391 Poemas de amor 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

LAS QUEJAS DE SU AMOR

Bellísima parece
al vástago prendida,
gallarda y encendida
de abril la linda flor;
empero muy más bella
la virgen ruborosa
se muestra, al dar llorosa
las quejas de su amor.

Suave es el acento
de dulce amante lira,
si al blando son suspira
de noche el trovador;
pero aun es más suave
la voz de la hermosura
si dice con ternura
las quejas de su amor.

Grato es en noche umbría
al triste caminante
del alma radiante
mirar el resplandor;
empero es aun más grato
el alma enamorada
oír de su adorada
las quejas de su amor.

Autor del poema: José de Espronceda

84.28%

votos positivos

Votos totales: 159

Comparte:

LOS AMOROSOS

Los amorosos callan.
El amor es el silencio más fino,
el más tembloroso, el más insoportable.
Los amorosos buscan,
los amorosos son los que abandonan,
son los que cambian, los que olvidan.

Su corazón les dice que nunca han de encontrar,
no encuentran, buscan.
Los amorosos andan como locos
porque están solos, solos, solos,
entregándose, dándose a cada rato,
llorando porque no salvan al amor.

Les preocupa el amor. Los amorosos
viven al día, no pueden hacer más, no saben.
Siempre se están yendo,
siempre, hacia alguna parte.
Esperan,
no esperan nada, pero esperan.

Saben que nunca han de encontrar.
El amor es la prórroga perpetua,
siempre el paso siguiente, el otro, el otro.
Los amorosos son los insaciables,
los que siempre -¡que bueno!- han de estar solos.
Los amorosos son la hidra del cuento.

Tienen serpientes en lugar de brazos.
Las venas del cuello se les hinchan
también como serpientes para asfixiarlos.
Los amorosos no pueden dormir
porque si se duermen se los comen los gusanos.
En la oscuridad abren los ojos
y les cae en ellos el espanto.
Encuentran alacranes bajo la sábana
y su cama flota como sobre un lago.

Los amorosos son locos, sólo locos,
sin Dios y sin diablo.
Los amorosos salen de sus cuevas
temblorosos, hambrientos,
a cazar fantasmas.
Se ríen de las gentes que lo saben todo,
de las que aman a perpetuidad, verídicamente,
de las que creen en el amor
como una lámpara de inagotable aceite.

Los amorosos juegan a coger el agua,
a tatuar el humo, a no irse.
Juegan el largo, el triste juego del amor.
Nadie ha de resignarse.
Dicen que nadie ha de resignarse.
Los amorosos se avergüenzan de toda conformación.
Vacíos, pero vacíos de una a otra costilla,
la muerte les fermenta detrás de los ojos,
y ellos caminan, lloran hasta la madrugada
en que trenes y gallos se despiden dolorosamente.

Les llega a veces un olor a tierra recién nacida,
a mujeres que duermen con la mano en el sexo,
complacidas,
a arroyos de agua tierna y a cocinas.
Los amorosos se ponen a cantar entre labios
una canción no aprendida,
y se van llorando, llorando,
la hermosa vida.

Autor del poema: Jaime Sabines

84.25%

votos positivos

Votos totales: 381

Comparte:

CONFESIÓN

esperando a la muerte
como a un gato
que saltará sobre la
cama

estoy muy afligido por
mi esposa

ella verá este
tieso
blanco
cuerpo
lo sacudirá una vez, quizás
de nuevo

“Hank!”

Hank no
responderá

no es mi muerte lo que
me preocupa, es mi esposa
abandonada con este
montón
de nada.

quiero
hacerle saber
sin embargo
que todas las noches
durmiendo
a su lado

incluso los más triviales
argumentos
fueron cosas
siempre espléndidas


y las difíciles
palabras
que siempre temí
decir
pueden ser
dichas ahora:

Te
amo.

Autor del poema: Charles Bukowski

84.13%

votos positivos

Votos totales: 126

Comparte:

LO DIFÍCIL

Enamorarse es fácil.

Uno puede enamorarse
-sin demasiado esfuerzo-
varias veces al día,
a nada
que se lo proponga
y se mueva un poco por ahí;
y si es verano,
mi te cuento.

Enamorarse no tiene
mayor mérito.
Lo realmente difícil
-no conozco
ningún caso-
es salir entero
de una historia de amor.

Autor del poema: Karmelo Iribarren

83.98%

votos positivos

Votos totales: 231

Comparte:

DOS CANCIONES DE AMOR PARA EL OTOÑO

I

Cuando ya nada pido
y casi nada espero
y apenas puedo nada
es cuando más te quiero

II

Basta que estés, que seas
que te pueda llamar, que te llame María
para saber quién soy y conocer quién eres
para saberme tuyo y conocerte mía
mi mujer entre todas las mujeres.

Autor del poema: José Coronel Urtecho

83.87%

votos positivos

Votos totales: 31

Comparte:

SI SUPIERAS NIÑA INGRATA

A Ch...


Si supieras, niña ingrata,
lo que mi pecho te adora;
si supieras que me mata
la pasión que por ti abrigo;
tal vez, niña encantadora,
no fueras tan cruel conmigo.

Si supieras que del alma
con tu desdén ha volado
fugaz y triste la calma,
y que te amo más mil veces,
que las violetas al prado
y que a los mares los peces;

tal vez entonces, hermosa,
oyeras el triste acento
de mi querella amorosa;
y atendiendo a mi reclamo,
mitigaras mi tormento
con un beso y un "yo te amo".

Si supieras, dulce dueño,
que tú eres del alma mía
el solo y único sueño;
y que al mirar tus enojos,
la ruda melancolía
baña en lágrimas mis ojos;

tal vez entonces me amaras,
y con tus labios de niño
mis labios secos besaras;
y cariñosa y sonriente
a mi constante cariño
no fueras indiferente.

Ámame, pues, niña pura
ya que has oído el acento
del que idolatrarte jura;
y atendiendo a mi reclamo,
ven y calma mi tormento
con un beso y un "yo te amo".

Autor del poema: Manuel Acuña

83.78%

votos positivos

Votos totales: 111

Comparte:

Me faltas

Enviado por patrik_1925  Seguir

No sabes lo que te quiero,
de que yo por ti me muero
solo tu me haces faltas
para que este completo.

Amor por larga distancia
solo debo conformarme,
ya que yo en tu corazón
yo entrar no puedo estar.

Se que yo no importo mucho
apenas tu me conoces
pero eso no impedirá
decirte que tu me falta

83.72%

votos positivos

Votos totales: 43

Comparte:

HERMOSÍSIMA por Doblezero (versión soneto)

Enviado por doblezeroo  Seguir


.......

Qué dulcísimos labios de frambuesa
que sorben del azúcar el aliento,
el tacto de la pluma en movimiento
y el oro de la tarde cordobesa.

Qué candente mirada de tigresa
que emana de tu rostro temulento
de abriles, de atarraya, de destiento
y viene cual metralla a por su presa.

Qué cintura de cántaro y guitarra,
qué hermosura de jaca por melena
que en los ríos del viento se desbarra.

Qué aceituna enlunada, ¡ay morena!,
que en tropeles de lumbre y cimitarra
me desnudas pulmones de cayena.

AUTOR: DOBLEZERO



83.33%

votos positivos

Votos totales: 1002

Comparte:

TU ENCANTO

Enviado por israelmg  Seguir

He mirado la puesta de sol hace solo unos minutos,
ocultándose detrás de esos viejos cerros,
ese paisaje que he contemplado desde mi niñez,
tiene un toque nostálgico después de tanto tiempo.
Pareciera la escena como un cuadro dibujado por
un pintor,
pero he descubierto un infalible encanto
al recordar tu silueta,
aquella que me llena de ilusión todas las mañanas.
Es que tu belleza es tan inefable que no puedo
describirla,
aunque mi vocabulario fuera el más amplio
con el pasar de los días las palabras se me
acabarían.
Tu encanto me mantiene en vela en mi habitación,
ese espacio que me ha visto frustrarme, reír o llorar,
pero que ahora en donde han nacido todos esos poemas,
que te he escrito.
Algunas veces en esas madrugadas llenas de pasión
por ti y las letras,
pienso si algunas veces he visitado tus sueños como
tú visitas los míos a diario,
luego todo se pierde en un profundo suspiro.

GISETH

83.33%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:

MI AMOR POR TI ES MUCHO MÁS QUE AMOR

Mi amor por ti es mucho más que amor,
es algo que se amasa día a día,
es proyectar tu sombra junto a mí,
hacer con ellas una sola vida.

Las miradas que ya al conocer
se hablan entre sí en la distancia,
no hacen falta palabras...qué más da!
si ya interpretamos lo que claman.

Los mil detalles que tienes tú por mí,
mi descaro al advertir en lo que fallas,
el sincerarme cuando hay que decir
lo que sinceramente no se calla.

Mi amor por ti es mucho más que amor.
Mi amor por ti es como una nevada,
un torrente de luz, algo tan bello...
como ponerse el sol o amanecer el alba.

Autor del poema: Roque Dalton

83.33%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:

Desde el 21 hasta el 30 de un total de 391 Poemas de amor

Añade tus comentarios