412 Poemas de amor 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

nadie como tú

Enviado por kitac  Seguir

Tu nadie como tú
Tu cuerpo, tus ojos
Tu simplemente tú
El que vuelve mis días una locura
El que vuelve las horas en segundos
Segundos que amaría que no se acabaran
Y horas que se vuelvan años
Años que se vuelvan siglos
Siglos que se conviertan en décadas
Décadas que se conviertan en misterios
Misterios que solo tú y yo lo supiéramos

84.38%

votos positivos

Votos totales: 32

Comparte:

YA HE PROBADO LAS PRISAS

Ya he probado las prisas
el sexo expres y los amores precipitados
la abolicion de los preliminares
los ombligos pasajeros
los te quiero a primera vista
los cuerpos fugaces
las bodas en las vegas
las cremalleras atropelladas
me enamore de desconocidas
y las desquise a contrarreloj.

Ya no quiero eso.
Necesito un amor a fuego lento.

Autor del poema: Marwan

84.34%

votos positivos

Votos totales: 198

Comparte:

VACILACIÓN

Esa que amo tiene grandes ojos
bajo las castañas pupilas;
Esa que amo bajo los Cielos
es bella entre las bellas.
Ella brilla, embellece mis días,
¡Oh! si estuviera allá,
mi Dios, me gustaría verla siempre
Esa que amo.

Esa que amo, es muy dulce verla,
es dulce escucharla;
Su mirada fija en el corazón la esperanza
que su voz hace comprender.
¿Será para mí todo su amor,
para mí solo, para mí mismo?
Si amo, es que la veo
esa que amo.

Cerca de ella, ¡ay! siento
una dulce emoción
Ausente, hacia ella en mis sentidos
algo me empuja.
Para mí en el fondo de su corazón
si fuese de la misma manera
¿Le daría una mirada extraviada?
Esa que amo

Esa que amo, ¡ay! ¡Ay!
Cuando sea su turno, ¿me amará?
No lo sé; no le he dicho
que su ojo brilla.
¿Es para mí que brilla así?
¡Felicidad suprema!...
Además, ¿lo enciende ella también?
Esa que amo
si burlando mi inocencia
por su hipocresía,
¡Se sirve de su belleza
Para quitarme mi vida!
¿Su corazón podrá ser así de negro?
¡Oh! ¡No, esa es una blasfemia!
¡Un blasfemo!... no hace falta más que ver
Esa que amo.

No, no, amor, amor en nosotros
porque al hacerte mujer,
Dios, le doy mi agradecimiento de rodillas,
te di mi alma.
¡Corre! me uno a tus pasos
En mi extremo ardor...
Quizás, no me ame,
Esa que amo.

Autor del poema: Julio Verne

84.21%

votos positivos

Votos totales: 38

Comparte:

Un espacio

Enviado por israelmg  Seguir

¿Cómo empezar este verso que sale del corazón?
Es como si en mi interior se iniciará una
llamarada de amor,
estás son palabras tan profundas que nunca
había salido al exterior.
Encontré tu corazón, ahí quiero hacer mi morada,
no pido todo el espacio solo un rincón,
solo pedacito de tu amor, un pequeño espacio
que cuidaré con toda el alma.
Déjame habitar en tu interior, donde eres tú,
quiero mirar tu espíritu y deleitarme en tu
corazón.
Descubrir tus profundidades, allá donde nadie
nunca llegó,
quiero quererte sin medida y estar contigo
la vida entera.
Un espacio es lo que necesito, y haré temblar
tu interior, que te llenará de emoción,
habitaré en tus profundidades y las inundare
de amor.

Giseth.

84.21%

votos positivos

Votos totales: 19

Comparte:

LO DIFÍCIL

Enamorarse es fácil.

Uno puede enamorarse
-sin demasiado esfuerzo-
varias veces al día,
a nada
que se lo proponga
y se mueva un poco por ahí;
y si es verano,
mi te cuento.

Enamorarse no tiene
mayor mérito.
Lo realmente difícil
-no conozco
ningún caso-
es salir entero
de una historia de amor.

Autor del poema: Karmelo Iribarren

83.83%

votos positivos

Votos totales: 266

Comparte:

Tan solo tu

Enviado por richy  Seguir

Me encanta recordar aquellas tardes a su lado,
Cuando su alma y la mía iban de la mano.
Sentarnos en el parque y ver el cielo azulado,
De todo lo que dije nada fue dicho en vano.

Recuerdo como sonreías,
Cuando caminabas conmigo
Siempre jugando, haciendo tonterías
Pero para ti siempre seré solo un amigo

Tan solo tu mis días puedes cambiar
Por eso te pido que no te alejes
Contra tu ausencia no quiero batallar
Contigo mi vida está llena de viajes

Te sueño constantemente,
No sales de mi cabeza,
Eres la dueña de mi mente,
Tu eres mi princesa.

-richy-

83.51%

votos positivos

Votos totales: 279

Comparte:

NO TENGO QUE VERTE

Enviado por omransays  Seguir

No tengo que verte para amarte,
Es suficiente solo escucharte,
Ese es el amor que quiero darte,
Uno que no puedas imaginarte.

83.48%

votos positivos

Votos totales: 345

Comparte:

Reflexiones.

Enviado por gabl  Seguir

Cuando te hayas ido sin rumbo
y hagas un alto en el camino,
comprenderás el silencio cuando
no escuches ruidos,
al amor cuando no lo tengas,
y la distancia en lo andado.

Solo así; verás al amor diferente,
sincero, sufrido, burlado.
Dejarás tus temores en la orilla,
a la deriva, sacaras de tu alma
el dolor que la comprime
y en un gesto de perdón
doblarás tus rodillas al piso.

Solo la luz del cielo iluminará
tus sentidos, razonarás.
Nunca será tarde para doblegar
el falso orgullo que te hizo envilecer
ante el amor propio y la estimación.

Así aceptarás que hiciste daño
a quien solo te daba pureza,
que sus lágrimas no merecían
brotar por amor que no te pertenecía.

gbl
11/10/2016
Derechos Reservados de Autor

83.33%

votos positivos

Votos totales: 12

Comparte:

Atracción pecaminosa.

Enviado por andres33  Seguir

Tu dulce mirar,
el sol en tus ojos;
destello del alma
que alegra el corazón.

Con solo mirarlos
me transporto al paraíso terrenal,
marrones como la miel,
dulces como la almendra.

Tus hermosos risos
me recuerdan al imponente mar,
tu tranquilo andar
inquieta mi alma.

Amo cuando me abrazas
siento que tu calor calma mi frió,
siento que tu amor
sacia mi sed.

Amo el amor
que por mi sientes.
Amo la pasión
de tu expresar.

Veo en tu espalda
el reflejo sensual de tu alma.
Siento tu piel como piel angelical,
ni el cielo se compara con su suavidad.

Tus labios dan la impresión
de un pecado inconcebible.
Me uniría a tu pecado si fuese posible.


83.33%

votos positivos

Votos totales: 12

Comparte:

HERMOSÍSIMA por Doblezero (versión soneto)

Enviado por doblezeroo  Seguir


.......

Qué dulcísimos labios de frambuesa
que sorben del azúcar el aliento,
el tacto de la pluma en movimiento
y el oro de la tarde cordobesa.

Qué candente mirada de tigresa
que emana de tu rostro temulento
de abriles, de atarraya, de destiento
y viene cual metralla a por su presa.

Qué cintura de cántaro y guitarra,
qué hermosura de jaca por melena
que en los ríos del viento se desbarra.

Qué aceituna enlunada, ¡ay morena!,
que en tropeles de lumbre y cimitarra
me desnudas pulmones de cayena.

AUTOR: DOBLEZERO



83.33%

votos positivos

Votos totales: 1002

Comparte:

Desde el 41 hasta el 50 de un total de 412 Poemas de amor

Añade tus comentarios