siento
una dulce emoción
Ausente, hacia ella en mis sentidos
algo me empuja.
Para mí en el fondo de su corazón
si fuese de la misma manera
¿Le daría una mirada extraviada?
Esa que amo

Esa que amo, ¡ay! ¡Ay!
Cuando sea su turno, ¿me amará?
No lo sé; no le he dicho
que su ojo brilla.
¿Es para mí que brilla así?
¡Felicidad suprema!...
Además, ¿lo enciende ella también?
Esa que amo
si burlando mi inocencia
por su hipocresía,
¡Se sirve de su belleza
Para quitarme mi vida!
¿Su corazón podrá ser así de negro?
¡Oh! ¡No, esa es una blasfemia!
¡Un blasfemo!... no hace falta más que ver
Esa que amo.

No, no, amor, amor en nosotros
porque al hacerte mujer,
Dios, le doy mi agradecimiento de rodillas,
te di mi alma.
¡Corre! me uno a tus pasos
En mi extremo ardor...
Quizás, no me ame,
Esa que amo.

Autor del poema: Julio Verne

80.95%

votos positivos

Votos totales: 21

Comparte:

Mi batalla

Enviado por israelmg  Seguir

Perdí la batalla más bonita del mundo,
desde la primera vez en que te vi,
ante tus ojos enigmáticos que guardan
un laberinto del cuál nunca pude salir.
Perdí cuando te vi sonreír y mi corazón
se llenó de emoción,
cuando los versos se volvieron mis
cadenas que me ataron a ti.
Perdí y debo de reconocer tu victoria,
me inunde de tu esencia en un segundo,
no llevabas flechas pero tu mirada se
incrustó en mi interior,
no llevabas espada pero penetraste
hasta mis huesos.
Perdí y mi ser cedió ante ti en un instante,
esta es la batalla más bonita del mundo,
no hubo dolor, ahora soy tu prisionero
de forma voluntaria, y mi lugar favorito
lleva tu nombre.
Eres mi captora, robándote mi alma,
mis pensamientos y sueños, pues aun
dormido te buscó, esperando tu llegada,
en la profundidad de mi mente, dónde
imagino cada noche tu figura.
Perdí sin pensarlo, y solo bastó un segundo,
para que mí ser te llegará amar,
perdí pero soy feliz de hacerlo ante ti.

80.95%

votos positivos

Votos totales: 21

Comparte:

TE DESEO

Te deseo primero que ames,
y que amando, también seas amado.
Y que, de no ser así, seas breve en olvidar
y que después de olvidar, no guardes rencores.
Deseo, pues, que no sea así, pero que sí es,
sepas ser sin desesperar.

Te deseo también que tengas amigos,
y que, incluso malos e inconsecuentes
sean valientes y fieles, y que por lo menos
haya uno en quien confiar sin dudar.

Y porque la vida es así,
te deseo también que tengas enemigos.
Ni muchos ni pocos, en la medida exacta,
para que, algunas veces, te cuestiones
tus propias certezas. Y que entre ellos,
haya por lo menos uno que sea justo,
para que no te sientas demasiado seguro

Te deseo además que seas útil,
más no insustituible.
Y que en los momentos malos,
cuando no quede más nada,
esa utilidad sea suficiente
para mantenerte en pie.

Igualmente, te deseo que seas tolerante,
no con los que se equivocan poco,
porque eso es fácil, sino con los que
se equivocan mucho e irremediablemente,
y que haciendo buen uso de esa tolerancia,
sirvas de ejemplo a otros.

Te deseo que siendo joven no
madures demasiado de prisa,
y que ya maduro, no insistas en rejuvenecer,
y que siendo viejo no te dediques al desespero.
Porque cada edad tiene su placer
y su dolor y es necesario dejar
que fluyan entre nosotros.

Te deseo de paso que seas triste.
No todo el año, sino apenas un día.
Pero que en ese día descubras
que la risa diaria es buena, que la risa
habitual es sosa y la risa constante es malsana.

Te deseo que descubras,
con urgencia máxima, por encima
y a pesar de todo, que existen,
y que te rodean, seres oprimidos,
tratados con injusticia y personas infelices.

Te deseo que acaricies un gato,
alimentes a un pájaro y oigas a un jilguero
erguir triunfante su canto matinal,
porque de esta manera,
te sentirás bien por nada.

Deseo también que plantes una semilla,
por más minúscula que sea, y la
acompañes en su crecimiento,
para que descubras de cuántas vidas
está hecho un árbol.

Te deseo, además, que tengas dinero,
porque es necesario ser práctico,
Y que por lo menos una vez
por año pongas algo de ese
sólo para que quede claro
quién es el dueño de quién.

Te deseo también que ninguno
de tus defectos muera, pero que si
muere alguno, puedas llorar
sin lamentarte y sufrir sin sentirte culpable.

Te deseo por fin que, siendo hombre,
tengas una buena mujer, y que siendo
mujer, tengas un buen hombre,
mañana y al día siguiente, y que cuando
estén exhaustos y sonrientes,
hablen sobre amor para recomenzar.

Si todas estas cosas llegaran a pasar,
no tengo más nada que desearte.

Autor del poema: Sergio Jockymann

80.92%

votos positivos

Votos totales: 304

Comparte:

tu boca

Enviado por daniel  Seguir

Tu boca hecho con mágicos pinceles,
más que boca es cualquier húmeda granada
que pide tentadora y encarnada
un beso audaz que la derrita en mieles.

Cuando en tus risas entreabrirlas sueles
se difunde en la atmósfera extasiada
el grato olor de fruta sazonada
que hay en la intimidad de los vegetales.

Es abreviada gruta de frescura
constreñido paréntesis de flores
y animado jardín en miniatura.

Yo la besare en férvido embeleso
para sentir, muriéndose de amores,
la eternidad en la embriagues de un beso.

80.91%

votos positivos

Votos totales: 110

Comparte:

Por que la vida es mejor contigo.

Enviado por tania_palavez  Seguir

Por que la vida es mejor contigo (parte 1)

Es increíble lo que tengo en mi vida,
Si te contará que hace días
no tenía otras opciones, más que no volver a despertar mientras dormía,
mientras el sol llegaba y por fin se hacia de día.

Ha sido una larga subida,
me encuentro pensando, razonando que ha sido de mis días.
Me pregunté porque quiero seguir viviendo y
me ha bastado con verme en tus ojos para seguir sonriendo,
he olvidado todos mis problemas,
pienso en ti y suspiro,
así es como empecé a escribir por que la vida es mejor contigo.

Hay algo que no te he dicho:
conocí el amor al hacer el amor contigo.
Siempre supe la respuesta,
Sabía que se sentía diferente a todo lo que había sentido.
Tengo mil razones para seguir contigo,
me devolviste la alegría y las ganas de seguir viviendo y me sacaste del fango en el que me estaba pudriendo.

No hay nada que pueda expresar exactamente lo que siento
Y quisiera gritarlo pero me falta el aliento,
debo agradecerte por todo lo que haz hecho
y aunque no parezca que lo he hecho, es necesario que sepas que lo aprecio pero
ha sido mi culpa que no sea tan evidente,
perdoname porque a veces soy demasiado exigente,
no sé que me ha pasado en estos días, últimamente
no entiendo porque tengo este nudo en la garganta y estas ideas cruzando por mi mente.

Hay algo que debo decirte:
haz hecho más por mi de lo que alguna vez creíste.
Un día pensé en terminarlo todo y lo último que quería era escuchar tu voz y ver tu rostro.
Tenía la intención de tomarme esas pastillas y
pensé en ti mientras tomaba la navaja y la paseaba sobre mis venas y a las orillas,
deseé estar en tus brazos aunque fuera mentira, con nuestros recuerdos en las manos
la muerte se resbala por mis mejilla, las navajas no cortaron la piel ni tampoco la agonía pero
más de una vez tu recuerdo me haz salvado la vida.

80.65%

votos positivos

Votos totales: 31

Comparte:

Desde el 61 hasta el 70 de un total de 385 Poemas de amor

Añade tus comentarios