367 Poemas de amor 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

LOS AMOROSOS

Los amorosos callan.
El amor es el silencio más fino,
el más tembloroso, el más insoportable.
Los amorosos buscan,
los amorosos son los que abandonan,
son los que cambian, los que olvidan.

Su corazón les dice que nunca han de encontrar,
no encuentran, buscan.
Los amorosos andan como locos
porque están solos, solos, solos,
entregándose, dándose a cada rato,
llorando porque no salvan al amor.

Les preocupa el amor. Los amorosos
viven al día, no pueden hacer más, no saben.
Siempre se están yendo,
siempre, hacia alguna parte.
Esperan,
no esperan nada, pero esperan.

Saben que nunca han de encontrar.
El amor es la prórroga perpetua,
siempre el paso siguiente, el otro, el otro.
Los amorosos son los insaciables,
los que siempre -¡que bueno!- han de estar solos.
Los amorosos son la hidra del cuento.

Tienen serpientes en lugar de brazos.
Las venas del cuello se les hinchan
también como serpientes para asfixiarlos.
Los amorosos no pueden dormir
porque si se duermen se los comen los gusanos.
En la oscuridad abren los ojos
y les cae en ellos el espanto.
Encuentran alacranes bajo la sábana
y su cama flota como sobre un lago.

Los amorosos son locos, sólo locos,
sin Dios y sin diablo.
Los amorosos salen de sus cuevas
temblorosos, hambrientos,
a cazar fantasmas.
Se ríen de las gentes que lo saben todo,
de las que aman a perpetuidad, verídicamente,
de las que creen en el amor
como una lámpara de inagotable aceite.

Los amorosos juegan a coger el agua,
a tatuar el humo, a no irse.
Juegan el largo, el triste juego del amor.
Nadie ha de resignarse.
Dicen que nadie ha de resignarse.
Los amorosos se avergüenzan de toda conformación.
Vacíos, pero vacíos de una a otra costilla,
la muerte les fermenta detrás de los ojos,
y ellos caminan, lloran hasta la madrugada
en que trenes y gallos se despiden dolorosamente.

Les llega a veces un olor a tierra recién nacida,
a mujeres que duermen con la mano en el sexo,
complacidas,
a arroyos de agua tierna y a cocinas.
Los amorosos se ponen a cantar entre labios
una canción no aprendida,
y se van llorando, llorando,
la hermosa vida.

Autor del poema: Jaime Sabines

83.97%

votos positivos

Votos totales: 343

Comparte:

DEDICATORIA

Cuanto en mí vierte luz y armonía
ha nacido a tus besos de miel;
yo soy bardo y tribuno, alma mía,
porque tú eres aliento y laurel.

Si he lanzado una piedra a los cielos,
si fui cruel, no me guardes rencor;
confesando que ha sido por celos,
harto digo que fue por amor.

No te aflijas si el nauta suspira
tanto nombre en las noches del mar;
si son muchos los astros que mira,
uno solo es la Estrella Polar.

La esperanza, luchando y venciendo,
me promete sin par galardón;
¡a ti vaya, sangrando y gimiendo,
este libro, que es un corazón!

Cuanto en mí vierte luz y armonía
ha nacido a tus besos de miel;
yo soy bardo y tribuno, alma mía,
porque tú eres aliento y laurel.

Autor del poema: Salvador Díaz Mirón

83.91%

votos positivos

Votos totales: 87

Comparte:

LO DIFÍCIL

Enamorarse es fácil.

Uno puede enamorarse
-sin demasiado esfuerzo-
varias veces al día,
a nada
que se lo proponga
y se mueva un poco por ahí;
y si es verano,
mi te cuento.

Enamorarse no tiene
mayor mérito.
Lo realmente difícil
-no conozco
ningún caso-
es salir entero
de una historia de amor.

Autor del poema: Karmelo Iribarren

83.72%

votos positivos

Votos totales: 215

Comparte:

LA DAMA DE LAS PERLAS

Yo he visto perlas claras de inimitable encanto,
de esas que no se tocan por temor a romperlas;
Pero solo en tu cuello pudieron valer tanto
las burbujas de nieve de tu collar de perlas.

Y más, aquella noche del amor satisfecho,
del amor que eterniza lo fugaz de las cosas,
cuando fuiste un camino que comenzó en mi lecho
y el rubor te cubría como un manto de rosas.

Yo acaricié tus perlas, sin desprender su broche,
y las vi, como nadie nunca más podrá verlas,
pues te tuve en mis brazos, al fin, aquella noche,
vestida solamente con tu collar de perlas.

Autor del poema: José Ángel Buesa

83.33%

votos positivos

Votos totales: 48

Comparte:

Juntos

Enviado por liliana007  Seguir

Amor cuando te veo , siento por un momento que me olvidó del resto ,de todo a mi alrededor .
siento paz , tranquilidad puedo respirar contigo.
Puedo ser yo , yo mismo .

Siento que no me puede detener nada ,sé que contigo puedo avanzar ;
Puedo salir adelante
Puedo creer en mí , en lo que soy , en lo que puedo ser.

Siento que puedo ser completamente feliz .
Y cuando te beso , siento que vuelo
Veo como que puedo realizar muchas cosas , me siento capaz .

Tú eres la que me da ese empuje , esa energía , me inspiras a que pueda avanzar más aya .
Amor .
Autor: Alexánder Núñez

83.33%

votos positivos

Votos totales: 24

Comparte:

AL MOLINO DEL AMOR

Al molino del amor
alegre la niña va
a moler sus esperanzas;
quiera Dios que vuelva en paz;
en la rueda de los celos
el amor muele su pan,
que desmenuzan la harina,
y la sacan candeal.
Río con sus pensamientos,
que unos vienen y otros van,
y apenas llego a la orilla,
cuando ansí escucho cantar:
Borbollicos hacen las aguas
cuando ven a mi bien pasar;
cantan, brinca, bullen, corren
entre conchas de coral;
y los pájaros dejan sus nidos,
y en las ramas del arrayán
vuelan, cruzan, saltan, pican
toronjil, murta y azahar.

Los bueyes de las sospechas
el río agotando van;
que donde ellas se confirman,
pocas esperanzas hay;
y viendo que a falta de agua
parado el molino está,
desta suerte le pregunta
la niña que empieza a amar:

-Molinico, ¿por qué no mueles?

-Porque me beben el agua los bueyes.

Vió el amor lleno de harina
moliendo la libertad
de las almas que atormenta,
y ansí le cantó al llegar:

-Molinero sois, amor,
y sois moledor.

-Sí lo soy, apártense,
que le enharinaré.

Autor del poema: Tirso de Molina

83.33%

votos positivos

Votos totales: 12

Comparte:

LECTURA DE SHAKESPEARE (SONETO 66)

Asqueado de todo esto, me resisto a vivir.
Ver la Conciencia forzada a mendigar
y la Esperanza acribillada por el Cinismo
y la Pureza temida como una pesadilla
y la Inquietud ganancia de pescadores
y la Fe derrochada en sueños de café
y nuestro Salvajismo alentado como Virtud
y el Diálogo entre la carne y las bayonetas
y la Verdad tapada con un Dedo
y la Estabilidad oliendo a establo
y la Corrupción, ciega de furia, a dos puños: con espada
y balanza
Asqueado de todo esto, preferiría morir,
de no ser por tus ojos, María,
y por la patria que me piden.

Autor del poema: Gabriel Zaid

83.33%

votos positivos

Votos totales: 12

Comparte:

DOS CANCIONES DE AMOR PARA EL OTOÑO

I

Cuando ya nada pido
y casi nada espero
y apenas puedo nada
es cuando más te quiero

II

Basta que estés, que seas
que te pueda llamar, que te llame María
para saber quién soy y conocer quién eres
para saberme tuyo y conocerte mía
mi mujer entre todas las mujeres.

Autor del poema: José Coronel Urtecho

83.33%

votos positivos

Votos totales: 30

Comparte:

Me faltas

Enviado por patrik_1925  Seguir

No sabes lo que te quiero,
de que yo por ti me muero
solo tu me haces faltas
para que este completo.

Amor por larga distancia
solo debo conformarme,
ya que yo en tu corazón
yo entrar no puedo estar.

Se que yo no importo mucho
apenas tu me conoces
pero eso no impedirá
decirte que tu me falta

83.33%

votos positivos

Votos totales: 42

Comparte:

Mi perdicion

Enviado por adrianny-gold  Seguir

Me perdí en tus ojos,
tan oscuros como la noche,
pero tan hermosos
como el brillo que exhibes.

Me perdí en tu mirada,
esa que en el fondo me quemaba,
y claro, sin decirte nada
deje que me conquistaras.

Me perdi en tus labios,
sin defecto encontrado,
a los míos llamaron
y respondí sin dudarlo.

Me perdí en tu cuerpo,
fue como soñar despierto
y tu con un apasionado beso
me elevaste al cielo.

Me perdí en tu belleza,
que hipnotiza a cualquiera,
tu eres el que con destreza
me hace un lío la cabeza.

me perdí en tu fragancia,
esa que embriaga
y es tan grata
como flor nueva en la mañana.

Me perdí en tu ardentía,
tu, mi autoría,
me robaste la vida
luego de hacer lo que querías.

Me perdí en tu amor,
y me transformo
porque tomo mi corazón
y se lo robo.

Me perdí en ti,
por ti llegaria hasta el fin,
me entregaría a morir
y aun seria feliz.

Autor: Adrianny Garcia

83.33%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:

Desde el 21 hasta el 30 de un total de 367 Poemas de amor

Añade tus comentarios