367 Poemas de amor 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

La belleza de su mirada

Enviado por uriel  Seguir

Aún puedo recordar su mirada, la pureza de aquellos ojos que se encontraban perdidos que suerte que los encontré para mi, tuve la meta de hacerla feliz y asi fue.

Comenze a idear planes que me llevarán a una respuesta de porque me gustaba tanto aquella chica, era su cabello, era su físico o solo su risa. No me importaba tenia un aroma que emanaba que me hacía volver a ella.

Ella era fría y ella podía ser seria eso creo, pero solo tenía un miedo y era a perderla, es increíble la felicidad que me causaba verla sonreír sentia que solo pertenecía allí. Estar a su lado era mi lugar favorito y por eso expresó mis sentimientos por escrito.

La belleza de su sonrisa me cautivaba, estaba seguro que la amaba, era hora de dar el paso que me llevará hasta sus brazos y terminar por la tarde con la calidez de uno de sus abrazos.

La belleza de su mirada era increíble, rayos de sol reflejando una conexión sentida por los dos, un ambiente tranquilo solo sentia como ella llenaba ese espacio vacío en mi corazón.

Siempre hay algo en que creer a su lado mis sueños podia ver, es una gran emocion de encontrar en ti tanta perfeccion y cuando sintamos que nos perdemos crearemos un nexo que se cierre con un beso y la belleza de tu sonrisa.

81.75%

votos positivos

Votos totales: 137

Comparte:

Ahí voy a estar

Enviado por lunaroja  Seguir

Ya no quiero verte llorar
Si lo haces yo quiero que sea de felicidad
Si algún día ya no puedes más
Nunca olvides que al despertar ahí voy a estar.

81.65%

votos positivos

Votos totales: 158

Comparte:

LAS QUEJAS DE SU AMOR

Bellísima parece
al vástago prendida,
gallarda y encendida
de abril la linda flor;
empero muy más bella
la virgen ruborosa
se muestra, al dar llorosa
las quejas de su amor.

Suave es el acento
de dulce amante lira,
si al blando son suspira
de noche el trovador;
pero aun es más suave
la voz de la hermosura
si dice con ternura
las quejas de su amor.

Grato es en noche umbría
al triste caminante
del alma radiante
mirar el resplandor;
empero es aun más grato
el alma enamorada
oír de su adorada
las quejas de su amor.

Autor del poema: José de Espronceda

81.62%

votos positivos

Votos totales: 136

Comparte:

RECINTO

Antes que otro poema
- del mar, de la tierra o del cielo -
venga a ceñir mi voz, a tu esperada
persona limitándome, corono
más alto que la excelsa geografía
de nuestro amor, el reino ilimitado.

Y a ti, por ti y en ti vivo y adoro.
Y el silencioso beso que en tus manos
tan dulcemente dejo,
arrinconada mi voz,
al sentirme tan cerca de tu vida.

Antes que otro poema
me engarce en sus retóricas,
yo me inclino a beber el agua fuente
de tu amor en tus manos, que no apagan
mi sed de ti, porque tus dulces manos
me dejan en los labios las arenas
de una divina sed.

Y así eres el desierto por
el cuádruple horizonte de las ansias
que suscitas en mí; por el oasis
que hay en tu corazón para mi viaje
que en ti, por ti, y a ti voy alineando,
con la alegría del paisaje nido
que voltea cuadernos de sembrados.

Antes que otro poema
tome la ciudadela a fuego ritmo,
yo te digo, callando,
lo que el alma en los ojos dice solo.
La mirada desnuda, sin historia,
ya estés junto, ya lejos,
ya tan cerca o tan lejos o cerca reprimirse
y apoderarse en la luz de un orbe lágrima,
allá, aquí, presente, ausente,
por ti, a ti, y en ti, oh ser amado,
adorada persona
por quien -secretamente- así he cantado.

Autor del poema: Carlos Pellicer

81.48%

votos positivos

Votos totales: 135

Comparte:

nadie como tú

Enviado por kitac  Seguir

Tu nadie como tú
Tu cuerpo, tus ojos
Tu simplemente tú
El que vuelve mis días una locura
El que vuelve las horas en segundos
Segundos que amaría que no se acabaran
Y horas que se vuelvan años
Años que se vuelvan siglos
Siglos que se conviertan en décadas
Décadas que se conviertan en misterios
Misterios que solo tú y yo lo supiéramos

81.48%

votos positivos

Votos totales: 27

Comparte:

DEFINICIÓN DE AMOR

¿Rogarla? ¿Desdeñarme? ¿Amarla
¿Seguirla? ¿Defenderse? ¿Asirla? ¿Airarse?
¿Querer y no querer? ¿Dejar tocarse
ya persuasiones mil mostrarse firme?

¿Tenerla bien? ¿Probar a desasirse?
¿Luchar entre sus brazos y enojarse?
¿Besarla a su pesar y ella agraviarse?
¿Probar, y no poder, a despedirme?

¿Decirme agravios? ¿Reprenderme el gusto?
¿Y en fin, a beaterías de mi prisa,
dejar el ceño? ¿No mostrar disgusto?

¿Consentir que la aparte la camisa?
¿Hallarlo limpio y encajarlo justo?
Esto es amor y lo demás es risa.

Autor del poema: Francisco de Quevedo

81.33%

votos positivos

Votos totales: 150

Comparte:

AL ROMPER EL DÍA

Es cierto, es ya de día, ¿y a nosotros
qué nos importa? ¿Piensas levantarte
de nuestra cama? ¿Por qué, porque hay luz?
¿Nos acostamos porque anochecía?
Amor, que aquí nos trajo a pesar de la noche,
debiera mantenernos juntos pese al día.

La luz no tiene lengua, es toda ojo;
si hablar pudiera como puede espiar,
lo peor de que podría ser testigo
es de que, estando bien, querría quedarme
y de que tanto amé a mi corazón y honor
que no acepté alejarme de su dueño.

¿Te debe alejar tu trabajo de mí?
Oh, ése es el más cruel mal del amor:
el pobre, el falso, el flojo aceptan
amar con calma, no el hombre ocupado.
Quien tiene trabajo y seduce a una dama perjura
igual que un hombre casado que corteja a otra.

Autor del poema: John Donne

81.25%

votos positivos

Votos totales: 16

Comparte:

TE DESEO

Te deseo primero que ames,
y que amando, también seas amado.
Y que, de no ser así, seas breve en olvidar
y que después de olvidar, no guardes rencores.
Deseo, pues, que no sea así, pero que sí es,
sepas ser sin desesperar.

Te deseo también que tengas amigos,
y que, incluso malos e inconsecuentes
sean valientes y fieles, y que por lo menos
haya uno en quien confiar sin dudar.

Y porque la vida es así,
te deseo también que tengas enemigos.
Ni muchos ni pocos, en la medida exacta,
para que, algunas veces, te cuestiones
tus propias certezas. Y que entre ellos,
haya por lo menos uno que sea justo,
para que no te sientas demasiado seguro

Te deseo además que seas útil,
más no insustituible.
Y que en los momentos malos,
cuando no quede más nada,
esa utilidad sea suficiente
para mantenerte en pie.

Igualmente, te deseo que seas tolerante,
no con los que se equivocan poco,
porque eso es fácil, sino con los que
se equivocan mucho e irremediablemente,
y que haciendo buen uso de esa tolerancia,
sirvas de ejemplo a otros.

Te deseo que siendo joven no
madures demasiado de prisa,
y que ya maduro, no insistas en rejuvenecer,
y que siendo viejo no te dediques al desespero.
Porque cada edad tiene su placer
y su dolor y es necesario dejar
que fluyan entre nosotros.

Te deseo de paso que seas triste.
No todo el año, sino apenas un día.
Pero que en ese día descubras
que la risa diaria es buena, que la risa
habitual es sosa y la risa constante es malsana.

Te deseo que descubras,
con urgencia máxima, por encima
y a pesar de todo, que existen,
y que te rodean, seres oprimidos,
tratados con injusticia y personas infelices.

Te deseo que acaricies un gato,
alimentes a un pájaro y oigas a un jilguero
erguir triunfante su canto matinal,
porque de esta manera,
te sentirás bien por nada.

Deseo también que plantes una semilla,
por más minúscula que sea, y la
acompañes en su crecimiento,
para que descubras de cuántas vidas
está hecho un árbol.

Te deseo, además, que tengas dinero,
porque es necesario ser práctico,
Y que por lo menos una vez
por año pongas algo de ese
sólo para que quede claro
quién es el dueño de quién.

Te deseo también que ninguno
de tus defectos muera, pero que si
muere alguno, puedas llorar
sin lamentarte y sufrir sin sentirte culpable.

Te deseo por fin que, siendo hombre,
tengas una buena mujer, y que siendo
mujer, tengas un buen hombre,
mañana y al día siguiente, y que cuando
estén exhaustos y sonrientes,
hablen sobre amor para recomenzar.

Si todas estas cosas llegaran a pasar,
no tengo más nada que desearte.

Autor del poema: Sergio Jockymann

80.92%

votos positivos

Votos totales: 304

Comparte:

tu boca

Enviado por daniel  Seguir

Tu boca hecho con mágicos pinceles,
más que boca es cualquier húmeda granada
que pide tentadora y encarnada
un beso audaz que la derrita en mieles.

Cuando en tus risas entreabrirlas sueles
se difunde en la atmósfera extasiada
el grato olor de fruta sazonada
que hay en la intimidad de los vegetales.

Es abreviada gruta de frescura
constreñido paréntesis de flores
y animado jardín en miniatura.

Yo la besare en férvido embeleso
para sentir, muriéndose de amores,
la eternidad en la embriagues de un beso.

80.91%

votos positivos

Votos totales: 110

Comparte:

Por que la vida es mejor contigo.

Enviado por tania_palavez  Seguir

Por que la vida es mejor contigo (parte 1)

Es increíble lo que tengo en mi vida,
Si te contará que hace días
no tenía otras opciones, más que no volver a despertar mientras dormía,
mientras el sol llegaba y por fin se hacia de día.

Ha sido una larga subida,
me encuentro pensando, razonando que ha sido de mis días.
Me pregunté porque quiero seguir viviendo y
me ha bastado con verme en tus ojos para seguir sonriendo,
he olvidado todos mis problemas,
pienso en ti y suspiro,
así es como empecé a escribir por que la vida es mejor contigo.

Hay algo que no te he dicho:
conocí el amor al hacer el amor contigo.
Siempre supe la respuesta,
Sabía que se sentía diferente a todo lo que había sentido.
Tengo mil razones para seguir contigo,
me devolviste la alegría y las ganas de seguir viviendo y me sacaste del fango en el que me estaba pudriendo.

No hay nada que pueda expresar exactamente lo que siento
Y quisiera gritarlo pero me falta el aliento,
debo agradecerte por todo lo que haz hecho
y aunque no parezca que lo he hecho, es necesario que sepas que lo aprecio pero
ha sido mi culpa que no sea tan evidente,
perdoname porque a veces soy demasiado exigente,
no sé que me ha pasado en estos días, últimamente
no entiendo porque tengo este nudo en la garganta y estas ideas cruzando por mi mente.

Hay algo que debo decirte:
haz hecho más por mi de lo que alguna vez creíste.
Un día pensé en terminarlo todo y lo último que quería era escuchar tu voz y ver tu rostro.
Tenía la intención de tomarme esas pastillas y
pensé en ti mientras tomaba la navaja y la paseaba sobre mis venas y a las orillas,
deseé estar en tus brazos aunque fuera mentira, con nuestros recuerdos en las manos
la muerte se resbala por mis mejilla, las navajas no cortaron la piel ni tampoco la agonía pero
más de una vez tu recuerdo me haz salvado la vida.

80.65%

votos positivos

Votos totales: 31

Comparte:

Desde el 51 hasta el 60 de un total de 367 Poemas de amor

Añade tus comentarios